Elegir ropa para tu hijo, y, sobretodo, calzado, es un punto muy importante en relación a su desarrollo. Según la edad de los pequeños, la ropa cumple una o más funciones. Conforme se hacen mayores, la función de la ropa y el calzado será principalmente estética, utilizada para construir la propia identidad personal. Evidentemente, el arreglo personal también cumplirá su función protectora y ergonómica, pero conforme se avanza en edad estos puntos se difuminan.

Así, consideramos el arreglo personal a la elección de ropa y calzado que nos permita disfrutar de estas tres funciones básicas: la ergonómica, la protectora y la estética.
Nosotros nos vamos a enfocar en la elección de ropa desde el comienzo, desde el nacimiento del niño.

¿Que necesitas para elegir ropa para tu hijo?

  • Conocer las características y necesidades de tu hijo.

Instrucciones para elegir ropa para tu hijo

Para elegir ropa para tu hijo, lo primero es conocer qué función cumplen la ropa y el calzado.

  1. La función ergonómica consiste en permitir la libertad de movimiento. Esto es necesario para facilitar el cambio de pañal, mejorándose las interacciones niño-adulto. También, para que el niño adquiera autonomía en sus hábitos (se pueda vestir y desvestir) y en su desarrollo motor y cognitivo.
  2. La función estética, como ya hemos indicado, sirve para indicar algunos aspectos relacionado con la identidad personal.
  3. Por último, la función protectora hace referencia a la transpiración y a la temperatura.
  4. Según la edad y las funciones a cubrir, tenemos que:
  5. Las primeras prendas de nuestro bebé deben ser de algodón.
  6. Ergonómicamente, elegiremos ropa fácil de quitar y poner. Lo más adecuado será disponer de conjuntos de dos piezas con goma que no apriete.
  7. También es necesario que mientras tu hijo use pañal, se vista con bodys con apertura en la entrepierna.
  8. Así mismo, para los primeros meses de vida, el body debe tener también apertura en el hombro para no aprisionar la cabeza del bebé al ponérselo.
  9. Al principio, los cierres de las prendas deben ser cintas adhesivas y lazadas cortas. Después, introduciremos corchetes, velcro duro y botones planos.
  10. Si las prendas no tienen cierre debemos elegir aquellas que sean lo suficientemente elásticas.
  11. Evitaremos cinturones e imperdibles.
  12. Los petos deben ponerse a partir de los tres años ya que son difíciles de poner y quitar, sobretodo cuando el niño no es capaz de mantenerse en pie solo.
  13. Elige siempre ropa de la talla del niño. La ropa grande puede provocar accidentes y la pequeña impide la libertad de movimiento.
  14. En cuanto a la función estética, debemos no utilizar demasiado los estereotipos para que los niños crezcan con criterio propio -y, en consecuencia, no dependientes-. Esto no significa que no usemos ropa o calzado de los típicos colores rosa y azul, pero no debemos dejar que estos sean determinantes en su desarrollo psicosocial.Cómo elegir ropa para tu hijo
  15. En general, no debemos movernos por la belleza de la prenda si no por su comodidad.
  16. Elige prendas que transpiren mucho ya que hasta los seis años los niños sudan mucho, ya sea por la gran cantidad de horas de sueño o porque realizan mucha actividad física.
  17. Así mismo, procuraremos usar prendas acordes con la estación en la que nos encontremos, buscando preservar el calor en invierno y refrescar en verano.
  18. Evitaremos prendas 100% de nailon, el tul, el cuero o polipiel y la lana sin tratar.

 

En cuanto al calzado, su elección estará condicionada por las necesidades del niño:

  1. Debemos medir con precisión el pie del niño para que el zapato ajuste en longitud, anchura y profundidad.
  2. Hasta los 6 u 8 meses, la única función del zapato es de abrigo. Las plantas deben ser planas y el zapato, en general, serán muy flexibles, que se giren y doblen con mucha facilidad. Lo ideal es usar patucos y calcetines.Cómo elegir ropa para tu hijo
  3. Entre los 6 u 8 meses y los 12, elegiremos zapatos con refuerzo en la puntera y el talón, con suela lisa y flexible. Estas características posibilitan y facilitan el gateo.
  4. A partir de los 12 meses buscaremos calzado ligero y flexible, con suela antideslizante, con un centímetro de holgura, refuerzos laterales y posteriores y de empeine firme. Así, facilitamos la marcha en el niño y posibilitamos la actividad física durante horas sin que el pie se resienta.
  5. Hasta los 2 años, debemos camiar el número de calzado cada 3 meses. Pasando los 2 años ya cambiarán de número cada 5 ó 6 meses.
  6. Hasta los 3 años el calzado se abrochará con velcro. Después con cordoneras, permitiendo siempre adaptar el zapato al volumen del pie.
  7. El material será siempre transpirable.
  8. Combinaremos el zapato con calcetines de algodón o lana tratada.

Consejos para elegir ropa para tu hijo

  • Cuida siempre que tu hijo se vista y desvista en un lugar con condiciones climáticas favorables (a menor edad, más especificaciones y menor margen de movimiento).Cómo elegir ropa para tu hijo
  • No uses lazos largos para bebés. Podrían enredarse y producir quemaduras o asfixia.
  • Utiliza siempre prendas interiores.
  • Es muy importante que cada niño use sus propios zapatos. Las peculiaridades de cada pie dejan mella en el zapato, pudiendo modificar los andares de otro niño que los use después.
  • Limpia y airea el calzado con regularidad.
¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.