En la vida hay ciertos momentos y situaciones que son un punto de inflexión en nuestra vida. Marcan un antes y un después y todo se resume a una elección. Estas elecciones no siempre son correctas o erróneas, pero sí que nos llevan a un camino o a otro. Una de estas decisiones viene cuando debemos decidir a qué queremos dedicarnos durante el resto de nuestra vida, por eso es tan importante saber cómo escoger una carrera. No te preocupes si no sabes qué quieres estudiar, pues prácticamente todo el mundo que decide estudiar en la universidad se encuentra en la misma tesitura. Incluso hay personas que una vez empezada una carrera cambian drásticamente de rama porque se dan cuenta de que no les gusta. Entonces, ¿cómo escoger una carrera? Tanto si vas a empezar ahora como si has decidido cambiar, vamos a explicarte todo lo que necesitas saber para tomar la decisión más adecuada.

Instrucciones para escoger una carrera

Una vez que tienes claro que quieres estudiar en la universidad, cómo escoger una carrera se convierte en la pregunta que más veces va a rondar tu cabeza. Para poder responderla de la forma más adecuada y eficiente es necesario que te pares, respires y pienses tranquilamente en lo que te contamos a continuación.

  1. Haz una lista de tu propia personalidad. Antes de saber a qué te quieres dedicar, necesitas conocerte bien a ti mismo. Para esto lo mejor es realizar una pequeña lista, como las de pros y contras, en la que anotes por un lado tus fortaleza y por otro tus debilidades. Es muy importante que anotes no sólo tus conocimientos como por ejemplo que se te dan bien las matemáticas, sino que también anotes rasgos característicos de tu personalidad. ¿Eres abierto con desconocidos? Sino es así, deberías descartar todo lo que tenga que ver con la atención al público. ¿Eres aprensivo o te mareas al ver la sangre? Pues sabes que cualquier carrera tipo medicina, enfermería o similar quedan descartadas.
  2. Piensa en tus habilidades. A estas alturas, ya sabrás qué asignaturas son tus puntos fuertes y cuáles tus puntos débiles. Este hecho no debe ser un factor determinante para la elección de carrera, pero sí que te puede dar una pista sobre lo que más te interesa. Por ejemplo, asignaturas como la física pueden resultar difíciles pero te apasionan y le pones interés; pero a otras más sencillas les pones menos ganas aunque se te den mejor. Es muy importante saber diferenciar entre lo que te gusta y lo que se te da bien. Al igual que también es importante saber si se te da bien porque es fácil o porque realmente te gusta.
  3. Piensa en tus aficiones e intereses. Es muy común dejar de lado este punto a la hora de escoger una carrera. Sin embargo, es una de las principales razones que debemos tener en cuenta. Detrás de un hobbie o un interés puede haber un futuro profesional. Si disfrutas haciendo deporte puedes escoger alguna carrera relacionada con ello. O si disfrutas viajando y conociendo nuevos países, turismo o traducción pueden tener una salida profesional que se adapte a ti. La vocación suele estar escondida en las cosas que más nos gustan, con las que más disfrutamos. Dedícale tiempo a saber qué es lo que realmente te gusta y ya tendrás una pista sobre como escoger una carrera.
  4. Busca información. Una vez que tengas claro todo lo anterior, es hora de ponerse manos a la obra y buscar qué carrera se adapta a ti. Para ello, lo ideal es que acudas al orientador de tu centro educativo. Si no puedes, busca en internet. Muy probablemente, serán varias las opciones que encuentres, es decir, varias carreras universitarias las que se adapten a tu personalidad.
  5. Haz comparaciones con información específica. Una vez que tengas varias carreras en mente, busca el temario de todas y comienza a compararlas. A veces cometemos el error de quedarnos con el título para descubrir que el temario y “de lo que va la carrera” nada tiene que ver con lo que creíamos en un principio. Este paso, aunque tedioso, es muy importante ya que puede hacer que te decantes por una o por otra.
  6. Visita las universidades. Ir a la facultad en la que imparten la carrera que te interesa es tan importante como saber cual es la que te gusta. Allí podrán darte mucha más información y responder a todas las preguntas que te surjan. Además,en muchas ocasiones el centro donde imparten la carrera que nos gusta se encuentra en otra ciudad o lejos de nuestro domicilio, lo que nos obliga a buscar medios de transporte. Asegúrate que la facultad es accesible para ti.
  7. Conoce las salidas laborales. En muchas ocasiones nos dejamos guiar por el temario o lo que esperamos de esa carrera universitaria sin tener realmente en cuenta sus salidas profesionales. Por ejemplo, un psicólogo no sólo puede trabajar en un consultorio privado, sino que también puede trabajar en hospitales, centros educativos, centros penitenciarios e incluso en empresas privadas para evaluación del personal.
  8. Presta atención al coste. Aunque seas capaz de conseguir una beca para estudiar, debes tener en cuenta que hay carreras que exigen un coste extra bastante más elevado que otras. Un ejemplo claro lo tenemos en Arte, ya que el material para cursas sus asignaturas suele ser de precio elevado y requerirá de una inversión independientemente de si eres beneficiario o no de beca.

¿Que necesitas para escoger una carrera?

Ha quedado claro que para saber cómo escoger una carrera es necesario valorar una serie de opciones y tener claros ciertos conceptos que nos ayudarán en nuestra elección. Todo ello podemos resumirlo en:

  • Conocerte a ti mismo.Qué es lo que te gusta y qué es lo quieres hacer en el futuro es lo más importante que debes tener en cuenta.
  • Conocer todas las opciones que tengas. Puede que aquello que te gusta se encuentre demasiado lejos de tu casa o suponga un esfuerzo económico que no puedes permitirte. Sé realista y busca alternativas, normalmente para llegar a un puesto de trabajo puedes acceder por varias vías. Asegúrate de saber cuáles son.
  • Valora y decide. Valora los tipos de carrera que se adaptan a tus gustos. Examina cada temario, valora las salidas profesionales y elige en función de lo que creas que mejor se adapta a tu personalidad.

Consejos para escoger una carrera

Finalmente, ten en cuenta que siempre que se trata de tomar una decisión importante, solemos preguntar a nuestro círculo más cercano. Escúchales y ten en cuenta sus consejos, pero no te dejes guiar por ellos.

Sé realista, a veces lo que nos gusta no podemos hacerlo. Puede que te atraiga mucho la medicina pero seas incapaz de ver sangre. Puede que con el tiempo te acostumbres, pero quizás deberías pensar en otras alternativas.

No te agobies con la palabra vocación. Seguramente muchas personas de tu entorno te darán consejos sobre cómo escoger una carrera por vocación, aunque tú no sepas cual es la tuya. No te preocupes. No todo el mundo tiene clara su vocación. Hay quien la averigua una vez dentro del mundo laboral. Otros nunca llegan a averiguarlo. Y unos pocos afortunados la tienen desde siempre. Tranquilo, si haces lo que te gusta, todo irá bien independientemente de si es o no tu vocación.

Tampoco te preocupes si te equivocas de carrera, pasa bastante a menudo. Piensa que así experimentas y descartas, no te agobies. Toma distancia y relájate, a veces cuando menos pensamos en algo es justo cuando llega la solución.

Y lo más importante de todo para saber cómo elegir una carrera: escoge una que te guste. En numerosas ocasiones pensamos más en las salidas laborales o en el dinero que vamos a ganar en un futuro que en lo que realmente importa. Piensa que vas a dedicarte a ello durante 30 o 40 años, todos los días hasta la jubilación. Ya que vas a pasar 8 horas diarias trabajando, mejor que sea en algo que te guste, ¿no?.

¿Te ha gustado?