¿Quién no ha tenido dudas sobre ortografía? Y es que existen palabras homónimas en el español que son lo suficientemente parecidas para hacernos dudar al momento de escribirlas. Este es caso de los homófonos deshecho y desecho.

Lingüísticamente hablando, las palabras homónimas se reconocen por ser iguales en su morfología pero que presentan diferente significación. Así se clasifican en las homógrafas, que tienen diferente significado pero se escriben iguales, y las homófonas que se pronuncian y escuchan de igual modo, pero realmente son difieren en su significado y con grafía distinta.

escribe desecho o deshecho

Ahora bien, existen muchas formas de recordar cómo se escribe una palabra correctamente; algunos llaman a esto nemotécnicas, otros ejercicios de ortografía; Gardner lo llamaría “estimulación de las inteligencias múltiples”. En fin, no importa cómo lo llamen, lo importante es que te presentaremos múltiples técnicas para memorizar la ortografía de las palabras, y en especial de estos homófonos.

Instrucciones para escribir desecho o deshecho

En primaria nos enseñaron que existen dos tipos de palabras: simples y compuestas. Eso es algo que todos recordamos. La morfología forma parte de la gramática de la lengua, pues se encarga de estudiar la estructura de las unidades mínimas del discurso conocidas como palabras. Sus estudios se han dividido en dos naturalezas: la morfología léxica y la morfología flexiva.

En la morfología flexiva se estudian los cambios de contenido gramatical en la estructura de las palabras, los cuales afectan solo vínculos sintácticos, como la concordancia entre género y número. Por otra parte, la morfología léxica trata el análisis de las bases léxicas y se clasifica en morfología compositiva y morfología derivacional.

Ahora bien, el estudio de la homonimia forma parte tanto de la morfología léxica como de la semántica. La calidad de parentesco morfológico entre las palabras genera confusión al momento de emplearlas; por lo tanto, la técnica de analogías por definición ayuda mucho a disipar las dudas respecto al adecuado empleo de los términos.

Esta técnica cosiste en ampliar tus conocimientos sobre el estudio de la lengua para poder vincular dicha información al uso específico de los términos; a partir de palabras que logren asociarse entre sí. Por ejemplo, ahora que ya conoces la definición de lo que son las palabras homófonas, podrás asociar esa información al uso de desecho y deshecho.

escribe desecho o deshecho

¿Cómo recordar esto? Los homófonos, puedes recordarlo de esta manera:

  1. Asociando su etimología, sabiendo que viene del griego homós, que significa ‘igual’ y phōnḗ que se convirtió en fono y significa ‘sonido’.
  2. También, conociendo que existen partículas morfológicas denominadas prefijos. Los prefijos son segmentos que se agregan antes de las bases léxicas para modificar sus significados. Por lo tanto, teniendo conocimiento de que existe un prefijo en el español conocido como des-, que implica negación, ya puedes asociar que la base que le sigue está siendo negada. Por ejemplo Tiempo – Destiempo, Hacer- deshacer, ilusión – Desilusión, Animar – Desanimar, Armar – Desarmar, Amor – Desamor, Acuerdo – Desacuerdo y así sucesivamente con las palabras que admiten el prefijo o la negación des-; con lo cual amplías tu léxico ejercitándote en la antonimia.

Análisis morfosemántico de los homófonos desecho y desecho

En primer lugar, es importante que sepas que el análisis morfosemántico de las palabras contribuye mucho a desarrollar tu competencia metalingüística. Esto es realmente importante en ortografía, ya que a medida que reflexiones sobre la estructura de una palabra podrás utilizarlas de manera adecuada en diferentes enunciados sin incurrir en falta ortográfica.

A continuación, te presentaremos un análisis morfosemántico bastante simple y didáctico de los homófonos que estamos estudiando, para que amplíes tus conocimientos y apliques esta técnica en otros pares en los que tengas dudas más adelante.

Desecho, según el Diccionario de la Real Academia Española implica la acción de “desechar un residuo”, algo que ya no tiene valor o que ya no tiene el mismo valor funcional que antes. Por ejemplo, en el siguiente enunciado: Conservar los desechos orgánicos de origen vegetal en un contenedor en el patio de la casa es el primer paso para la elaboración del compost. Aquí puedes notar que “los desechos” hacen referencia a residuos de alimentos.

Este término se deriva del verbo desechar, por lo tanto, aunque comienza con la sílaba des-, no se trata de un prefijo. Por ello, en este caso es incorrecto colocar una –h- intermedia si se emplea con este sentido, por lo que ya te hemos explicado. En síntesis, tomando como punto de apoyo el significado del término y su origen, podemos asociar su ortografía en el contexto discursivo en el cual lo queramos emplear.

Por otra parte, el participio del verbo deshacer: deshecho, tiene otro significado muy distinto. Deshecho, en el sentido de disuelto o descompuesto, sí debe llevar la –h- intermedia, porque en su estructura morfológica existe un prefijo unido a una base léxica.

Prefijo: Des-

Base: Hacer del latín Facer

Deshcacer > desecho

Como explicábamos antes, el prefijo des- implica una negación. Por lo tanto, esto quiere decir que algo que ya estaba hecho, compuesto o maduro se ha descompuesto, podrido, corrompido, roto o quebrantado. Así, analizando etimológicamente su base, proviene del latín facer, que en español pasó a ser hacer, siempre deberá aparece la h.

¿Que necesitas para escribir desecho o deshecho?

  1. Lo primero que necesitas para mejorar tu ortografía es cultivar el hábito de la lectura. Aunque suene trillado es verdad, solo la lectura frecuente te ayudará a ampliar tu léxico y el empleo de las palabras con mejor fluidez.
  2. En segundo lugar, y también te parecerá obvio pero es realmente necesario, solo aprenderás a escribir escribiendo. Esto quiere decir que a medida que escribas y reescribas el término en el cual has presentado dudas podrás ir fijando su adecuada grafía en tu memoria. Esto puedes practicarlo cuando escribas en un chat por whatsapp, en un mensaje de texto, mientras comentas en las redes sociales e incluso escribiendo un poema o una canción. Así podrás ir practicado y fijando la imagen en tu memoria.
  3. Finalmente, lo que más necesitarás es constancia y paciencia. Sobre todo si no tienes hábitos adecuados de lectura y escritura te costará un poquitín más que los que sí los tengan. Sin embargo, buscar información en Internet respecto a la etimología de las palabras también te ayuda a ejercitar la lectura desde la reflexión metalingüística, así como consultar el diccionario frecuentemente.

Consejos para escribir desecho o deshecho

  1. Existen muchos ejercicios de ortografía que puedes hacer para mejorar tu competencia ortográfica. Por ejemplo, puedes escribir diez oraciones que tengan la palabra deshecho y diez más con la palabra desecho.
  2. También, puedes consultar por Internet cinco frases célebres o poemas con estos términos, para que vayas creando el hábito lector. Por ejemplo, como cuando León Trotski llamó “desechos de la historia” a los socialistas o cuando sor Juna Inés de la Cruz dijo en uno de sus poemas eróticos que su corazón estaba “deshecho entre sus manos”.
  3. Por último, te alentamos a comentarnos otras frases célebres, poemas o canciones con los cuales podamos ayudar a los lectores de este post a diferenciar los homófonos estudiados y así poder hacer asociaciones significativas a los términos para memorizar mejor su ortografía.

escribe desecho o deshecho

Vale, que seguro que tienes algún chiste o anécdota que nos quieres contar con estos términos… Compártenos que estamos ansiosos por demostrarle al mundo que la ortografía no es una norma aburrida y sin sentido, sino que es parte de nuestra vida diaria.

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 75,00% le ha gustado.