Cómo saltar a la cuerda

Saltar la cuerda te remonta a tu época de juegos con tus vecinos o compañeros de la escuela, en donde te divertías haciendo diferentes figuras, estilos, bailes e incluso cantabas mientras ibas al vaivén de la cuerda. ¿Estás nostálgico? Pues eso no se olvida, ya que es como andar en bicicleta.

A partir de ahora te damos unos sencillos pasos para que este verano puedas saltarla sin problemas y así lograr llegar a ser uno de los mejores en este aspecto, teniendo la posibilidad de ganarles a esos amigos de antaño con los que antes jugabas.

Es muy divertido y a la vez elimina el estrés por lo que se ha adoptado en algunos gimnasios para mantenerte en forma además de fortalecer los músculos de muslos y pantorrillas, ideal asimismo para adelgazar por lo que es un ejercicio que debes tomar en cuenta para anexarlo a tu plan de dieta.

Es una manera de entrenar que también usan los deportistas, sobre todo los boxeadores y jugadores de fútbol, que necesitan una resistencia enorme para poder llegar a hacer el trabajo eficiente que requiere la práctica de estos deportes que son muy exigentes.

Tanto así que se hace necesario que hagas este tipo de entrenamiento de una manera óptima y correcta para que logres lo necesario en cada parte de tu cuerpo, así sientas que estás realmente logrando el resultado esperado con un buen trabajo.

¿Que necesitas para saltar a la cuerda?

  • Disfrutar.
  • Ejercicios de respiración.
  • Rutina.
  • Ropa deportiva.
  • Cuerda.
  • Material resistente.
  • El doble de tu tamaño.
  • Horario flexible.
  • Constancia.

como-saltar-a-la-cuerda3

Instrucciones para saltar a la cuerda

¿Qué es saltar la cuerda? Se trata de un divertido ejercicio que consta solo de tu persona y una cuerda larga que va a girar en torno a tu tamaño, por eso es indispensable que tenga el doble de tu altura para poder realizar el ejercicio de manera óptima y sin faltarte nada.

como-saltar-a-la-cuerda2

Aparte de la diversión, logras recrearte y olvidarte de cualquier problema que tengas, por lo que también es una excelente forma para relajarte y poder enfrentar cualquier problema con la ayuda de una práctica que puede ser bastante amena y extrema.

El saltar la cuerda logras todos los beneficios de cualquier ejercicio otro aeróbico que realices, aunque también necesitas que vayas afinando la respiración para lograr controlarla y así comenzar a practicar algún deporte donde se haga necesario el uso de ella para fortalecer el sistema respiratorio.

Saltar a la cuerda paso a paso

  1. La cuerda. Es lo primero que debes tomar en cuenta a la hora de tomar el saltar la cuerda para ejercitarte, bajar de peso o simplemente anexar unos pocos minutos a tu rutina de entrenamiento diario, para que así tengas fortaleza y resistencia en cada parte del cuerpo. En el mercado se encuentran muchos tipos de cuerdas, con mangos flexibles o de goma para que no tengas problemas de usarla, por ello al ir a comprarla, tienes que tomar en cuenta cuál es la que deseas que se adapte a tu forma de ejercitarte y al comenzar a sudar.
  2. Lo largo de la cuerda. Es mucho lo que debes considerar para tu salud, si lo deseas y como te hemos dicho antes, puedes tomarla del doble de tu tamaño considerando la longitud del hombro hasta la muñeca, para que estás más centrado en el uso de a cuerda y por supuesto te ofrezca resultados óptimos. El estar de pie sin flexionar ninguna parte de tu cuerpo se hace necesario para que obtengas los resultados necesarios para lograr el ejercicio como es debido, por ende busca asesoría si lo deseas, o simplemente haz la prueba antes de comprarla si se adapta a tus requerimientos.
  3. La velocidad. No te vayas de las primeras y comiences con una rutina a gran velocidad, porque lo que vas a lograr es cansarte demasiado y por ende no podrás durar el tiempo necesario para poder ejercitar las partes del cuerpo que necesitan este tipo de práctica. Al inicio se puede hacer despacio y después vas subiendo de velocidad progresivamente, esos sí toma en cuenta si nunca te has ejercitado o has estado por largo tiempo llevando una vida de sedentarismo, es por eso que debes tomarlo con calma para comenzar.
  4. El movimiento de muñeca. Las articulaciones son la parte donde debes mantener el ritmo, por esto si tomas en cuenta el hacer movimientos bruscos o una velocidad muy rápida, estas puedes llegar a dolerte demasiado, por consiguiente se hace necesario que evites la fuerza o presión que ejerzas en ellas. Esto puede hacer que te sientas cansado muy rápidamente, aparte de sentir dolor lo que hará que tu trabajo sea más pesado o lleno de problemas, así que busca una forma que las muñecas no te duelan o que no hagan mucho esfuerzo sobre todo en el agarre de la cuerda.
  5. Impulso. Esto también suele recaer en las muñecas y sobre todo en los pies que deben tener sincronía con los saltos que das, por esto es importante que tomes en cuenta que estas articulaciones deben estar alineadas a tus pies para tomar impulso tanto del suelo como en la cuerda. Los brazos no ejercen presión, pero son los que dan el giro al momento de saltar, ellos reciben la fortaleza para definirlos por lo que también se ejercitan y saltar este ejercicio sirve para que también los tengas tonificados, aparte que debes mantenerlos extendidos mientras saltas.
  6. La espalda recta. La espalda debe estar recta siempre y con la vista al frente, además de erguida para que el salto no tenga presión sobre la base o el coxis, es importante tener esto presente por si se tiene alguna hernia, y puedas sufrir algún dolor por lo que no se recomienda este ejercicio si la tienes. Es importante que los pacientes que tengan problemas de espalda, tengan constante comunicación con el médico para ver si pueden realizar este tipo de ejercicios, para evitar cualquier incidente que pueda ser grave, ya que el salto puede originarle alguna lesión.
  7. El vestuario. Para poder saltar a la cuerda, tienes que usar la ropa adecuada para ello, comenzando con el pantalón cómodo que pueda hacer que el movimiento de las rodillas sea muy fácil de hacer, con comodidad por lo que debe ser bastante elástico para que estire. Además las zapatillas deportivas deben tener el menor impacto posible, con la suela especial que reciba la fuerza del salto en ellas y así tu cuerpo no sufra más de lo debido, contando que las articulaciones no sufran demasiado a raíz de la fuerza que ejerces al saltar.
  8. El lugar. Debes buscar un lugar con el cual tengas libre acceso que la cuerda haga el recorrido de tu altura abiertamente y sin ningún tipo de obstáculo, con el cual puedas interrumpir el ritmo de los saltos, ya que entonces no estarías trabajando lo necesario con el ejercicio tu cuerpo. Además de todo esto, es importante que tengas la posibilidad de hacerlo en un mismo horario, para así tengas constancia aparte de mantener el sitio para ejercitarte como una especie de santuario, sobre todo cuando se trata de saltar la cuerda de manera libre.
  9. Fuerza. Lo importante de saltar la cuerda es que lo haces de forma que puedas ganar fuerza en cada parte del cuerpo que se ejercita, sobre todo en las piernas, las cuales soportan mucho de todo tu cuerpo con cada salto que realizas, además de brazos y articulaciones. La resistencia la logras en el mismo momento de poder aguantar un tiempo determinado que te impongas, al igual que cuando te ejercitas en la bicicleta, lo fácil de la cuerda e que suele ser divertido y además con más movimiento que con la bicicleta estática.
  10. Busca acompañantes. Al igual que el caminar o footing, el saltar la cuerda se puede hacer con otras personas, es importante tener una compañía que nos ayude a aguantar con esfuerzo en conjunto y así se mantiene un mismo ritmo, horario y manera de lograr ponerse en forma con este ejercicio. Los grupos de gimnasio pueden hacer que te sienta más animada a establecer una rutina de saltar la cuerda, así poder lograr los resultados en grupo, que más se necesitan sobre todo de fuerza, resistencia, fortalecimiento y además de todo tonificación.
  11. Comenzar a saltar. Ya tienes la forma, el lugar, los implementos y ahora solo te falta comenzar a dar saltos a una velocidad lenta, luego media y después alta alrededor de media hora comenzando a trabajar cada parte de tu cuerpo y así poder aguantar con el ejercicio el tiempo suficiente. A partir de ahora que da de tu parte que puedas tomar en cuenta la rutina diaria a la que debes someterte para lograr los resultados que deseas, además el saltar la cuerda puede hacer que estés en forma con una dieta balanceada y además de todo esto con hábitos de salud y vida.
  12. A mantenerte en forma. Los consejos y elementos que recibas para sentirte bien no dependen de que gastes mucho dinero o tengas que aferrarte a un gimnasio, las cosas más simples suelen ser las mejores para que te sientas llena de energía y con fortaleza además de lograr una salud de hierro.

Consejos para saltar a la cuerda

  • Trata de hacerte análisis de sangre antes de comenzar a saltar la cuerda.
  • Ten en cuenta cualquier tipo de lesión que hayas tenido anteriormente para que no tengas inconvenientes con esto.
  • Debes tomar en cuenta que eliminar las grasas te puede aportar lo necesario para sentirte bien y evitar enfermedades.
  • Dieta, ejercicios y dejar el estrés son los mecanismos para sentirte bien.
  • Cuida los niveles de colesterol, triglicéridos y glucosa para que no tengas problemas graves de salud.
  • Saltar a la cuerda ayuda a calmarse diciendo adiós al estrés.
¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.