¿Cómo escribir una novela erótica?

En el mundo literario existen infinidad de géneros y tramas que se pueden explorar. Otorgando a los escritores un abanico de posibilidades y enfoques en sus historias. No obstante, uno de los géneros literarios que suele pasar un poco desapercibido, pero no porque sea malo (En lo absoluto). Sino por su complejidad al tratar de escribirlo… Como seguro ya os habéis fijado en el título de esta entrada, no hace falta hacernos el misterioso. Evidentemente estamos hablando de la novela erótica, genero el cual es complicado de escribir, ya que ocurre en el algo similar a la comedia. Lo que para una persona puede ser excitante o sensual, para otra puede ser incomodo o desagradable.

Lograr escribir una obra de este estilo puede resultar en un arma de doble filo, y por lo general cuando un autor se digna en escribir una historia que gire en torno al sexo o erotismo. Se verá muy arriesgado a sufrir criticas mixtas, pero rara vez se le podrá definir como una buena obra. Insistimos, no se trata de que el autor sea mal o el género mediocre, es solo que el sexo o erotismo es complicado de manejar en escritos.

No obstante, si sigues una serie de indicaciones y/o parámetros. Tus probabilidades de escribir una buena novela erótica se impulsan. Pudiendo lograr resultados más que decentes en tus escritos eróticos. Si quieres conocer cuáles son esas “claves del éxito”, os invitamos a quedaros a leer esta entrada hasta su culminación.

novela erótica

También es posible que os interese leer “Cómo bailar eróticamente”.

Conoce el público al cual va dirigido tu obra (Entiende a tu target).

Este primer punto es fundamental. Cuando se piensa en escribir una novela erótica (O en general, cualquier tipo de historia). Se debe entender y estudiar el público al cual será dirigido, hay obras que son hechas para un público femenino, otras el masculino. También teniendo en cuenta el rango de edades, entre muchas otras cosas.

Pues si entiendes que es lo que le gusta a tu audiencia objetivo (target), incrementas la posibilidad de que tu obra sea de su agrado. Inclusive un público no necesariamente se debe segmentar solo géneros o edades. Sino también en sus gustos, o siendo más específicos en un fetiche.

Ya que hablamos de escribir una novela erótica, el tema de tratar los fetiches será recurrente. De hecho es un elemento que debe ser partícipe de forma activa en la escritura de tu obra. Pues lo creas que no, el buen manejo de un fetiche puede acarrear buenos resultados.

Quizás el problema que se tenga con los fetiches, es que caemos en el error de siempre… Lo que a uno le puede parecer excitante, a otro no. Pero para este caso no os debe importar aquellas personas que no disfruten, ya que de nuevo. Si tú escribiste tu obra enfocado en un determinado target, para ti debe ser considerado un éxito si a ese target le complace tu obra.

Un ejemplo bastante conocido de una novela erótica enfocada en un fetiche, seria “Cincuenta sombras de grey”. Nóvale la cual nos narra situaciones sexuales entre un hombre dominante, y una mujer sumisa. Dando pie al desarrollo de escenas Lewd y Sadomasoquismo.

También puede interesarte leer “Cómo son los hombres sapiosexuales”.

¿Qué emociones quieres desembocar con tu novela erótica?

El tema de las emociones o sensaciones es una base esencial para toda novela erótica. Ya que al tratarse de historias cuyo objetivo es el de generar emociones de placer en el lector, es inevitable que os aseguren de generar la sensación que buscan con sus escritos.

Partiendo de que son obras cuya intención en el escritor es generar excitación en sus lectores. Existen emociones que pueden complementar perfectamente vuestra obra. Quedando un resultado más variado y probablemente mejor desarrollado. Por ejemplo el intentar agregar el romance es una excelente idea, más porque se complemente a la perfección con lo que estas creando (Una novela erótica).

Sin embargo, el erotismo no tiene por qué ser siempre acompañado del romance, existen otras fusiones que, si viene n algunos casos puede sonar algo turbio. Pueden sazonar la obra con cierto gusto… Por daros un ejemplo el fusionar el erotismo con un conflicto negativo. Como lo puede ser una infidelidad o engaño. A esto se le conoce como Netorare y es un excelente ejemplo de como el erotismo se puede fusionar con otro tipo de emociones, a la vez que trate un fetiche.

novela erótica

El punto es saber que emociones y sensaciones quieres crear en los lectores además de la excitación. Si entiendes bien que es lo que buscas con tu historia, asegúrate de que lo que escribes, logra generar dicho efecto.

Si tienes en cuenta lo dicho en esta entrada, probablemente mejores la calidad de tu novela erótica o cualquier escrito de dicha índole. Sin más que aportar en esta entrada, os invitamos a seguir disfrutando de nuestro contenido con “Cómo hacer un disfraz de Colegiala”.

 

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 66,67% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.