Cómo hacer una antología

Para los amantes de la literatura, leer es un verdadero placer, similar a comer un plato exquisito o a estar en el lugar que más nos gusta. Es una experiencia que les permite recorrer y explorar mundos totalmente desconocidos, conocer personajes del pasado, ser parte de una historia, escapar de la rutina diaria y dejar volar su imaginación.

Por eso, quienes disfrutan de una buena lectura, suelen ser lectores asiduos. Prefieren leer un libro antes que hacer cualquier otra cosa, como ver televisión o salir de compras. También les gusta compartir con otros lo que han leído. Por eso, es habitual que asistan a grupos de lectura o que formen uno con algunos amigos.

Puesto que consideran que la lectura es una experiencia muy enriquecedora, procuran compartirla con todos cuanto puedan, amigos, familiares, conocidos, pareja sentimental, compañeros de trabajo, etc.

Además, suelen tener un escritor favorito, uno que siguen a sol y a sombra, del que conocen cada detalle, no solo de su obra, sino también de su vida personal. Reconocen su estilo en donde sea, como si se tratase de un sello o una marca distintiva y, al momento de redactar algo, sin importar lo que sea, tratan de imitar su estilo.

Si ese es tu caso, de seguro te gustará la idea de hacer una antología, con la finalidad de inmortalizar la obra de tu autor favorito y para que un mayor número de personas tengan acceso a ella, para así también disfrutar de lo que tanto te gusta.

Esto es posible gracias a una antología, ¿sabes lo que es? Si eres un lector asiduo, probablemente sí. Sin embargo, quizás no sepas cómo puedes hacer una. Sí, tú puedes hacerlo. Pero, si no sabes cómo o por dónde empezar, no tienes de qué preocuparte. Te diré cómo. Veámoslo.

Instrucciones para hacer una antología

Para tenerlo claro, una antología es una colección de trabajos que se han escrito con el mismo género, la misma temática o por el mismo autor. En el género narrativo también se le conoce con el nombre de colección de obras cortas, como cuentos u otros relatos breves. Por lo general, son publicados en una sola edición.

La palabra antología proviene de un término griego que significa colección de flores. Este término se comenzó a utilizar en Grecia para hacer alusión a un conjunto de poemas. Así fue como surgió una metáfora entre las flores y la poesía.

Gracias a la influencia del idioma griego, el término antología se extendió por todo el mundo y llegó a ser asimilado por muchas lenguas, como el español y el inglés.

En la actualidad, es común encontrarse con diferentes tipos de antologías, ya que estas reportan grandes beneficios, como dar a conocer la obra de un autor o crear un sentido de unidad, al presentar a varios autores como parte de una misma generación.

Si quieres hacer tu propia antología, debes seguir los siguientes pasos:

  1. Escoge un elemento central. Por general, las antologías suelen tener, al menos, un elemento en común. Por ello, el primer paso debe ser seleccionar cuál será el tema central de dicha colección. Este elemento puede ser general o específico.
  2. También existe la opción de seleccionar un tema y darles a los escritores la libertad de decidir qué género escribir. Pero, también se puede escoger un autor único y hacer una recopilación de su obra.
  3. Establécete metas. Estas metas se encargarán de darle sentido a tu proyecto creativo. Por supuesto, deben ser alcanzables y realistas. También deben ser medibles y estar enmarcadas en el tiempo y el espacio.
  4. Algunos de estas metas pueden ser vender cierta cantidad de copias, obtener una determinada cantidad de dinero, etc.
  5. Luego que hayas establecido tus metas, debes esforzarte y trabajar por alcanzarlas. Ten en cuenta que estos objetivos harán que el desarrollo de tu antología sea más sencillo.
  6. Establece ciertos lineamientos para los escritores. Estos lineamientos te permitirán regular la participación de los escritores, en caso de que haya varios.
  7. Algunos de estos lineamientos tienen que ver con la forma del texto. Por ejemplo, se puede determinar el número de palabras de cada texto, el número de líneas por párrafos, entre otras cosas.
  8. Además, se puede regular el lenguaje que se utiliza, el género, el tono utilizado, el tema, el estilo narrativo y mucho más.
  9. Entre los lineamientos también se establece el tiempo de entrega y los aspectos legales de la antología. Por ejemplo, los derechos de autor, el pago que recibirá cada escritor, etc.
  10. Asimismo, se especificará lo que se hará con el dinero que sea recaudado con la publicación. Si irá a parar a manos de cada escritor o si se utilizará para apoyar alguna obra de beneficencia.

Pero, además de lo que te he dicho hasta ahora, ¿qué otras cosas necesitas saber para poder realizar tu propia antología?

[necesita]

Consejos para hacer una antología

prosa

El último paso es llevar la colección a un lugar de impresión, una litografía o una editorial en donde se pueda armar el libro y publicarlo. Antes de hacerlo, consulta los precios que manejan, de acuerdo con la cantidad de libros que quieras publicar. Asimismo, conoce qué otros beneficios te ofrecen.

Nunca es recomendable contar con una sola opción. No te apresures. Consulta con otras empresas para poder obtener el mejor precio y los mejores beneficios. Esto no tienes por qué dejarlo hasta el final, puedes ir buscando desde el inicio de la recopilación de los textos.

Ten en cuenta que no basta con saber hacer una antología, también es indispensable que cuentes con un punto de vista crítico para poder seleccionar los textos que captarán la atención del público.

Como todo entra por los ojos, es importante que escojas un diseño que te permita atrapar al lector desde su mismísima portada. Por eso, esfuérzate por escoger diseños que sean llamativos y que salgan de lo convencional.

Finalmente, cabe destacar que este conocimiento que has adquirido el día de hoy, también lo puedes aplicar en diferentes talleres literarios, con el fin de ayudar a otros a comenzar su propio emprendimiento o para que ellos también puedan llegar a hacer realidad su sueño de hacer su propia antología, tal como tú pudiste hacerlo. ¿Qué esperas para intentarlo?

 

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.