Cómo aprender lenguaje de señas

La comunicación es un proceso fundamental en el ser humano. Mediante ella transmitimos nuestros pensamientos, sentimientos, opiniones, etc. Sin importar cuáles sean nuestros antecedentes personales, dónde vivamos, cuáles sean nuestras creencias, todos sentimos la necesidad de expresarnos.

Esta es una verdad irrefutable, incluso en el caso de las personas que padecen algún tipo de discapacidad mental o física, tal como sucede con las personas sordomudas. A pesar de no poder articular palabras, utilizan sus manos y su lenguaje corporal para transmitir sus pensamientos y comunicar lo que desean decir.

Claro, esto puede ser un verdadero reto para aquellas personas que no dominan el lenguaje de señas, es decir, el “idioma” que emplean para comunicarse.

Es cierto que muchas personas con discapacidad auditiva han sido privadas de la educación seglar, ya sea por falta de recursos, por haber subestimado sus capacidades, por falta de interés o porque no existe una institución educativa que pueda atender sus necesidades especiales, y eso hace que no dominen el lenguaje de signos. Pero, siempre utilizan señas “caseras” para comunicarse con sus familiares y con las personas de su entorno.

señas

¿Conoces a alguna persona que sea sordomudo? ¿Quisieras poder comunicarte con él? ¿Te gustaría aprender el lenguaje de señas? Aunque no es considerado como un lenguaje universal, existen muchas semejanzas en las señas que se usan en un país y en otro.

Además, en este tipo de lenguaje, lo más importante es la gestualidad, ya que a través de ella puedes expresar mucho más que con cientos de palabras articuladas.

Pero, ¿qué debes hacer para aprender lengua de señas? ¿Por dónde comenzar? ¿Hay algún secreto que facilite el proceso de aprendizaje? En esta oportunidad estaremos dándole respuesta a estas y otras preguntas. Por eso, presta mucha atención y no te pierdas ningún detalle de este tema.

Instrucciones para aprender lenguaje de señas

señas

Lo primero que debe aprender, quien desea ser intérprete de lengua de señas, es su alfabeto, al cual se le conoce como alfabeto manual o dactilológico. Esta no es otra cosa que la representación manual del abecedario, hecho en el espacio. Su importancia radica en que es el medio que se usa cuando no existe un signo para lo que se quiere expresar, ya sea un objeto o pensamiento.

También se usa para aportar datos personales, como el nombre, el apellido o la dirección de habitación, y cuando es necesario conocer la escritura correcta de una determinada palabra. En estos casos, el deletreo se realiza en una posición cómoda cerca de la zona del hombro y del mentón.

Otras señas muy útiles son los días de la semana, los meses del año, los números y las palabras que están relacionadas con el saludo y las normas de cortesía como: hola, bien, por favor, gracias, permiso y adiós.

Al aprender lenguaje de señas es importante tomar en consideración algunos parámetros formativos básicos:

  1. La configuración o la forma que adquiere la mano cuando realiza una seña o signo.
  2. La orientación de la mano. Si la palma de la mano va hacia arriba, hacia abajo, cuando trabaja en conjunto con la otra mano, etc.
  3. El lugar de la articulación de la palabra. Esto tiene que ver con el lugar del cuerpo en donde se realiza la seña. Puede ser en la boca, la frente, el pecho, los hombros, el mentón, etc.
  4. Los movimientos de las manos cuando se realizan las señas. Estos pueden ser giratorios, rectos, de vaivén, quebrados, etc.
  5. El punto de contacto de la mano dominante, derecha si eres diestro, izquierda si eres surdo, con alguna otra parte del cuerpo como la palma de la mano, la frente, el pecho, el hombro, entre otros.
  6. El plano, es decir, el espacio en donde se realiza la seña, la distancia de separación del cuerpo. El primer plano, por ejemplo, entra en contacto con el cuerpo, mientras que el cuarto plano, es el lugar más alejado. En este caso, los brazos están extendidos hacia delante.
  7. El componente no manual. Esta es la información que se transmite a través del cuerpo mismo y no de los signos como tal. Se trata de las expresiones faciales, los movimientos del tronco y de los hombros, etc.

señas

Por ejemplo, si se quiere expresar un hecho que tendrá lugar en el futuro, se debe inclinar ligeramente hacia adelante. Mientras que, si quieres hablar del pasado, entonces la inclinación debe ser hacia atrás.

Algo que te ayudará a aprender lengua de señas es relacionar los signos con las palabras que representen. Si logras hacer esa asociación mental, entonces será mucho más fácil para ti. Por otra parte, si deseas expresar tristeza, tu rostro debe estar triste, si es alegría, es importante sonreír. Todo esto es necesario así no te sientas triste o alegre.

Ten en cuenta que las lenguas de señas no son simples mímicas, tampoco so reproducciones visuales de alguna versión simplificada de una lengua oral. Poseen una gramática compleja, creativa y productiva, tal como la tiene cualquier otra lengua natural.

¿Que necesitas para aprender lenguaje de señas?

señas

La lengua de señas es el lenguaje natural de las personas sordas. Se considera una lengua normal, como cualquier otra, ya que posee y cumple con todas las leyes de la lingüística y se aprende cuando se está dentro de la comunidad de usuarios.

Esta lengua les da la oportunidad de resolver todas sus necesidades comunicativas propias del ser humano. Se expresa a través de signos hechos con las manos, así como otros movimientos, entre los cuales están incluidas las posturas del cuerpo y las expresiones faciales.

En la actualidad, no se sabe cuántos tipos de lenguaje de señas existen, lo que sí se tiene claro es que se desarrolla en donde quiera que hallan personas sordas. No debemos confundir este lenguaje con el llamado lenguaje corporal, ya que este es un tipo de comunicación no verbal.

En este lenguaje se utiliza la modalidad manual-visual para transmitir el significado de todas las palabras. Aunque es cierto que principalmente es utilizado por las personas sordas o con discapacidad auditiva, también es utilizado por las personas que no pueden hablar por problemas físicos, las que tienen problemas con el lenguaje o por los familiares de las personas sordas.

señas

Una persona con discapacidad auditiva es aquella que presenta una limitación, pérdida o disminución de las facultades relacionadas con la audición, ya sea temporal o de manera permanente. Tomando en cuenta esto, podemos encontrar dos clasificaciones:

  • El an-acústico: es al que se le considera como sordo profundo. En otras palabras, esta persona no escucha absolutamente nada. Es un ser visual. Lo que conoce del lenguaje, lo ha aprendido a través de la visión. A fin de comprender a su interlocutor, se fija en su actitud corporal, en sus expresiones y, solo algunos que han estudiado, son capaces de leer los labios.
  • El hipo acústico: así se le conoce al sordo que puede escuchar un poco, con o sin alguna prótesis auditiva. Puesto que posee restos auditivos, es capaz de percibir ruidos como cuando se cae una silla o cuando alguien grita.

Sus características

Este sistema de comunicación de señas manuales tiene mucha similitud con el lenguaje oral, ya que posee un vocabulario propio, así como una gramática, sintaxis y estructura de oraciones.

Se estima que existen unas 135 lenguas de señas por todo el mundo. Estas son tan solo las oficiales. No obstante, hay más de 6 mil que no son consideradas como oficiales. Lo sobresaliente de esto es que cada una de ellas cuentan con un vocabulario propio y diferentes señas, lo que convierte a la lengua de señas en todo un universo por explorar.

Sin embargo, pese a esta gran variedad que existe, todas guardan cierta similitud. Esto, gracias a que emplean la misma estructura gramatical para comunicarse. La acción siempre se posiciona en el último lugar en las oraciones.

Todos los idiomas, al igual que los lenguajes de signos, son adquiridos desde el mismísimo nacimiento. Es decir, los hijos de los padres sordos, adquieren al nacer tanto su idioma materno, como los signos necesarios para poder comunicarse con sus progenitores.

En el caso de los bebés que nacen sordos, en un principio, balbucearan con pequeños ruidos, hasta que aprendan a hacer señas y otros movimientos para expresarse.

Para dominarlo y comprenderlo se requiere cierta preparación y mucha práctica. Además, se deben incorporar gestos que estén sincronizados con el resto del cuerpo para transmitir el mensaje correctamente.

señas

Es una lengua ágrafa, esto quiere decir que no posee una escritura determinada. Esto se debe, en parte, a que la mayoría de las personas sordas son capaces de leer y escribir en la lengua oral del país en donde viven.

Aunque se ha tratado de desarrollar un sistema de transcripción para las lenguas de señas. No obstante, en este caso, se presenta un gran reto, ya que se presentan diferentes opiniones a la hora de captar todas las características que se emplea en la lengua de señas, en especial en los elementos no manuales y en los posicionales. Sin embargo, algunas representaciones se presentan de manera icónica.

Pero, ¿cómo podemos aprender lenguaje de señas? ¿qué debemos tener en cuenta? ¿hay algunas señas básicas? Veamos ahora mismo las respuestas a estas preguntas.

Consejos para aprender lenguaje de señas

señas

La enseñanza de la lengua de señas es fundamental para lograr la inclusión social. En el caso de las personas con discapacidad auditiva, constituye un pilar necesario para la interacción diaria y para tener acceso a la información.

En la actualidad, es tan limitado el conocimiento de este sistema de comunicación, que las personas sordas deben enfrentarse a diversas dificultades, muchas de las cuales están relacionadas con la realización de actividades cotidianas, como el pago de servicios o la circulación en las calles sin que las personas conozcan su lenguaje.

De allí la importancia de crear una cultura sorda y enseñar lengua de señas en los diferentes centros educativos, así como impartirles nociones básicas del lenguaje a los servidores públicos, en el cual se incluya un glosario de términos relacionadas con el área en donde se desenvuelven.

La importancia de la lengua de señas también se hace patente dentro del núcleo familiar, ya que, en muchos casos, el desconocimiento hace que la comunicación entre padres e hijos se dificulte y hallan más problemas de los habituales.

Al hablar con una persona sorda es importante tomar en cuenta algunos consejos, por ejemplo, si la persona está de espaldas, tócala en el hombro para llama su atención, no coloques tus manos frente a la boca, ya que muchos de ellos se esfuerzan por leer los labios.

Si estás en espacios interiores, asegúrate de que haya buena iluminación para que la persona pueda verte bien. Ten en cuenta de que no todas las personas sordas usan el lenguaje de señas. Para determinar si lo conoce o no, puedes saludarlo y, si responde en señas, entonces podrás continuar.

Además, recuerda hablar siempre en frente de la persona y mantén tus manos visibles. Es decir, si usas una camisa manga larga, recógelas un poco para que no sean un obstáculo en la comunicación.

 

 

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.