¿No te ha sucedido alguna vez que hayan comenzado a pasarte cosas poco normales y negativas una tras otra? ¿No te has sentido en algún momento de tu vida como si un tuerto te hubiera mirado y no has sido capaz de levantar cabeza durante un periodo largo de tiempo? Es posible que se deba a un mal de ojo.

Muchas personas creen en la brujería y en la capacidad de otras personas de crear maleficios y hacerte pasar por un mal rato. Conozcamos un poco más este tipo de brujería para poder comprenderla mejor.mal de ojo, brujería

¿Qué es el mal de ojo?

Según las creencias populares el mal de ojo es la capacidad de ciertas personas de, con solo mirarte, producir ciertas desgracias y situaciones negativas en tu vida a modo de maleficio. Es común en muchas culturas y en algunas incluso se habla de la capacidad de otras personas de llevar a niveles muy avanzados esta habilidad, hasta tal punto que incluso han producido muertes directas. A las personas que se sienten hechizadas por la mirada de estos “magos” se las dice que les han echado un mal de ojo

Como decimos, se trata de una creencia popular que está presente en muchas culturas. Podemos verla reflejada a lo largo de los siglos en todo tipo de textos, por ejemplo, dentro de la Biblia, en el Nuevo Testamento, además de en textos babilonios, asirios y sumerios. En la antigüedad se pensaba que esta habilidad pertenecía a las brujas, las únicas capaces de provocar un mal de ojo que podía hacerte sufrir de amor, que te pasaran cosas malas o incluso llegar a provocarte la muerte.

Si eres creyente de este tipo de supersticiones es probable que, después de varias coincidencias negativas un tanto extrañas, te preguntes “¿tengo mal de ojo?”.  En caso de ser así, te recomendamos que leas el siguiente post para saber cómo averiguarlo.Cómo saber si tengo mal de ojo

Que Necesitas

Para saber si tienes mal de ojo vas a necesitar

  • Leer el siguiente post
  • Aceite de oliva
  • 1 limón
  • Azúcar
  • Sal
  • Creer en la brujería

Instrucciones

Paso a paso para saber si tienes mal de ojo

  1. Usa aceite de oliva, un cuenco y algo de agua. Para comprobar si padeces este mal, deberás de mojar el dedo corazón de la mano con la que escribes, en aceite. A continuación, mantenlo sobre el cuenco lleno de agua y espera a que caigan un total de 3 gotas. Si notas que las gotas se juntan o que se muestran separadas pero formando círculos concéntricos, puede que padezcas de mal de ojo.
  2. Corta un limón en 4 partes y unta su pulpa con una cucharada de azúcar para cada trozo. Coloca los limones en un plato y mantén este plato debajo de tu cama durante 3 noches seguidas. A la cuarta noche, saca el plato de debajo de tu cama. Si el limón se ha tornado a un color negro, es posible que padezcas de mal de ojo.
  3. Coloca debajo de tu cama un plato con un poco de sal, por lo menos 3 o 4 cucharadas soperas. Déjalo durante la noche, y, al despertar, comprueba el estado de la sal. Si ésta se ha teñido de rojo, está húmeda o se ha dispersado de forma poco natural, es probable que padezcas de mal de ojo.

Consejos

Síntomas físicos que pueden indicar que padeces mal de ojo

  1. Si comienzas a notar que tienes dolores de cabeza muy intensos, que el estómago te falla y te molesta bastante, notas los ojos hinchados, como si fueran a salírsete de las cuencas e incluso calambres en las piernas.
  2. Si acudes a tu médico y no encuentra ninguna razón para este tipo de malestar, es posible que se trate de mal de ojo.
  3. El mal de ojo provoca estos dolores por causas sencillas: el dolor de cabeza y de ojos, para que la persona no pueda concentrarse y solo piense en el dolor; el dolor de estómago, para debilitar a la persona y hacer que le resulte difícil comer; los calambres en las piernas, para evitar que puedas moverte con comodidad y te sientas todavía más desgraciado.

Síntomas mentales que pueden indicar que padeces mal de ojo

  1. Aunque lo normal es que el mal de ojo se base en un malestar físico continuado que te debilita lentamente, pudiendo incluso, según algunos creyentes, llegar a provocar la muerte, es también posible que este mal de ojo también repercuta en tu estado mental.
  2. Entre los antecedentes más habituales en este apartado, se encuentran las alucinaciones en personas que nunca han demostrado ningún malestar psiquiátrico, y que después de acudir al médico, el especialista no parece encontrar explicación aparente a esta situación.
  3. También es posible entristecer a la persona con el mal de ojo, tanto, que es posible que pueda llegar a caer en una depresión. Cómo saber si tengo mal de ojo
¿Te ha gustado?
39 usuarios han opinado y a un 94,87% le ha gustado.