Sumar es una de las cuatro operaciones aritméticas básicas, junto con la resta, la multiplicación y la división, y además es la más sencilla. Consiste en añadir valor a un número, sumándole otro. El número o números que vamos añadiendo se llaman sumandos, por eso mismo, porque suman, añaden, una cantidad a la primera. Y el resultado de la operación se denomina suma o total.

Para sumar hay que poner las cantidades una encima de la otra, da igual que qué orden, y es que en la suma el orden de los factores no altera el producto, ya que es lo mismo 3+2 que 2+3, el resultado va ser 5 independientemente de qué cantidad esté encima de la otra. Habrá que tener en cuenta las cifras decimales y colocar las cantidades de forma correcta.

Siempre se empieza a sumar por la derecha y es que es muy probable que nos tengamos que llevar algún número. Esto es cuando la cantidad sumada supera la unidad y pasa a la decena, es decir, que el resultado es 10 o superior, en este caso nos llevamos una, esa decena, y la pasamos a la columna de la izquierda para sumársela al próximo número. En caso de que la suma en lugar de ser superior a 10, sea superior a 20 o a 30, nos llevaremos los decimales necesarios, en estos casos 2 y 3 respectivamente.

Poniendo como ejemplo una suma sencilla de dos cifras como 46+53, lo que tenemos que hacer es colocar las cantidades una debajo de la otra y sumar columna por columna, siempre empezando por la columna de la derecha.

  1. Cuánto son 6+3, lo hacemos y el resultado es 9.
  2. Cuánto es 4+5, el resultado es 9.
  3. Juntamos las dos cifras y concluimos que 46+53 tiene un total de 99.

En el caso de que sean cantidades de tres cifras o que en lugar de dos cantidades haya que sumar 3 o 4 haríamos lo mismo pero teniendo en cuenta que habrá que llevarse algún número. Tomemos como ejemplo 45+23+65:

  1. Sumamos 5+3+5, lo hacemos y el resultado es 13.
  2. Sumamos 4+2+6, lo hacemos y el resultado es 12, pero hay que tener en cuenta que nos llevamos una del 13.
  3. Juntamos las cifras, el 3 de la derecha y el 13 de la izquierda, que como no hay más columnas a su izquierda, nos quedamos con las cifras que hayan salido, ya sean dos o tres, así que el resultado es 133.

Hay dos tipos de sumas, las sencillas o aquellas en las que no nos llevamos nada, como puede ser 4+3 que es 7; y aquellas en la que hay que llevarse números, dependiendo de la cantidad que sea nos llevaremos más o menos números hacia la izquierda.

Siempre se puede comprobar si una suma está bien hecha con una resta. Tomando como ejemplo el puesto anteriormente de 46+53 cuya solución era 99, tendremos que, a 99 restarle una de las dos cantidades y tendría que dar como resultado la otra. Es decir, si a 99 le restamos 46, tiene que salir 53; y si a 99 le restamos 53, tendría que salir 46. Si el resultado no fuese este, es que nos hemos equivocado en algún momento de la operación y tendremos que repetirla de nuevo.

Cuando tenemos una suma en la que nos tenemos que llevar, esto sucede por una sencilla razón: en cada columna solo podemos colocar un número, menos en la primera ya que ha terminado la operación y podemos colocar más. Al poder colocar solo uno, si la suma supera el número 9, es decir sale como resultado 10 o mayor, nos quedaremos con la cifra de la derecha, en este caso sería el 0, pero si el resultado hubiera sido 14, nos quedaríamos con el 4, ¿pero qué hacemos con el 1 restante?, ese 1 es el que tenemos que sumarle a la columna contigua de la izquierda. Por lo que si en la izquierda hay un 7 arriba y un 2 abajo, su resultado es 9, pero hay que añadirle ese 1 que nos ha sobrado de la primera. Por lo tanto tenemos que colocar un 0, lo que quiere decir que volvemos a superar el número 9 y habría que llevarse otra vez esa decena que sobra hacia la columna de la izquierda, así hasta que no haya más columnas y no nos podamos llevar más números, por lo que en la última operación se colocarán los que salgan, aunque sea un resultado de dos o tres cifras.

El proceso es siempre el mismo, independiente de la cantidad de cifras que tenga cada cantidad, y del número de cifras que haya que sumar. Si es de cuatro cifras, podrás llevarte hasta la tercera, y en la cuarta ya podrás ponerle las dos cifras, de la unidad y de la decena, al total. Si es de cinco, no podrás poner dos cifras como resultado de una suma de columnas, hasta la última de ellas. El proceso es siempre el mismo, solamente tienes que fijarte en las cifras que te llevas.

Consejos para sumar

  • Fíjate en que colocas bien los números antes de empezar con la operación, que las decenas encajen con las decenas, las unidades con las unidades…sino el resultado será erróneo y tendrás que repetirlo.
  • Acuérdate siempre si te llevas algún número, porque luego lo tendrás que tener en cuenta para la siguiente cifra de la izquierda. Si quieres, lo que puedes hacer es, como estás sumando las cantidades poniéndolas unas encima de las otras, coloca arriba de la columna el número que te llevas. Si de la derecha te ha salido 22 de resultado, súbete arriba el 2, entonces en esa columna tendrás que sumarle las cifras correspondientes a las cantidades más ese 2. De esta forma no se te olvidará lo que te llevas, de hecho puede ponerlo en otro color para que sepas que ese número es el resultado de la columna anterior.
  • Comprueba siempre las sumas que hagas, puede que lo hayas hecho muy rápido y que no te dé siempre el mismo resultado. Sobre todo si estás aprendiendo a sumar, es aconsejable que hagas cada cuenta dos veces.
  • Si al hacer la suma ves que la cantidad no es muy lógica, por ejemplo si sumas 1.456+2.345 y el resultado te sale dos mil o mil y algo, repítela, y es que en una suma el resultado no puede ser menos que las cantidades. Puede que te hayas equivocado o que sin querer lo hayas restado en lugar de sumado.
  • Si lees un problema matemático, ve copiando las cantidades una debajo de la otra a medida que veas lo que tienes que sumar en el enunciado y es que, como el orden de los factores no altera el producto, si los apuntas uno a uno evitarás saltarte uno de ellos y que el problema lo hagas mal.
  • Coloca los puntos, es decir, si la cifra supera el millar ponle un punto para saber las cifras que tiene, del mismo modo que si es un decimal y tiene coma (,), no te olvides de ponérsela porque además de que si no la pones el resultado estará mal, así es más fácil colocar cifras una debajo de la otra.

¿Que necesitas para sumar?

  • Papel
  • Lápiz

Video

Si te gustan nuestros vídeos síguenos
¿Te ha gustado?
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.