Cómo ser un líder moderno

Por lo general, cada empresa, grupo, proyecto, idea, etc., es encabezada por una persona, la cual se asegura de que todo aquello que se comienza llegue a término de manera satisfactoria, sin mayores contratiempos.

Esta persona es la que asume las responsabilidades, se encarga de representar a los demás y de darles una voz para que sean escuchados. Nada se mueve sin que lo sepa y, por más desesperante que parezca la situación, tiene todo bajo control.

Siempre tiene un plan B, C o D, en caso de que la situación así lo amerite y no se da por vencido de la noche a la mañana, sino que insiste y persiste hasta que lo consigue. Todas estas características señalan hacia un tipo de persona, un líder.

Hay quienes nacen con una cualidad innata de liderazgo. No obstante, hay otros que nacen para ser dirigidos por otros. Sin embargo, puede darse el caso que este tipo de persona, por una u otra razón, tenga que asumir el rol de líder. En tal caso, ¿cómo puede lograr serlo realmente? ¿Acaso es posible?

íder moderno

¡Que no se te vaya el loro! En esta oportunidad estaremos compartiendo contigo algunas recomendaciones para que te conviertas en el líder que quieres ser. Además, te daremos a conocer cuáles son las cualidades en las que tienes que trabajar, así como del rol que se espera que desempeñe.

Asimismo, estarás al tanto de lo que es un antilíder y de cómo puedes evitar llegar a ser uno. Por eso, no puedes dejar de leer este artículo. Aquí encontrarás todo lo que necesitas saber en lo relacionado con el liderazgo en general. De modo que, sin importar la rama en donde trabajes, podrás serte de mucha utilidad. Pero, sin más preámbulos, entremos en materia y comencemos a abordar el tema.

Instrucciones para ser un líder moderno

íder moderno

Un líder es una persona con ciertas cualidades y aptitudes que le permiten influir en otras personas, con el fin de dirigirlas para alcanzar un fin u objetivo.

Se trata de una persona que guía a un grupo y lo hace de manera ordenada. Por lo general, es quien encabeza un sistema jerárquico. En otras palabras, suele tratarse del jefe de una organización. Sin embargo, puede llegar a suceder que, quien desempeña el papel de líder, no es el jefe jerárquico.

Un líder suele poder incentivar, motivar e influenciar el comportamiento o forma de pensar de quienes componen su equipo de trabajo, a fin de poder alcanzar un bien común. Transmite una visión global, muestra confianza al grupo, es capaz de orientar y de mover a otros a la acción.

Tiene la capacidad de mantener al grupo con el ánimo arriba, pese a los obstáculos que se puedan presentar a lo largo del proyecto. Cuando es necesario, corrige los errores que se hayan cometido y reorienta el barco para llegar a puerto seguro.

Puesto que conoce a cada uno de los que trabajan con él, canaliza todo el potencial que tienen y los organiza de acuerdo con las funciones que cada uno puede desempeñar satisfactoriamente.

No obstante, contrario a lo que podrías pensar, ¿sabías que existen diferentes tipos de líderes? Veamos qué caracteriza a cada uno. Así sabrás cuál de ellos te identifica.

Tipos de líderes

líder moderno

El líder moderno se le conoce como Manager; sin embargo, según la manera de ejercer su liderazgo, podemos encontrar los siguientes tipos:

  1. El espontáneo: este surge, como su nombre lo indica, de manera espontánea cuando se presenta una situación o problema determinado. Suele ser quien asume el mando y da instrucciones sobre las acciones que se tomarán y cómo se realizarán con el fin de tener éxito.
  2. El tradicional: su poder radica en el privilegio que tiene de poseer un cargo. También puede tratarse de una persona que forma parte de un grupo de poder previamente establecido, como es el caso de las monarquías y de las empresas de origen familiar. El puesto de líder es heredado por otro miembro de la familia, sin tomar en cuenta si esta persona tiene las cualidades o la capacidad de dirigir bien a sus subordinados.
  3. El autoritario: tal como su nombre lo indica, esta persona se encarga de tomar decisiones de manera autoritaria, sin escuchar a otros y sin dar explicaciones sobre sus actos. Por eso, pocos son los que lo segundan y termina perdiendo su gestión.
  4. El democrático: contrario al líder autoritario, las decisiones de este líder son el resultado de la consulta a los demás. Plantea los problemas con el propósito de escuchar las opiniones y los consejos que otros puedan aportar.
  5. El liberal: es el que se encarga de delegar algunas decisiones importantes en los demás. De esta manera, les permite sus capacidades.
  6. El carismático: debido a su personalidad, tienen la capacidad de influir en ciertas personas. De hecho, llegan a convertirse en su fuente de inspiración. Por lo general estas personas suelen tener una gran confianza en sí mismos y son las que podemos encontrar en campos relacionados con la política, la religión, los diferentes movimientos sociales, etc. Algunos grandes líderes carismáticos del pasado fueron Mahatma Gandhi, Adolf Hitler, Martin Luther King, etc. Estas personas inspiraron a otros y hasta lograron que realizaran diversos fines. También es posible clasificar los tipos de líderes que hay de acuerdo con el ámbito en el que actúan. Algunos de ellos son:
  7. Los políticos: son el tipo de personas con cualidades de protector, integrador y de guía. En sus hombros recae toda la confianza de un sector o pueblo para gobernarlo. También se considera un líder político a quien tiene el objetivo de liberar a un pueblo o nación, como fue el caso de Simón Bolívar en América del Sur y Nelson Mandela en Sudáfrica.
  8. Los religiosos: son los que llevan la delantera en instituciones eclesiásticas de relativa importancia. También se trata de quienes promueven algún movimiento religioso, con el propósito de que otros sigan los preceptos que imparte.
  9. Los sociales: son los que, de alguna manera, se encargan de guiar un movimiento social al influir en los demás para que apoyen cierta tendencia o ideal, por ejemplo, el concepto de un mundo ecológicamente sustentable, la igualdad política y social en las personas, etc.
  10. El empresarial: es el tipo de persona que ha logrado realizar distintos proyectos relacionados con los negocios. Los lleva a cabo eficazmente y con certeza. De manera que sobresale entre otros empresarios al influir en los demás.

Ahora que ya saber qué tipo de líder quieres ser, lo siguiente será descubrir lo que necesitas para lograrlo. Por eso, presta mucha atención.

¿Que necesitas para ser un líder moderno?

líder moderno

Si bien es cierto que todos poseemos muchas cualidades, para ser un verdadero líder debes contar con algunas en específico. Por ejemplo:

  • Necesitas tener confianza en ti mismo. Esto no quiere decir que dejarás de ser humilde. Más bien, tiene que ver con confiar en sí mismo para tomar decisiones a la hora que se presente una situación de crisis.
  • Poder tomar decisiones. Esto está estrechamente relacionado con el punto anterior. Sin embargo, no solo se trata de poder decidir, sino también de contar con el criterio para hacerlo, ya que muchos jefes toman decisiones de forma arbitraria que el equipo no comparte.
  • Ser comunicativo. Un buen líder necesita mantener abiertas las vías de comunicación con su equipo para saber todo lo que ocurre. Asimismo, es necesario que tenga la capacidad de transmitir lo que lo motiva a actuar de determinada manera.
  • Tener control emocional. No está permitido desquiciarse, perder el control de sí mismo o de su rumbo. Siempre debe poder actuar bajo presión, sin importar lo difícil que pueda ser la situación.
  • Debe trabajar más que todos los demás. Aunque muchas personas piensen que el líder es el que menos trabaja, en realidad se trata de todo lo contrario. Debe llevar la delantera a la hora de trabajar y de ayudar a los demás.
  • Debe ser organizado y planificador. Puesto que coordinar a un equipo de trabajo no es una tarea sencilla, algo que te ayudará a lograrlo es tener el control de todo el proceso en todo momento. Desde su fase inicial hasta su culminación.
  • Ser carismático. Esta es una de las características más conocidas entre los buenos líderes. De hecho, todos tenemos en mente que un líder siempre es una persona positiva y, al mismo tiempo, muy persuasiva.
  • Ser agradable y educado. Puesto que es la persona que representa a todo el grupo y que vende una idea o trabajo, es importante que tenga la capacidad de relacionar con soltura con los demás y que los demás sientan que pueden acercarse a él con confianza.
  • Mostrar empatía. Esta cualidad es imprescindible. En especial, a la hora de entender la manera de pensar y las necesidades de los miembros del equipo. Para poder sacar a la luz todo el potencial de su grupo, debe conocer y entender el estado emocional de cada uno de los que lo integran.
  • Ser cooperativo. Siempre debe tener la disposición de ayudar a los demás y transmitir la idea de que pueden contar con él.
  • Actuar con justicia. No importar cuál sea la situación que se presente y quiénes estén involucrados, siempre debe ser capaza de interpretar lo que sucede y tomar una decisión lo más justa posible, de modo que la gran mayoría se sientan satisfechos.
  • Ser responsable. Todo líder ha podido llegar a ese lugar gracias a que se ganó la confianza de los demás. Lo que implica hacerse responsable de las decisiones que toma y de las acciones que promueve en su equipo.
  • Ser optimista. Una de las principales responsabilidades de un buen líder es mantener motivado a su equipo de trabajo. Pero, para poder conseguirlo, siempre debe manifestar una actitud optimista y ver el vaso medio lleno, aunque a todos los demás les parezca que está medio vacío.

Como has podido darte cuenta, si no posees estas cualidades, siempre tendrás la oportunidad de cultivarlas o de trabajar en ellas. No es necesario que vayas a una universidad para aprender a ser un líder, ya que no se trata de conocimiento, sino más bien de actitudes. Por eso, ¿qué consejos debes tomar en cuenta para llegar a ser un líder?

Consejos para ser un líder moderno

líder moderno

  1. Edúcate constantemente. Es importante que estés bien informado sobre lo que haces. Si tienes dudas o no sabes dónde estás parado, es poco probable que puedas dirigir a tu equipo con éxito. Conoce bien el mercado y el público hacia quien va dirigido tu producto o servicio. De esta manera, podrás idear estrategias que te ayuden a posicionarte entre los mejores.
  2. Habla menos y actúa más. Un buen líder siempre realiza lo que predica. Por ejemplo, si quiere que tu equipo de trabajo llegue a tiempo, debes ser el primero en estar en la empresa cuando esta abra sus puertas.
  3. Aprende a escuchar. Un buen líder sabe escuchar. Si prestas atención a lo que otros tienen que decir, es probable que te sorprendas de lo que puedes aprender de ellos. Por eso, tómate el tiempo para reunirte con tu equipo de trabajo y discutir tu gestión, las decisiones que se han tomado y las expectativas para el futuro.
  4. Comparte tus conocimientos con otros. Al capacitar a otros, conseguirás que desarrollen nuevas perspectivas para resolver problemas para afrontar los retos que se planteen.

Recuerda que es importante que felicites en público, pero que corrijas en privado. Un buen líder no busca ridiculizar a los demás. Esto haría que su moral se vaya al suelo y que se sienta desmotivado, cosa que nunca querría que suceda.

Sé humilde, decidido, comprensivo y abordable. Haciendo esto, no solo te ganarás la confianza y el respeto de todo el grupo, sino que también ser un buen líder.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.