¿Te gustaría ir al mercado y no equivocarte al momento de pagar? ¿Piensas que siempre te dan menos en el cambio? La solución la encontrarás aprendiendo a  doblar números o multiplicar.

Doblar los números es uno de los fundamentos en el aprendizaje de cada uno de los seres humanos. Desde muy temprana edad debemos conocer los códigos lingüísticos y matemáticos, pues forman partes de nuestra vida cotidiana.

El aprender a hablar,  escribir y leer son principios del desarrollo cognitivo de cada niño o niña, de tal manera que; conocer de la gramática, su lengua de origen es un aspecto primordial para el crecimiento de los jovencitos. Del mismo modo, conocer las matemáticas, aprender a sumar, aprender a restar o, en este caso, aprender a multiplicar es fundamental para el desarrollo y desenvolvimiento en el día a día de todas las personas.

En tal sentido, las tablas de multiplicar pasan a ser parte de la cotidianidad de la persona. Desde la creación de la tierra y del hombre los números siempre han estado presentes; incluso, según la teoría de la creación, Dios necesito 6 días para crear los cielos, la tierra y el hombre, más 1 día para descansar; esto es igual a 7. De tal manera que Dios utilizó un múltiplo de 7 días para terminar su fase de creación de la humanidad.

Otra teoría manifiesta que la tierra pasó por un proceso biológicamente evolutivo, a través de una selección natural; como lo afirma la teoría del origen de las especies en 1859 realizada por Charles Darwin. En la cual, el científico establece que todos los seres vivos han evolucionado mediante la multiplicación de un antepasado común. Este interesante antecedente de la operación matemática conocida como multiplicación; también nos muestra de forma numérica el proceso creciente que tuvo el hombre para llegar a lo que es hoy en día.

Origen de la multiplicación

Sabías qué La multiplicación de los números se manifiesta desde los principios de la creación. Sin embargo, esta regla matemática es conocida 2600 años A.C. aproximadamente; cuando la civilización Sumeria inventó las tablas de multiplicar hechas con arcilla y utilizadas para la vida cotidiana. Así mismo, la civilización egipcia utilizó otro método conocido como multiplicación por duplicación.

Pitágoras, un filósofo griego, es quien nos muestra la forma de multiplicar que hoy en día utilizamos a través del desarrollo de tres propiedades: propiedad conmutativa, asociativa y la distributiva. El término multiplicación proviene del latín multus, que significa mucho, y plico, que equivale a doblar. De tal manera que la multiplicación consiste en doblar o repetir la cantidad de números.

Básicamente, para que no vuelvas un lío con esto de la definición, se trata de una suma repetida. Por ejemplo: en 3 x 2, lo que hacemos es que el 3 lo sumamos consigo mismo 2 veces. La suma de 3 + 3 nos da como resultado 6 (3×2=6) o (3+3=6); esta operación matemática se distribuye en factores llamados multiplicando y multiplicador, donde el 3 es el factor multiplicando y 2 es el factor multiplicador. Así, el resultado de esta operación lo conocemos como producto.

En este sentido, el numero 3 es el factor multiplicando, el 2 es el factor multiplicador y el 6 es el producto o resultado de la operación (3×2=6). Por otro lado, la x es un símbolo matemático que se utiliza para identificar que la operación es una multiplicación, también puede ser con un punto (·), (3·2=6).

De tal manera que: en la vida cotidiana desde que vamos a la escuela, al mercado o a cualquier parte donde tengamos que hacer operaciones matemáticas, nos enfrentamos con la multiplicación. Por eso, la gran importancia de conocer métodos de aprendizaje y enseñanza sencillos para que los niños, adolescentes y adultos puedan realizar  de manera rápida y eficaz las operaciones numéricas.

Instrucciones

Es importante establecer estrategias fáciles para enseñar las tablas de multiplicar, de tal manera que el aprendizaje sea más rápido de captar y sobre todo más ameno.

Para esto, te ofrecemos varios tips donde que te facilitaran el trabajo al momento de enseñar las tablas de multiplicar a otros y para que las aprendas tú mismo.

  1. Puedes utilizar el método de la propiedad conmutativa; el cual indica que el orden de los números que se emplea en las operaciones no altera el resultado de la misma (5+2=7) o (2+5=7), (5×2=10) o (2×5=10). De esta manera, podrás aprender las tablas de multiplicar con menos esfuerzo y mucha rapidez.
  2. Dicho esto, sabemos que 2×4=4×2. Si le explicitamos esta propiedad otros, ya sabrán cuando estudien las tablas de multiplicar que 2×4 es igual a 4×2, porque tiene el mismo resultado. Esto quiere decir que estudiando la mitad de las tablas y aplicando de manera consiente la propiedad conmutativa, obtendrás el doble de resultados.
  3. Otra técnica interesante es que cuando estés estudiando las tablas al derecho y del revés. Al derecho es de forma clásica (2×0=0, 2×1=2, 2×2=4, 2×3=6) y del revés es aplicando la propiedad conmutativa (0x2=0, 1×2=2, 2×2=4, 3×2=6). Al estudiar ambas tablas, estarás aprendiendo también todas las demás tablas donde aparezca el número 2. Así, estarás ahorrando un 50% de tiempo en estudio.
  4. Tienes que planificarte una metodología de estudio concreta, para que obtengas el máximo resultado con el mínimo esfuerzo. Estudiar un máximo de 15 minutos dos veces al día, por ejemplo.
  5. También, puedes tener las tablas de multiplicar partida en trozos de máximo tres o cuatro cifras por cada uno de los trozos (0x2=0, 1×2=2, 2×2=4, 2×3=6); (2×4=8, 2×5=10, 2×6=12, 2×7=14); (2×8=16, 2×9=18, 2×10=20). Primero, debes estudiar el primer trozo y cuando te lo sepas deben pasar al siguiente, repitiendo el primero y así sucesivamente.
  6. Una vez que te se memorices esa tabla, debes repetirla tres veces al día para demostrar que efectivamente la mantengas en memoria a largo plazo..
  7. Organizar el estudio de las tablas en un orden adecuado en fundamental. No todo orden en las tablas garantizan un aprendizaje con la misma facilidad.
  8. Primero estúdiate la tabla del 0 (0x1=0, 0x2=0, 0x3=0). Posteriormente la del 1 (1×0=0, 1×1=1, 1×2=2, 1×3=3) y luego la del 10 (10×0=0, 10×1=10, 10×2=20, 10×3=30) son las tres tablas más fáciles y puedes aprenderterla en 5 minutos.
  9. En segundo lugar, apréndete la tabla del 2 (2×0=0, 2×1=2, 2×2=4, 2×3=6); luego viene la tabla de los gemelos o de los dobles, es decir cada número multiplicado por sí mismo (0x0=0, 1×1=1, 2×2=4, 3×3=9).
  10. Seguidamente, debes estudiar la tabla del 3, 4, 5 y en la del cinco nos detenemos un momento. Debido al estudio de la propiedad conmutativa en esta tabla del 5 solo hay que estudiar 4 cifras que desconocen (5×6=30, 5×7=35, 5×8=40, 5×9=45); porque ya las otras cifras las sabrán por la propiedad conmutativa.
  11. Posteriormente, estudia la tabla del 6, donde solo tendrán que estudiar 3 cifras nuevas (6×6=36, 6×7=42, 6×8=48). Después la tabla del 7, en la que solo hay que estudiar 2 cifras (7×8=56, 7×9=63). Tras esta, viene la del 8, donde solo una cifra se estudiara (8×9=72).
  12. Por último, cuando lleguen a la del 9, no tienen que estudiar ninguna cifra por aplicar la propiedad conmutativa. ¡Venga!, que notarás cómo ya las dominas todas.

Ejercicio resuelto

MULTIPLICAR

Supongamos que vas por la calle y te provoca comerte un helado. Resulta que vale unos 20 euros y quieres pagar con los billetes que más te hacen bulto. Entonces, recuerdas que traes muchos billetes de 5 euros contigo, pero ni idea de cuánto serán.

Por lo tanto, para no tener que estar contando de cinco en cinco que es más tardío solo tienes que preguntarte cuál número que multiplicado por cinco te da 20 o cerca de 20.

Esto sería 5 x 4 = 20. Entonces, ahora puedes decir que solamente necesitas 4 billetes de cinco euros para completar los 20 euros que vale el helado. De esta manera, en vez de contar de cinco en cinco hasta llegar a 20, contarás 4 billetes de 5 euros para pagar tu helado.

Si quieres aprender a contar dinero rápidamente puedes utilizar esta técnica, porque además estás repasando las tablas de multiplicar.

Que Necesitas

  • Lápiz.
  • Hojas blancas.
  • Cuadernos.
  • Bolígrafos.
  • Creyones.
  • Marcadores.
  • Cartulina.
  • Pizarrín.
  • Disposición.

Consejos

Debido que en la vida cotidiana se nos presentan problemas de cálculo a diario, es necesario aprenderse de por vida las tablas de multiplicar. Conocer métodos de aprendizaje matemáticos y en específicos de las tablas de multiplicación te facilitará solucionar problemas cuando vas al mercado, buscas descuentos, divides una torta y un sinfín de situaciones.

Además, te ayuda a saber con exactitud cuál es el cambio que nos corresponde al momento de pagar cualquier producto o si vamos a hacer negocios con monedas extranjeras.

Con esta serie de técnicas que te presentamos, podrás implementar tu propio método de estudio. Es muy fácil aprender a multiplicar; solo debes aplicar los pasos de manera correcta y practicarlos en tu trabajo, en la escuela, con tus amigos, con tus familiares. Ya verás cómo en un tiempo muy corto las tablas de multiplicar se te quedan por el resto de tu vida.

¿Te ha gustado?
5 usuarios han opinado y a un 80,00% le ha gustado.