El órgano más importante de todo el cuerpo, es el cerebro, ya que básicamente pensamos y actuamos al 99% a partir del mismo. Este órgano, es un órgano muy complejo, que manda todas las órdenes al cuerpo y digamos, que es el que manda.

Además de eso, este órgano se encarga de manejar los impulsos nerviosos, los estímulos y también es el encargado de realizar funciones inconscientes como respirar o caminar. Todo esto aunque parezca mentira, lo controla el cerebro.

Además, también sabemos que controla emociones como el amor, así que realmente cuando tengas un desamor, no debes echarle la culpa a tu corazón, sino al cerebro, ya que es el que se encarga realmente de todo.

Por supuesto, también se encarga del pensamiento matemático y su capacidad es el que distingue mejor a las personas inteligentes y a las más torpes, además de distinguir al ser humano de los animales.

Por este motivo, teniendo una mente tan evolucionada y compleja, no sólo podemos limitarnos a decir que la mente sirve para ayudarnos a X cosa, sino que también tenemos que examinarla a fondo, parte por parte.

El cerebro está dividido en varias partes, las cuales a su vez se dividen en más subpartes y así sucesivamente. Este órgano tiene las partes diferenciadas porque cada una realiza una función, así que si quieres saber bien lo que hace el cerebro, se debe de estudiar parte por parte en vez de todo junto.

Para eso estamos nosotros, para analizar todas las partes de este complejo órgano y determinar el funcionamiento de cada una. Después de leer estas instrucciones, almacenarás en tu cerebro las partes de tu propio cerebro, lo cual te permitirá saber más sobre el mismo.

Instrucciones para Partes y Funciones principales del Cerebro

  1. Tallo cerebral:
    La primera parte del cerebro que vamos a ver, es el tallo cerebral, una parte que es la parte que se encuentra debajo del mismo. La principal función de esta parte, es controlar algunas funciones importantísimas para el cuerpo humano, pero que se realizan de forma involuntaria. Por ejemplo, tenemos la respiración, el control de los latidos del corazón, la digestión, el control de la tensión arterial y demás. Estas partes se realizan sin nuestro control, pero son importantísimas para poder vivir de forma normal. Esta parte se conecta directamente a la médula espinal, por la cual manda las señales a los órganos encargados de las funciones anteriormente mencionadas. Las tres partes de esta parte del cerebro, son el bulbo raquídeo, las protuberancias y finalmente el mesencéfalo.
  2. Cerebelo:
    Ahora vamos con la segunda parte del cerebro, la cual se conoce como cerebelo. Esta parte se sitúa en la parte posterior del cerebro y va pegada a él. El cerebelo se encarga principalmente de controlar algunas partes relacionadas con el movimiento del cuerpo, tanto de forma voluntaria, como de forma involuntaria Por ejemplo, sin este órgano, no podríamos caminar de forma coordinada y no podríamos tener equilibrio, ya que es el que se encarga de que podamos caminar erguidos, de poder correr, de poder caminar normalmente…Es más, los niños pequeños tardan en aprender a caminar debido a que este órgano aún no se ha desarrollado completamente.
  3. Cerebro:
    Finalmente, vamos con la parte más importante, es decir, el cerebro, el cual es la parte fundamental de nuestro cuerpo y la que lleva todo. El cerebro controla prácticamente todo lo consciente, como las emociones, los pensamientos, lo que recordamos, las decisiones, cómo reaccionamos ante un determinado estímulo, la toma de decisiones, la resolución de problemas… En fin, prácticamente todo, ya que es el que gestiona prácticamente todas las señales que recibimos y después las procesa de la forma correcta, tratando de realizar la mejor función posible. El cerebro se divide en varias partes, las cuales a su vez tienen varias subdivisiones de distintos tipos. Al ser un órgano tan importante y completo, vamos a verlas todas de una forma extensa, para así poder entenderlo de una forma más eficaz.

    1. Cerebro límbico:
      En primer lugar, tenemos el pequeño cerebro límbico, el cual también es conocido como cerebro emocional. Este cerebro no realiza funciones lógicas, pero sí que es el encargado de procesar las emociones como el amor, la tristeza, la alegría. También es el órgano que se encarga de que nos enamoremos, así como el que nos hace sufrir ante un desamor. Sin sistema límbico, seríamos robots sin sentimientos, así que sin duda es una de las partes más importantes del cuerpo, ya que nos hace ser seres sintientes.
    2. Corteza cerebral:
      La corteza cerebral básicamente se encarga de todo lo demás, es decir, del pensamiento lógico, de los recuerdos, de las canciones, del habla, de la escritura, de las matemáticas, de las imágenes… Esta parte del cerebro es la más grande y compleja y es sin duda la que más determina nuestro comportamiento. Es digamos la parte que sirve para poder controlar al cuerpo de forma consciente, ya que las partes que hemos visto antes lo hacen de forma inconsciente. Este órgano es muy complejo y se suele dividir de dos formas. Hay personas que lo dividen en dos hemisferios, uno para la parte no verbal y otro para la verbal. Otras personas lo dividen en 4 lóbulos distintos, uno para cada acción. Como ambas son correctas, vamos a ver ambas divisiones.
    3. División por hemisferios:
      Los partidarios de esta división, dividen el cerebro en dos hemisferios, el de la izquierda y el de la derecha. Cada uno se encarga de una cosa, de controlar una parte del cuerpo y de manejar ciertas funciones. Vamos a verlo.

      1. Hemisferio izquierdo: Este hemisferio, es capaz de controlar la parte derecha del cuerpo y es el más dominante en casi todas las partes (por eso la mayoría somos diestros). Esta parte del cuerpo se encarga de la expresión verbal de aquella persona, como por ejemplo la escritura, la lectura y sobre todo el pensamiento lógico y más consciente. Si por ejemplo tienes daños en este hemisferio, te costará leer y escribir de forma normal
      2. Hemisferio derecho:Este hemisferio, además de controlar la parte izquierda, es justamente al contrario que el otro, ya que no suele el dominante y se encarga del tema no verbal. Por ejemplo, este hemisferio controla la memoria, la intuición, la inteligencia musical y visual. Las personas con este hemisferio más desarrollado se cree que son zurdos y por este motivo, los zurdos suelen ser muy talentosos en deportes como el fútbol, por su mayor visión de juego y control de la pelota, gracias a un mayor desarrollo en este hemisferio.
    4. División por lóbulos:
      Esta división es parecida a la de los hemisferios, pero en vez de centrarse en partes diferentes, se centra en distintas funciones que puede hacer cada lóbulo. Hay un total de 4, los cuales se encuentran en ambos hemisferios, pero con funciones separadas y diferenciadas.

      1. Frontal:
        En primer lugar, tenemos el frontal, una parte que en la mayoría de ocasiones, tiene que ver mucho con el pensamiento lógico y matemático. Aquí básicamente se piensan los problemas y las posibles soluciones a los mismos, siendo la parte más lógica de todas.
      2. Parietal:
        En segundo lugar, tenemos el parietal, la cual es la zona de los estímulos. Si alguna vez sientes dolor, es porque el parietal está mandando las señales. Aquí también se controla el dolor, la temperatura, los 5 sentidos y es el que controla más o menos los estímulos que sentimos del exterior.
      3. Temporal:
        Como su nombre indica, el temporal es un lóbulo que está relacionado con el tiempo y los recuerdos, mejor dicho, con la memoria. En este lóbulo, se almacena todo lo que recordamos, pero no sólo los hechos, sino también las imágenes, los sonidos y también los estímulos que hemos asociado a un determinado recuerdo.
      4. Occipital:
        Finalmente, tenemos el occipital, del cual todavía no se sabe demasiado. Se cree que se encarga de todo lo visual, es decir, del que proyecta la imagen visual de los ojos en el cerebro, así que es el que permite que podamos ver. Sin embargo, todavía nos falta investigar mucho para conocer nuevas funciones del mismo.
  1. Sistema nervioso:
    El sistema nervioso no es una parte del cerebro como tal, pero no quería dejarla afuera por una razón muy simple, va conectada al cerebro. Digamos que el cerebro es el jefe del sistema nervioso, pero la forma en la que el cerebro controla al cuerpo se debe a este sistema de nervios situado por todo el cuerpo. El cerebro se conecta con este sistema a través de la médula espinal, la cual se conecta al tallo cerebral como hemos visto. Entonces, cualquier orden que demos desde el cerebro, va a ir por la médula directamente hacia los nervios, para que estos hagan el trabajo. Por ejemplo, si quiero escribir, el cerebro mandará órdenes de pulsar esta tecla. También se encarga de recoger los estímulos del parietal por ejemplo, ya que el parietal es que los procesa, pero no los recoge. En definitiva, el sistema nervioso aunque no forme parte del cerebro, sí que permite que éste funcione como todos conocemos.
¿Te ha gustado?
17 usuarios han opinado y a un 88,24% le ha gustado.