Nuestro vocabulario está lleno de palabras hermosas, por lo que es una absoluta lástima que cada vez estemos escribiendo peor y se estén perdiendo las buenas costumbres en cuanto a la escritura y el respeto por la ortografía y la gramática. Sin embargo, que tengamos un vocabulario hermoso no significa que escribir bien sea fácil. Es lógico confundirnos y sentir confusión con respecto a algunas palabras o expresiones. Como esque o es que.
Palabras que suenan igual, que se escriben o se pronuncian parecido, palabras a las cuales les cambias una letra y ya están mal escritas, e incluso palabras que, en un momento dado, no recordamos si se escriben juntas o por separado. Esto precisamente es lo que ocurre con esque y es que. Desde ahora mismo toma nota de que la manera adecuada de escribirlo es separado es que. Por el contrario, si lo pones seguido, estará mal escrito.
Hay veces que las palabras pueden escribirse de las dos maneras, pero no sucede con es que, la cual en todos los casos, debe ir separada.
A continuación vamos a explicarte más sobre este adverbio que nos resulta tan conflictivo en su escritura.

¿Que necesitas para escribir es que o esque?

Tener un diccionario cerca.

Interés por escribir bien y aprender.

Aprenderte los adverbios, cuáles son y cuáles son sus reglas.

Instrucciones para escribir es que o esque

Lo primero que tienes que saber es que la palabra esque escrita junta no existe. Así que jamás se te ocurra ponerla así porque estarás cometiendo un error ortográfico. La manera correcta de escribirla es separado es que.

Es que es un adverbio. Los adverbios son palabras que sirven para modificar a otras palabras, como por ejemplo a los verbos, a otros adverbios incluso y a los adjetivos. Se utilizan para añadir matices, como pueden ser indicar lugar, tiempo, duda, afirmación, cantidades o modos.
La palabra o adverbio es que se usa para dar un giro coloquial y añadir una explicación sobre algo o una razón, por ejemplo, para justificar por qué hemos hecho alguna cosa o hemos dicho algo. Es decir, se emplea para dar entrada a excusas, justificaciones o explicaciones. Veamos algunos ejemplos:
¿Por qué llegaste tarde? Es que me entretuve jugando.

¿Has traído el bocadillo de regreso? Es que no tenía hambre.

Has suspendido matemáticas- Es que los números no se me dan bien.
Los adverbios no admiten modificaciones, son invariables, y no tienen género ni número. Pueden acompañar a un verbo, un adjetivo o adverbio. Ejemplos:
La niña come mucho (adverbio acompañando a verbo).
Tienes una casa muy grande (adverbio acompañando a adjetivo).
Mi trabajo está bastante lejos de donde vivo (adverbio acompañando a adverbio).
En ocasiones, podemos usar adjetivos como adverbios. Para hacer esto válido, lo que haremos será transformar los adjetivos en adverbios usando la terminación mente. Por ejemplo, rápidamente, moderadamente.
Podemos encontrar 7 tipos de adverbios:
Adverbios de lugar: Aquí, allí, allá, acá, lejos, encima, debajo, cerca, delante…

Adverbios de tiempo: Hoy, ayer, antes, después, pronto, tarde, temprano, todavía…

Adverbios de modo: Bien, mal, como, así… y otros tan solo añadiendo -MENTE a los adjetivos calificativos (tristemente, fácilmente).

Adverbios de cantidad: Mucho, poco, bastante, demasiado, más, menos, nada…

Adverbios de afirmación: Sí, también, cierto, efectivamente, claro, verdaderamente…

Adverbios de negación: No, jamás, nunca, tampoco…

Adverbios de duda: Acaso, quizás, quizá, probablemente, posiblemente…
En ocasiones, podemos confundir los adverbios con los pronombres. Hay que tener cuidado con esto. Lo mismo sucede con los determinantes. Para evitar confusiones, toma nota de esto:

Una palabra actuará como determinante si está acompañando a un nombre.

Si está sustituyendo al nombre, entonces actúa como pronombre.

Mientras que si están modificando a adjetivos u otros adverbios, estarán comportándose como adverbios.
Por otro lado, hay que saber que existen también las locuciones adverbiales. Son grupos de palabras que funcionan como adverbios.

Locuciones adverbiales de lugar: Al otro lado, desde lejos, de cerca, en alto, por encima .

Locuciones adverbiales de tiempo: De vez en cuando, en un periquete, a última hora, al instante, en cuanto …

Locuciones adverbiales de modo: A manos llenas, a ciegas, a bulto, a pies juntillas, al revés, a traición, de veras…

Locuciones adverbiales de cantidad: Más o menos, como máximo, por poco, en nada, a mansalva, a porrillo…

Locuciones adverbiales de afirmación: Sin duda, desde luego, en efecto, por supuesto …

Locuciones adverbiales de negación: Ni por asomo, en mi vida, nunca jamás …

Locuciones adverbiales de duda: A lo mejor, sin duda, tal vez …

Consejos para escribir es que o esque

  • Aprende del uso del los adverbios y los tipos que hay.
  • Aprende  a diferenciar adverbios de pronombres y determinantes.
  • Ten cerca un diccionario.
  • Interésate por aprender sobre tu lengua.

Descubre sobre cómo reconocer el sujeto en las oraciones. 

¿Te ha gustado?
33 usuarios han opinado y a un 78,79% le ha gustado.