Tocar el violonchelo es el sueño de mucha gente, sin embargo, no es de las cosas más sencillas del mundo precisamente, ya que estamos ante un instrumento muy complejo que se debe aprender a tocar de una forma muy correcta para poder ser buenos en esto.

El violonchelo es de la misma familia que los violines, siendo idéntico a este en apariencia, pero muchísimo más grande. Este instrumento es el segundo instrumento más grande de la familia de los violines, tan sólo por detrás del contrabajo. De esta forma, tocar el violonchelo será difícil por su tamaño.

El violonchelo es muy grande y por lo tanto, se coloca de pie junto a ti y se toca. No es como el violín que te lo puedes colocar encima, sino que es un instrumento que pesa demasiado y es demasiado grande para colocártelo a los hombros.

Lo bueno de este instrumento es lo bien que suena y la gran cantidad de usos que tiene en la música. De esta forma, lo podemos ver en orquestas, lo podemos ver en festivales y en definitiva, lo podemos ver en casi cualquier lugar sin ninguna duda. Por ejemplo, se usa para componer bandas sonoras como uno de los instrumentos principales y se usa también para conseguir una melodía más grave que las de violín o viola.

El chelo o violonchelo no es fácil de tocar, pero si aprendes a tocar no sólo vas a poder ser un artista musical y a pasarlo en grande, sino que entre otras cosas, se te van a abrir las puertas del mundo laboral.

Este instrumento siempre es demandado en orquestas y en conservatorios, así que podría asegurarte una carrera artística en el mundo musical. De esta forma, si aprendes a tocar el violonchelo de la forma correcta, vas a poder ser una persona con muchísimas habilidades para esta tarea.

Si tienes un buen maestro, prestas atención a todos los consejos y sobre todo, si tienes constancia y amor por lo que haces, podrás aprender a tocar este instrumento en relativamente poco tiempo, aunque ahora mismo no hayas tocado un instrumento en tu vida.

Si quieres aprender de una vez cómo tocar este fantástico instrumento, no te muevas de aquí, ya que estás en el lugar correcto. Presta mucha atención a partir de ahora, ya que vamos a ver paso a paso cómo se toca este instrumento y cómo hacerlo de la forma más fácil posible.

Instrucciones para tocar el violonchelo

  1. La partitura:
    Lo primero que debemos conocer a la hora de tocar un instrumento como este, es obviamente el funcionamiento de la partitura. La partitura es como el libro que tenemos que ver para tocar la canción, la cual te permitirá tocar la canción no sólo con el violonchelo, sino con casi cualquier instrumento. La partitura tiene digamos un lenguaje propio que sólo los músicos entienden, en el cual las notas se van desarrollando sobre un pentagrama, el cual es como una especie de partitura con cinco líneas y cuatro espacios. Lo malo de esto, es que hay que entender muchas cosas, como el pentagrama, las claves, los silencios y los sostenidos, para saber así como hacerlo todo correctamente. Aquí veremos parte por parte, para que de esta manera, puedas aprender a tocar este instrumento de la forma correcta.

    1. Pentagrama: La primera parte de todas es el pentagrama, el cual está dividido en cinco líneas y cuatro espacios. En cada línea y espacio se pone una nota, la cual va a ir en la escala de las siete notas, pero con sus agudos y sus graves incluidos. Ahora tenemos que mirar la clave del pentagrama, la cual nos indicará donde van las notas. La más conocida es la clave de sol y la que hemos aprendido en el colegio. También tenemos que ver los sostenidos, en la cual veremos que las notas son un poco más largas de lo normal y estos se muestran con almohadillas. El pentagrama siempre se rellena y se divide en varias páginas, las cuales debemos tener abiertas en todo momento.
    2. Notas:
      Las notas son los distintos tonos de la canción que debemos tocar. No sólo debemos saber qué nota es cual (algo que se sabe con la colocación de las mismas en el pentagrama con respecto a la clave), sino que debemos saber la duración de la nota. Una redonda es la nota más grande y es una especie de círculo, la blanca es media redonda y es una redonda con un palo, la negra es media blanca y es igual que la blanca pero de color blanco y así sucesivamente con las corcheas y semicorcheas.
    3. Compás:
      El compás es la duración y el ritmo de la canción. Un compás puede ser de uno a cuatro tiempos y el compás se indica con una fracción al lado de la clave. Las notas van marcando el compás, ya que una redonda es 1 en el compás y las otras a medida que vas bajando son la mitad, por ejemplo una blanca es medio compás y una negra un cuarto.
  2. Aprender a tocar el instrumento:
    Ahora ya sabes interpretar una partitura, la cual te va a permitir leer las notas musicales de una forma sencilla con cualquier instrumento. Sin embargo, esto no es todo ni mucho menos, ya que para aprender a tocar el violonchelo de forma correcta, vas a tener que aprender algo más. Este instrumento tiene un sistema de cuerdas y se toca con un arco, pero se deben conocer cosas como la colocación del mismo y la forma de tocarlo, así como la localización de las notas. La forma de hacer esto es siguiendo unos cuantos pasos, los cuales te irán enseñando poco a poco cómo tocar todo esto.

    1. Buscar a un maestro:
      Tocar el violonchelo no es como tocar una flauta dulce, así que no te lo puede enseñar cualquier persona. Lo que debes hacer es buscar un maestro que entienda del tema, el cual te pueda aconsejar sobre cómo tocar mejor y sobre cómo conseguir mejorar en este instrumento. Por ejemplo, te puedes apuntar a un conservatorio o buscar a una persona que sepa hacer esto, algo que te ayudará a conseguir tocar mejor este instrumento. Una vez que estés apuntado, presta mucha atención a lo que te diga el maestro y haz caso al pie de la letra, ya que de esta forma, vas a aprender a tocar el violonchelo de la forma más correcta posible.
    2. Pulir detalles:
      Ahora que ya tienes un maestro que te enseñe la colocación y la localización de las notas, es hora de ir puliendo detalles a la hora de tocar. Trata de coger bien el instrumento y practica mucho, para no desafinar. No es lo mismo tocar el violonchelo que ser un experto, así que vas a tener que ir puliendo detalles poco a poco hasta conseguir una maestría.
    3. Practicar mucho:
      Finalmente, hay que tener en cuenta que la práctica hace al maestro y que debemos de practicar muchísimo si queremos alcanzar una gran maestría. Sin duda alguna, el camino del violonchelo es un camino complicado, pero sin duda interesante, ya que si aprendes a tocarlo correctamente, podrás incluso llenar auditorios si tienes talento, así que quien sabe.
¿Te ha gustado?
47 usuarios han opinado y a un 70,21% le ha gustado.