Convertir mililitros en gramos no es una tarea fácil. En numerosas ocasiones, para poder seguir las instrucciones de algunas recetas de cocinas, necesitamos convertir de mililitros en gramos, o a la inversa. La respuesta a esta pregunta no resulta siempre del todo evidente.

Pero no solo para cocinar, sino que en muchas tareas de la vida cotidiana nos encontramos con el obstáculo de no saber las equivalencias entre gramos y mililitros y se nos dificultan ciertas decisiones. Por ejemplo, vamos al súper y nos preguntamos, ¿este envase de leche de 300 gramos es igual a este otro de 250 mililitros? Pues, siga leyendo, y podrá responder esta pregunta.

El agua, convertir mililitros en gramos

Empecemos por lo básico, con el agua. ¿Cuántos gramos son 500 ml de agua? Pues, muy fácil, 500 gramos. Un mililitro de agua es exactamente igual a un gramo de agua, y no se necesitan más cálculos. Convertir mililitros en gramo, cuando nos referimos al agua es muy simple.

Sin embargo, no se deje engañar, tal igualdad no se cumple para el resto de las sustancias. Si no, ¿qué sentido tiene escribir un artículo sobre ello? Calcular la conversión de mililitros a gramos no resulta tan simple como tomar una calculadora y multiplicar o dividir por un coeficiente.

No es igual de fácil calcular la cantidad de gramos que contiene  250 ml de leche, harina, mantequilla…o cualquier sustancia diferente al agua. Veamos entonces por qué y cómo podemos calcular entonces cuántos gramos contiene un mililitro de casi cualquier cosa.

La densidad para calcular mililitros en gramos

Primero, aclarar que la conversión de mililitros a gramos se complejiza porque hablamos de dos tipos de unidades de medidas diferentes: los mililitros expresan el volumen que ocupa un líquido y los gramos la masa de un sólido o un líquido. Son dos unidades que expresan características diferentes, por lo que no se puede establecer una igualdad que nos simplifique el cálculo. Una x cantidad de mililitros no es igual a 2x cantidad de gramos, ni a 100x cantidad de gramos…ni nada parecido. Entonces, ¿cómo realizar la conversión de, por ejemplo, 250 ml de mantequilla  en gramos?

En este caso necesitamos la ayuda de una tercera unidad de medida que enlace los mililitros con los gramos. Debemos recurrir a otra variable que nos permita realizar la equivalencia entre volumen y masa. ¿Cuál es esa unidad? La densidad. ¿Qué es la densidad de una sustancia y cómo nos puede ayudar en la conversión de mililitros en gramos?

La densidad, la variable que nos va a facilitar nuestro cálculo,  se refiere a la cantidad de masa contenida de una sustancia en un volumen dado. O sea, cuanto espacio puede ocupar una sustancia con un masa determinada. No es lo mismo rellenar una almohada con algodón que rellenarla con plomo. ¿Cuál pesa más? Supongamos que nuestra almohada tiene una capacidad cúbica de 5000 ml. ¿La cantidad de gramos de algodón sería la misma que la cantidad de plomo necesaria para rellenar la almohada?¿Por qué si es un mismo volumen de espacio una pesa más que la otra? Porque la densidad de las sustancias utilizadas para rellenar son diferentes, y necesitamos más masa de plomo para rellenar la almohada que de algodón.

De aquí sacamos una conclusión importante. Cada sustancia posee una densidad diferente, por lo que el resultado de la conversión de mililitros en gramos es diferente según la sustancia que estemos calculando. Recuerda, solo calcular el agua resulta fácil, porque, ¿cuántos gramos necesitamos para rellenar 1 ml? Exactamente un gramo, y por eso la conversión es tan sencilla. La densidad del agua es exactamente 1g/ml, pero no sucede así con todas las sustancias.

Hallar la densidad de las sustancias

Pues bien, tal como hemos visto, la densidad es la medida que nos ayuda a convertir los mililitros en gramos. Esta unidad nos permite enlazar las dos unidades que nos interesan: los mililitros (volumen) y los gramos (masa).

No existe un método de conversión directa que nos permita decir que una X cantidad de mililitros es igual a una X cantidad de gramos. No hay una fórmula fija que nos facilite el cálculo, puesto que cada sustancia, ya sea agua, leche, mantequilla, harina, azúcar, chocolate…tiene una densidad diferente. O sea, necesitas diferentes cantidades de gramos de azúcar, mantequilla, agua, etc., para llenar un mismo recipiente de un litro.

Haz un ejercicio mental: ¿cuántas cucharadas de azúcar necesitas para rellenar un bol de un litro? ¿cuántas de mantequilla o cuántas de leche? ¿El resultado es el mismo? Por supuesto que no, pues cada uno de estos ingredientes posee una densidad diferente, y la cantidad de gramos que necesitamos por cada mililitro varía según la sustancia.

Entonces, ¿cómo convertimos de mililitros a gramos?

Para ello debemos saber la densidad de la sustancia. ¿Cómo saberla? Existen muchísimos recursos que pueden ayudarte a encontrar la densidad de  una sustancia. Algunos de los más utilizados son los que podemos encontrar en la web. Si tienes a mano en casa una tabla de densidades, perfecto. No obstante, sabemos que no es algo muy común que atesoremos en nuestro hogar, por lo que puedes encontrar en internet miles de tablas de densidades que pueden ayudarte a saber la densidad de la sustancia que estás buscando. O bien, puedes teclear en un buscador “densidad” más la sustancia que buscas, y enseguida te aparece un resultado con la cifra que buscamos.

Por ejemplo, si buscas la densidad de la leche, y pones en Google “densidad leche”, aparecen numerosos resultados con los datos de la densidad de la leche en g/ml. De tal manera, rápidamente puedes saber que la densidad
de la leche es de 1,03 g/ml. Lo mismo puedes hacer con cualquier otra sustancia.

Convertir mililitros en gramos

Ya tenemos la densidad de la sustancia que estamos buscando. ¿Cuál es el próximo paso?

Tal cómo explicamos en líneas anteriores la densidad es la unidad de medida que nos permite calcular los mililitros en gramos. ¿Cómo? Pues, si la densidad se obtiene a partir de la cantidad de masa que ocupa una sustancia en un volumen dado, la fórmula para su cálculo es la siguiente: Densidad = masa/volumen. Pero siempre las fórmulas con división resultan más complicadas, así que mejor la transformamos en una multplicación para que sea más sencillo. De esta manera, además el resultado será el que exactamente estamos buscando, la masa, o sea, los gramos.

Si transformamos la fórmula teniendo en cuenta los datos que tenemos y el resultado que nos interesa encontrar, quedaría de la siguiente manera: Volumen x densidad = masa.

Et voilà! Tenemos la fórmula para convertir mililitros en gramos.

Calcular mililitros en gramos

Hagamos varios ejemplos de práctica. Tomemos que queremos calcular cuántos gramos son 125 ml de leche.

Primero, buscamos la densidad de la leche con cualquiera de los recursos antes mencionados. La leche tiene una densidad de 1.03 g/ml.

Contamos  entonces con los datos necesarios y solo queda calcular según nuestra fórmula  Volumen x densidad = masa.

Calculamos 125 x  1,03 = 128, 75, por lo que podemos concluir que 125 ml de leche es igual a 129 gramos aproximadamente.

Un último ejemplo: 250 ml de mantequilla en gramos. Repetimos los pasos. Buscamos la densidad de la mantequilla: 0,9 g/ml. Calculamos según la fórmula 250 x 0,9 = 225. Tenemos el resultado, 250 mililitros de mantequilla es igual a 225 gramos de mantequilla.

¡Y ya está todo listo! ¡Suerte en tus cálculos!

Consejos

  • 1 ml de agua es exactamente igual a 1 g de agua
  • La densidad de la leche es de 1,03 g/ml
  • La densidad de la mantequilla es de 0,9 g/ml
  • 1cm3 es igual a 1 ml
¿Te ha gustado?
16 usuarios han opinado y a un 43,75% le ha gustado.