Cómo escribir un libro consiste en saber utilizar desde la primera letra, dónde nace la inspiración, la disciplina etc,, es el secreto más buscado.Vemos a escritores que tardan años en sacar libros nuevos que consagran el resto de su existencia. Tenemos cosas importantes que decir, cosas que el mundo necesita oír pudiendo hacerlo a través de nuestros escritos.

Pero el proceso no es tan fácil como imaginamos o con tanta rapidez como nos gustaría. Es un proceso que nos tenemos que tomar de manera fragmentada para que sea lo menos complicado posible. Si queremos escribir un libro, podemos seguir pasos sencillos que nos pueden llevar a terminar nuestro trabajo con resultados increíbles. Una oportunidad perfecta para trabajar aspectos de nuestra personalidad, a la par que podemos dar rienda suelta a nuestra imaginación.

Estos dos artículos seguro que también los encuentras interesantes: Cómo escribir un libro y Cómo Escribir

Cada escritor que llevamos dentro, comenzará por alguna parte, comenzará por alguna parte, por la que le sea más sencilla. Hay algunas personas que tienen más claro el final de su libro que el inicio o viceversa. Otras que les sale de forma natural comenzar a escribir y otros que necesitan empezar con blogs y revistas antes.

Todo el trabajo es cuestión de consistencia, organización, esfuerzo y ganas de querer hacerlo. Aprovechar los consejos que pueden hacer que escribir un libro sea algo más agradable que si lo escribiésemos por imposición.

escribir un libro inspirada

Algunas cosas que podemos tener en cuenta a la hora de cómo escribir un libro son:

  • Escribir sólo un capítulo a la vez, compartiéndolos a través de una lista de suscriptores para conseguir opiniones instantáneas.
  • Ideal es escribir una obra de poemas o relatos cortos, que embarcarnos directamente en un libro de larga extensión.
  • Utilizar una “lista de inspiración”, donde podamos escribir todas nuestras ideas para basar nuestro libro, y podamos visitarlo constantemente.
  • Es mejor escribir todo del tirón para no interrumpir la creatividad y, después corregir todo lo que queramos.

También te puede interesar: Cómo Escribir una Novela

¿Que necesitas para empezar a escribir un libro?

  • Papel y bolígrafo o un ordenador, lo que más cómodo sea para nosotros y nosotras para escribir.
  • Un lugar para escribir donde nos podamos concentrar.
  • Un tema sobre el que queramos escribir.
  • Un diario o una libreta para escribir todo lo que se nos vaya ocurriendo y también organizarnos.

 

Instrucciones para empezar a escribir un libro

Tres fases claras para escribir un libro:

Lo primero que debemos tener claro es: ¿qué necesitamos para escribir un libro? Esto lo podríamos dividir en tres fases:

  • Introducción: tenemos que empezar a escribir; parece lo más obvio de todo el proceso, pero es el paso más importante. Para escribir un libro tenemos que decidir primero sobre qué y cómo vamos a escribirlo.
  • Desarrollo del libro: una vez comencemos a escribir, nos enfrentaremos a dudas, al estrés y a un centenar de otros contratiempos; es por ello por lo que planificar de antemano lo que vamos a ir haciendo nos ayudará a reaccionar ante los imprevistos.
  • Acabado o final: nadie se preocupa por el libro que “casi se escribió”. Queremos esforzarnos y terminar lo que empezamos, es por ello que una capacidad que tiene un escritor no es lo de iniciar un proyecto, sino la de acabarlo.

A continuación, podrás encontrar diez consejos que podrás encontrar muy sencillos de realizar repartidos dentro de las tres fases principales, para que puedas empezar la escritura del libro con el que siempre has soñado.

escribir un libro con ordenador

Consejos para empezar a escribir un libro

10 Consejos sencillos para comenzar a escribir

Estos consejos los podemos utilizar en todas las fases de nuestra elaboración del libro que deseamos hacer, en función de las necesidades y del momento en el que nos encontremos.

  1. Decidir de qué se trata el libro: La buena escritura es siempre sobre algo de calidad. Escribir una tabla de ontenido para ayudarnos a modo de guía a medida que escribimos para terminar cada capítulo. Piensa en el libro como principio, medio y final, ya que si nos complicamos, nos perderemos y no avanzaremos.
  2. Establecer una meta diaria de número de palabras: Nos podemos poner un límite de una página o 300 palabras al día, que nos pueden ocupar una o dos horas, dependiendo del nivel de concentración que tengamos. No necesitamos escribir mucho, sino que lo que escribamos no necesite cambios después y que cojamos la costumbre de escribir a menudo. Establecernos una meta diaria nos dará una motivación y nos liberará de estrés y a la vez nos ofrece objetivos pequeños y alcanzables para conseguir nuestro objetivo final: terminar nuestro libro.
  3. Tener un horario fijo para escribir en nuestro libro todos los días y respetarlo: La consistencia hace que la creatividad nos llegue de manera más fácil. Está bien tomarnos un descanso un día, siempre y cuando lo hayamos programado con anterioridad y no nos desconectemos del libro. Establecer un tiempo diario y regular la escritura para no tener que preocuparnos para que, cuando llegue el momento de escribir, nos salga casi de forma automática.
  4. Escribir en el mismo lugar siempre: No importa si es un escritorio o la mesa de un restaurante o la mesa de nuestra cocina, deberemos escoger un lugar en el que nos sintamos bien y libres para escribir tranquilos y tranquilas. El objetivo de ese lugar debe ser que no nos obligue a pensar “tengo que escribir”, sino que simplemente nos salga solo.
  5. Establecer un número total de palabras: Una vez comencemos a escribir, nos ayudará a organizarnos cuánto tenemos que escribir por día si sabemos el total de palabras que queremos que tenga nuestro libro y el tipo de libro que queremos que sea. Por ejemplo, un libro que tenga 100.000 palabras puede ser considerado un libro biográfico o un libro académico, o un libro que contenga palabras por encima de las 80.000, podría ser una novela larga.
  6. Darnos plazos semanales: Necesitamos tener una meta semanal con un recuento de palabras para mantener nuestros objetivos y, también, celebrar nuestro progreso sin dejar de ser honestos con respecto al trabajo que nos queda aún por delante.
  7. Obtener una “retroalimentación temprana”: No hay nada que peor que escribir un libro y luego tener que volver a reescribirlo por no haber sido capaces de dejar que nadie nos dijese qué podía estar mal o bien. Tener un par de asesores de confianza que nos ayuden a ver con perspectiva, sobre lo que hemos escrito, qué vale la pena y qué cosas podemos mejorar. Estos asesores pueden ser amigos, editores, familiares, etc. Sólo debemos tratar de encontrar a alguien que nos dará una retroalimentación honesta desde el principio de nuestra escritura y así ahorrarnos el perder tiempo en el futuro.
  8. Comprometernos con los plazos: No importa cuál sea nuestro período de entrega, lo importante es terminar con nuestro proyecto. Establecer una fecha límite sólo nos ayudará a la hora de comenzar con nuestro libro para organizarnos mejor y conseguir llegar a tiempo sin agotarnos. Eso si, una vez terminemos nuestro libro nunca hay que dejarlo en un cajón; intenta que vea la luz y compártelo con el mundo.
  9. Abraza el fracaso, no pasa nada: A medida que se vaya acercando el final de nuestro proyecto, sentiremos la sensación de fracaso que se acerca más y más a nosotros y nosotras, pero no pasa nada, es algo que nos acompañará desde que comencemos a escribir nuestro libro. Es por ello que podemos comenzar a escribir un blog propio o artículos en blogs de otras personas para ir cogiendo soltura a la hora de escribir, trabajar con plazos y recuentos de palabras, etc., para que a la hora de comenzar con nuestro libro, no se nos haga cuesta arriba.
  10. ¿Escribir otro libro?: Te preguntarás: ¿Todavía no he terminado uno y ya estoy pensando en empezar otro libro? Puede ser que se te ocurran muchas ideas mientras estás escribiendo uno de tus libros y eso puede ser una gran fuente de creatividad, así que aprovéchala. Apunta todo lo que se te ocurra en una libreta o agenda. Nunca se sabe si tu segundo libro puede ser todavía mejor que tu primero. O si podrás utilizar algo de lo que se te ocurre de repente en tu historia.

escribir libro siempre a ordenador

¿Te ha gustado?
6 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.