Cómo hacer crítica literaria

Quizá la primera inquietud que deberíamos tener clara a la hora de iniciarnos en el oficio de la crítica literaria, es nuestra verdadera motivación e intención al hacerlo. Escribir sobre nuestra apreciación lectora tiene que ver con la asunción de esta experiencia; como oficio serio y dedicado para unos, o como simple experiencia expresiva o de entretenimiento casual para otros.

Toda experiencia de crítica sobre la Literatura, y la producción literaria en general, debe partir de lecturas previas y especializadas en nuestro género predilecto. Disponer de una buena cantidad de lecturas críticas y atentas previamente nos proveerá de herramientas tales como un conocimiento más acorde de los instrumentos de expresión literaria, del adecuado uso de la Lengua indispensable para que nuestro discurso sea apreciativo y compartible.

estudiar

Además, conocer los grandes temas y abordajes de las obras más representativas de los géneros literarios, para no caer en burdas repeticiones o calcos estilísticos y de enfoques trasnochados; y asimismo, desentrañar  desprejuiciadamente  el desarrollo de acciones, situaciones y personajes para la valoración del discurso textual, son elementos de primer orden a considerar.

Instrucciones para hacer crítica literaria

detectar errores

La crítica literaria puede convertirse en un ejercicio necesario a la hora de proveer a los lectores de perspectivas de valoración acerca de la tan numerosa producción editorial en nuestra sociedad global; más aún, ahora que en los medios virtuales se expanden las ediciones y editoriales tanto particulares como privadas que pueden convertir en un verdadero marasmo de información la oferta de productos.

Desafortunadamente, gran parte de estos sólo obedece muchas veces más al deseo narcisista de publicación y del reconocimiento obtuso de un público acostumbrado quizá al banalismo y la superficialidad de obras que apenas alcanzan a entretener a potencialmente consumidores y lectores de una cultura superficial y “ligera”.

Para llevar a cabo una crítica literaria objetiva, libre de apasionamientos impresionistas o de academicismos rancios, debemos situarnos en la intersección de algunos factores a considerar:

intelecto

  1. Es necesario disponer de ciertos conocimientos previos para el análisis crítico de una obra literaria, tales como considerar los elementos lingüísticos y simbólicos, las estructuras narrativas o poéticas que lo sustentan, ubicar el contexto histórico-literario donde fue producido, revisar el tratamiento de los temas y personajes históricos o de ficción, indagar sobre la visión del mundo que la obra nos propone, su espacio y su tiempo interiores.
  2. Es adecuado conocer, aunque sea de manera general alguna metodología de análisis literario que podrían ayudarnos, entre otros, a desentrañar las variables lingüísticas, psicológicas, estético-literarias, sociológicas, de género, etc; que la obra literaria pudiese ofrecernos desde cada perspectiva.
  3. Para lograr una crítica literaria a ser considerada respetable en los ámbitos literarios es necesario renunciar a los enfoques personalistas e impresionistas, los cuales son sesgados por cuestiones de índole personal que convierten al crítico en un laudatorio profesional de quién le conviene, o en censurador perpetrador de quien odia, desvirtuando por ello toda posibilidad de reconocimiento como crítico e intelectual respetable.

¿Que necesitas para hacer crítica literaria?

soneto

  • Muchas editoriales, medios de comunicación y agencias literarias disponen de un equipo organizado de críticos literarios quienes tienen como labor producir recensiones y reseñas literarias, prólogos, comentarios de portada y de información sobre sus publicaciones.
  • Es necesario para el crítico conocer el panorama editorial de su contexto y las tendencias estético-literarias que están en boga en su actualidad, para ello debe disponer del tiempo suficiente para la lectura y abordaje de las obras y autores a considerar y de la obtención de los ejemplares de las obras propuestas a su crítica.
  • También es conveniente revisar los medios especializados en literatura y enterarse de aquellos autores considerados.
  • El crítico literario debe orientar su discurso explicativo hacia el tipo de público a quién va dirigido, sea éste un público infantil o juvenil, adulto general o profesional, o de tipo académico.

Consejos para hacer crítica literaria

Es importante considerar, al momento de ejercer la crítica literaria no caer en alabanzas descomedidas o de señalamientos ofuscados en contra o a favor de los autores y obras seleccionadas y de no dar por enterado el contenido total o la trama completa de las obras al momento de escribir sus reseñas.

El buen público se encargará con el tiempo de dar su última palabra en la aceptación celebrada o en el olvido lapidario como juicios inapelables en la trascendencia de las obras reconocidas o no es sus específicos contextos.

Es un buen punto a tener en cuenta a la hora de escribir reseñas críticas literarias la novedad de la obra a reseñar, ya que resulta un despropósito el realizar recensiones o reseñas de libros con mucha antigüedad en su publicación, a menos que se trate de reediciones aumentadas o corregidas de interés para el público.

Hay que respetar las normas de publicación a la hora de hacer crítica literaria para revistas especializadas y de difusión científica, ya que éstas comúnmente solicitan una serie de requisitos formales a los críticos tales como la originalidad de los enfoques, su carácter de escritura inédita, el número de páginas y normas de estilo e impresión, las citas bibliográficas, etc.,  de acuerdo a los estilos editoriales específicos de cada revista o publicación, sea esta editada de manera virtual o en físico.

La crítica literaria y su ejercicio lúdico puede ser fascinante si se ejerce más allá de los requerimientos puramente académicos y sí se ejerce emanada desde el placer irremplazable de la lectura y comentario de aquellas obras que nos cautivan como lectores, sobre todo porque al hacerlo contribuimos a despertar en otros el interés por la lectura y apreciación de obras y autores, de los cuales quizá no se tendría información y conocimiento de no ser por la crítica literaria como vehículo de conocimiento también lúdico y oportuno.

Una forma interesante y valiosa de acercarnos a contextos literarios distintos a nuestra cultura, puede ser a través de la lectura de críticos especializados en literaturas no occidentales, ya que ellos pueden darnos a conocer una variada gama de escritores y textos que no tenemos disponible en nuestros catálogos nacionales.

De igual forma, es sumamente fascinante escribir reseñas críticas sobre la obra de autores connacionales para darlos a conocer en mercados más internacionales y aún globales.

La crítica literaria puede darnos a conocer aspectos  formales, estilísticos y temáticos que a la vista del lector común pasarán desapercibidos minimizados; de allí su importancia y vigencia sobre todo hoy en día debido a la banalidad generalizada de aquello que en muchos medios se alaba y asume como Literatura.

Lamentablemente,  su ejercicio se pasea entre calibrados y visibilizados de los hallazgos o naufragios sucedidos en un mundo dónde el calificativo de escritor o poeta muchas veces es atribuido a quienes intentan ejercer este oficio con un pobrísimo manejo de la Lengua, de sus figuras expresivas, del necesario tratamiento y profundización de los temas y del papel formador y sensibilizador que tanto la Literatura como su crítica; porque realmente los que deciden tomar este oficio deben desempeñar en la formación de mejores ciudadanos y seres de un alto sentido del compromiso cultural.

 

 

 

 

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 50,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.