Un voluntario es todo aquella persona que realiza una labor, en muchas ocasiones humanitaria, y que no espera una recompensa económica en contraprestación de ese servicio. Cada vez son más las personas que quieren ser voluntarias, ya bien sea de aluna Organización No Gubernamental (ONG), de las Naciones Unidas o de cualquier otra asociación en la que necesiten gente para llevar a cabo una labor.

Cualquier persona puede ser voluntaria, eso sí, necesita tener unos requisitos:

  1. Ser mayor de edad y en algunos casos con 16 años es suficiente aunque se puede necesitar una autorización por parte del tutor legal.
  2. Disponer de tiempo para dedicárselo a la función de voluntariado.
  3. En caso de que se requiera de alguna fuerza especial, tener las condiciones físicas para poder desempeñarlas.
  4. Tener pasión por la labor que van a hacer.

Los voluntarios pueden ser personas preparadas, con carreras, para hacer cierta labor, como puede ser el caso de los médicos que viajan a algunos países en guerra para ayudar a las personas necesitadas y que no esperan recibir algo a cambio. Ser voluntario significa que no vas a percibir una retribución económica. En algunos casos, ya que realizas una gran labor, el pago se realiza en especies, como en el caso de los médicos en pagar el viaje o la comida. Pero hay que tener en cuenta que una de las características del voluntariado es que no se va a recibir nada económico a cambio. Un ejemplo muy básico podría ser en el caso de las donaciones de sangre, quienes donan lo hacen de manera voluntaria, por lo tanto en ese momento son voluntarios, y por su labor reciben algo de comer, pero nunca económico.

Hay que tener en cuenta que, como en el ejemplo expuesto sobre los médicos y enfermeros que viajan a países en guerras, no siempre se tienen las mismas comodidades. No hay electricidad, no hay agua para bañarse…porque viajas a un país en el que esas comodidades no existen y tienen que adaptarse a ellas.

Si te gusta alguna labor en concreto y sobre todo tienes ganas de ayudar puedes hacerte voluntario y por eso aquí te explicamos cómo ser voluntario.

Instrucciones para ser voluntario

  1. En el caso de Cruz Roja debes contactar con ellos para que te den una entrevista personal en la que te dirán en qué consiste la labor que hacen y en qué podrías encajar según tus características, ya que no es lo mismo si eres mayor o menor de edad o si tienes unos estudios que te permitan realizan unas labores de mayor esfuerzo. Siempre te darán la formación básica para la labor que vayas a realizar y poco a poco pueden darte más funciones según vayas adquiriendo los conocimientos necesarios.
    Cómo ser voluntario
  2. En el caso de Naciones Unidas los requisitos son más elevados. Es imprescindible disponer de un título universitario o un grado superior y tener una experiencia de varios años en el sector del voluntariado. También se requiere ser mayor de 25 años y saber, al menos, tres idiomas. En este caso la actividad a realizar sí es retribuida, ya que los requisitos que piden exigen unas condiciones cualitativas. El pago consiste en la manutención durante el tiempo que dure el voluntariado más un subsidio, además también se percibirá un subsidio para reinstalarse en la ciudad de origen una vez haya terminado el trabajo en la ciudad de destino.
    Cómo ser voluntario
  3. En el caso de que no sea para participar como voluntario en entidades tan grandes como Cruz Roja o Naciones Unidas, lo que debe hacer la persona es dirigirse a la persona de contacto de la entidad. Si quiere ser voluntario de la iglesia de su barrio para ayudar en las misas, deberá ir al párroco para que éste le informe, por ejemplo.

Consejos para ser voluntario

  • Si no tienes espíritu de voluntario lo mejor es que no lo intentes, suelen ser labores duras y si no te apasiona y no vas a recibir un salario en contraprestación, no vas a estar cómodo.
  • Si tienes que viajar fuera porque es una labor de voluntariado en otro país, mentalízate para las vivencias que puedes tener y que nada te pille por sorpresa. Infórmate bien del país o ciudad de destino y se consciente de que no vas a tener las comodidades que tienes ahora.
  • Como experiencia no está mal. Puedes probar un tiempo y si no te termina de llenar, dejarlo. Hacen falta muchos voluntarios y si pruebas y te gusta estarás ayudando a muchísima gente que lo necesita y que, aunque directamente no pueda darte las gracias, así lo sentirás.
  • Infórmate bien e incluso pregunta a tus familiares y amigos si alguna vez han sido voluntarios y cómo se han sentido, qué han tenido qué hacer…
  • Si dispones de tiempo libre y te gusta ayudar a los demás, no dudes que la labor de voluntariado puede ser lo que estabas pensando.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.