Cómo escribir una obra de teatro

Muchas personas viven para la actuación, les gusta representar papeles y meterse en la piel de los personajes, representar el rol de alguien más y fantasear con que esa vida es suya. En realidad, estos son los mejores actores del mundo del espectáculo.

No obstante, está la otra cara de la moneda. Aquellos que disfrutan de ir al cine o al teatro para ver una representación dramática. Disfrutan de la puesta en escena, de los actores desplazándose a lo ancho y largo de las tablas del teatro.

Se contagian con la algarabía del público cuando baja el telón y se da fin a la historia y ovacionan a los actores cuando salen a su encuentro. Van al teatro sin importar si la obra es conocida o si no lo es, si se escribió ayer o si ya tiene más de cien años por que aprecian el valor del arte dramático.

Sin embargo, detrás de toda esa puesta en escena, del juego de luces, del sonido de los pasos sobre las tablas del teatro, existe un universo que se gesta en la mente del que hizo posible la historia: el escritor.

Él es el responsable de que la obra llegue a tener éxito, pues se encarga de escribir la historia y el perfil que enmarca la personalidad de cada uno de los personajes, desde los protagonistas hasta los actores de relleno.

¿Te gusta escribir? ¿Sueñas con escribir el argumento de una obra de teatro? ¿Te gustaría crear personajes únicos para que se les dé vida al ser representados? Si es así, has llegado al lugar correcto.

A través de este post te diré todo lo que necesitas saber para escribir una obra de teatro con éxito. De esta manera, no se te escapará ningún detalle y serás un escritor muy reconocido.

Instrucciones para escribir una obra de teatro

Contrario a lo que podría parecer, los guiones de teatro son muy diferentes a los que se utilizan para el cine. Si bien es cierto que, en ambos casos, es necesario detallar minuciosamente qué detalles forman parte de la escena y cuáles son los diálogos, en el teatro, también hay que tener en cuenta que el espectador ve todo desde un plano muy general, lo que incluye a todos los personajes sobre el escenario.

Tener en mente este hecho te servirá como punto de partida para comenzar a escribir tu propio guion de teatro. Solo necesitas imaginación y el deseo de hacerlo, pues la manera en que se debe hacer, te la estaré diciendo yo.

Para escribir un guion de teatro, debes seguir los siguientes pasos:

  1. Piensa en la historia. Ten en cuenta que un guion siempre comienza a partir de una idea o de una historia. Por eso, debes dejar volar tu imaginación para que te baje la musa inspiradora. Cuando ya sepas cuál será el tema central de la historia, entonces podrás comenzar a desarrollar la trama de la historia, para luego llevarla al guion.
  2. El siguiente paso será escribir la trama de la historia. Tengo que advertirte que esto no es el guion. Más bien, se trata del comienzo de su desarrollo. Por otra parte, tampoco debe ser definitivo. Debes estar dispuesto a someterla a cambios, en especial si quieres introducir nuevos elementos a la historia.
  3. Luego, deberás escribir una escaleta. Este es el punto en donde se comienza a estructurar el guion de teatro. Aquí determinarás si el texto contará con uno, dos o tres actos, si tendrá epílogo y prólogo, cuántas escenas se llevarán a cabo y cuál será la duración de las mismas. También le puedes colocar el nombre a cada una de ellas.
  4. Después, deberás escribir una escaleta con más detalles. En este caso, escribe un resumen detallado de las cosas que van a pasar en cada una de las escenas. También tendrás la oportunidad de escribir pequeños extractos, aunque puede que más adelante también los llegues a modificar.
  5. El siguiente paso será escribir los diálogos. Este es el aspecto más importante a la hora de escribir el guion de una obra de teatro. Puede que esto te asuste un poco. Sin embargo, ten en cuenta que la preparación previa ha hecho que, prácticamente, ya los tengas escritos en tu mente.
  6. A la hora de escribir los diálogos, ten en cuenta que un texto teatral siempre será hablado. Esto quiere decir que todo lo que escribas debes leerlo en voz alta para determinar si suena bien o no.
  7. Además, esto te dará la oportunidad de ver si resulta creíble, tomando en cuenta el contexto en el que se desarrollan los hechos y, por lo tanto, que puedan representar lo que deseas expresar.

Ahora que tienes una noción más clara de cómo escribir una obra de teatro, ¿qué otras cosas necesitas saber para lograrlo?

¿Que necesitas para escribir una obra de teatro?

Cuando hayas escrito la historia y los diálogos de los personajes, necesitarás hacer lo siguiente:

  • Revisar con cuidado el texto para determinar si cuenta con la tesis y el tema que deseas plantear. Con relación a la tesis, podemos decir que se trata de una afirmación que expresa cuál es tu postura frente al tema que se aborda en el texto, la cual se defiende a partir de argumentos que buscan persuadir al lector.
  • Establecer cuál es el género de la obra de teatro, si es una comedia, una tragedia, un drama o una tragicomedia.
  • Determinar cuál es tu estilo personal, si es realista, impresionista, absurdo, etc.
  • Catalogar a cada uno de los personajes de la historia, es decir, si son protagónicos, antagónicos, siluetas, etc.
  • Escribir una breve biografía de cada uno de los personajes para evidenciar su personalidad y la relación que tienen entre sí.
  • Hacer acotaciones. Esto implica describir la escenografía teniendo en cuenta la entrada y salida en escena de cada uno de los personajes, así como la descripción de los objetos más importantes.

Pero, ¿qué otras recomendaciones te serán de utilidad para escribir una obra de teatro? Veámoslo ahora mismo.

Consejos para escribir una obra de teatro

detectar errores

  1. Resiste el impulso de explicar las cosas. Recuerda que el texto debe ser un pretexto para la representación. Hay detalles que el público se encargará de intuir, así que no es necesario explicar, como sucede en el caso de un texto narrativo.
  2. Cuida la duración. Esto es fundamental en el caso de un texto que lo que busca es ser representado. Debes tratar de que dure lo necesario para que puedas expresar lo que deseas.
  3. Asimismo, tienes que prestar atención a la duración de todos los componentes individuales. Por ejemplo, si el texto consta de un solo acto, este no de sobrepasar los cien minutos. Si consta de dos actos, entonces el primero debe ser más largo que el segundo, así se dará la impresión de que el texto tiene un ritmo apremiante.
  4. Ten en cuenta la orquestación. Cuando se escribe una obra de teatro que tiene varios personajes, siempre se corre el riesgo de olvidar a alguno. También puede suceder que un personaje aparezca con demasiada frecuencia o, todo lo contrario.
  5. Al orquestar bien las líneas de cada uno de los personajes, el texto de la obra gozará de un buen ritmo y mantendrá al público atento a lo que está desarrollándose frente a sus ojos.
  6. Para escribir un guion teatral, no debes centrarte en narrar un hecho, sino las consecuencias del hecho y el contexto. El hecho tuvo que tener lugar antes del tiempo narrativo al principio del mismo.
  7. Ten en cuenta que en todas las buenas historias existe un punto de inflexión. La narrativa debe conducir a un punto en donde pareciera que no hay una salida. Esto es lo que se conoce como un giro, y no debe llegar ni tan tarde ni de manera tan apresurada, sino justo a tiempo para mantener la expectación.

Siguiendo cada una de las pautas que te he dado, podrás escribir tu obra de teatro hoy mismo. Mantente centrado en la historia que deseas narrar. Es lo que se considera de mayor valor.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.