Todos deberíamos conocer aunque sólo sea de manera general  lo que entendemos por doctrina y lo que entendemos por jurisprudencia. Ambas afectan a nuestra vida y pueden sernos útiles en el caso de litigo. Tanto a la judisprudencia como a la doctrina podríamos denominarlas, para entendernos, fuentes indirectas o complementarias de las normas y de las leyes.

Esto es así porque el ordenamiento jurídico establece que para interpretar y aplicar las leyes deben ser complementadas  por la jurisprudencia y la doctrina. Sin embargo, debemos tener en cuenta  que en el derecho anglosajón y en el español cuando se habla de jurisprudencia no estamos hablando de lo mismo.

Para los americanos y los ingleses y todos aquellos que se rigen por el derecho común o Common Law, la jurisprudencia es una fuente del derecho. Así, más que crear leyes generales para regular las distintas situaciones que se pueden dar en la vida del ciudadano, lo que hacen es dar una serie de principios generales que el juez deberá aplicar a cada caso creando una sentencia que creará jurisprudencia.  Es por eso que en las películas es habitual escuchar a los abogados citar casos anteriores o que no hay jurisprudencia sobre un caso porque no se ha vivido con anterioridad esa situación.

Sin embargo, en el caso español la jurisprudencia es el conjunto de sentencias que se dictan desde el Tribunal Constitucional, Tribunal Supremo,  Tribunales Superiores de Justicia de las Comunidades Autónomas.

No hay que confundir la jurisprudencia con la doctrina es por ello que a continuación te vamos a dar unas claves para saber cómo diferenciarlas.

Cómo diferenciar entre doctrina y jurisprudencia

¿Que necesitas para diferenciar entre doctrina y jurisprudencia?

  • Papel.
  • Bolígrafo.
  • Regla

Instrucciones para diferenciar entre doctrina y jurisprudencia

  1. Con el fin de ver de un vistazo y así saber cómo diferenciar jurisprudencia y doctrina te proponemos realizar este esquema que te ayudará en esta tarea. Para empezar: Toma una hoja, una regla y un bolígrafo o lápiz.
  2. Traza una línea en vertical que divida en dos columnas la hoja.
  3. En la parte izquierda escribe jurisprudencia y en la derecha doctrina.
  4. En el apartado de jurisprudencia escribiremos lo siguiente:
    • Sentencias que dictan los juzgados y tribunales.
    • Es un  elemento complementario que un juez puede tener en cuenta o no.
    • Pero para que se tengan en cuenta haber dos sentencias que sean iguales a la hora de resolver un mismo tipo de caso.
  5. En la columna de doctrina escribiremos lo siguiente:
    • Son comentarios, estudios, análisis que hacen expertos.
    • Estos expertos suelen ser profesores, catedráticos.
    • Son opiniones.
    • Es aún más complementaria que la jurisprudencia.
    • Se tiene menos en cuenta.
    • Al ser un experto, éste no tiene autoridad para revocar una sentencia.
    • Se publican en artículos, libros, revistas especializadas…
    • Su importancia dependerá de la relevancia del autor. Éste tiene que ser un autor reconocido.
    • Estudian la legislación y proponen cambios de la misma con el fin de mejorarla.

Cómo diferenciar entre doctrina y jurisprudencia

Consejos para diferenciar entre doctrina y jurisprudencia

  • En la práctica, se ha ampliado mucho más la jurisprudencia. Los abogados también tienden a tener en cuenta como jurisprudencia las sentencias dictadas por Audiencias provinciales y Tribunales de Primera Instancia.
  • Hay que tener en cuenta el principio de independencia judicial, es decir, que cada juez es independiente para dictar una sentencia sin tener en cuenta la dictada por otro juez.
  • Cabe recordar que tanto jurisprudencia como doctrina son fuentes de derecho pero que no es obligatorio recurrir a ellas o cumplir lo que indiquen. Ambas sirven como referencia en aquellos casos en el que haya un vacío legal o que se quiera complementar las leyes existentes. Pero recuerda, el juez no ha de por qué tenerlo en cuenta debido a esa independencia judicial que comentábamos antes. En todo caso, sirven para interpretar la ley en un caso concreto.
  • Todas las diferencias que hemos indicado en nuestra hoja de ruta son aplicadas al caso español.  A nivel internacional esto cambia puesto que  la inclusión o no como fuente derecho dependiendo del país que se trate.

Cómo diferenciar entre doctrina y jurisprudencia

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 75,00% le ha gustado.