Sin duda alguna, uno de los instrumentos más conocidos en la cultura popular es el piano, ya que se han tocado millones de canciones con este instrumento y sin duda, es mítico. Sin embargo, hay que aprender a leer partituras para piano antes de aprender a tocarlo.

El mundo de la música y de las partituras es un mundo complejo, ya que no se parece en nada a otros sectores,como por ejemplo el de la escritura. Los músicos digamos que usan su propio idioma, un idioma que se escribe en una partitura y en el cual debemos poner las notas que vamos a tocar.

Lo malo de esto es que si no tenemos unos conocimientos básicos en música, no vamos a poder leer estas partituras. Si queremos algún día tocar el piano o algún instrumento de partitura, vamos a tener que aprender a leer partituras, sean para piano o no.

Estas partituras tienen algunos elementos como el pentagrama, las notas, la clave y los sostenidos, los cuales si los vemos a simple vista nos va a sonar a chino. Sin embargo, realmente este sistema si se analiza de la forma correcta, se estudia de forma conveniente y sobre todo se tiene paciencia, va a poderse descrifrar de una forma mucho más fácil de lo que parece.

Si aprendes a hacerlo, vas a poder tocar música a piano de una forma muy fácil y como nunca. Por este motivo, te vamos a enseñar paso a paso a leer e interpretar partituras para piano, para que de esta forma, puedas aprender a tocar piezas míticas o aprobar ese examen de piano que tanto te preocupa.

Instrucciones para leer partituras para piano

  1. El pentagrama:
    Lo primero que debemos conocer a la hora de leer partituras para piano, es el pentagrama, el cual es como el lienzo donde el músico va a escribir las notas. El pentagrama es más complejo de lo que parece, ya que tiene una estructura clave que se debe conocer y que no tiene ninguna otra cosa más. Además, hay otras cosas como la clave, los sostenidos y el compás, que son clave para entender cómo se leen las notas. Vamos a explicar todo lo que debes saber sobre el pentagrama, para que de esta forma, puedas aprender a tocar música en un piano de la forma correcta.

    1. Estructura:
      En primer lugar, debemos de conocer la estructura del pentagrama, la cual es una estructura en líneas. Los pentagramas tienen 5 líneas, con sus respectivos 4 espacios dentro de esta línea. En cada línea o espacio irán las notas y según vaya subiendo o bajando, será una nota diferente. Además, se pueden crear algunas líneas adicionales por encima o por debajo según la necesidad, aunque el pentagrama original tiene tan sólo esas.
    2. La clave:
      La clave como su propio nombre indica, es lo que marca la diferencia y es clave para entender la partitura. La clave es un símbolo que se coloca delante de la partitura y marca la estructura que va a seguir la partitura. Por ejemplo, está la clave de sol, la cual es la más conocida. Esta clave te dirá la forma en la cual se colocan las notas y así podrás leer mejor la partitura y poder componer de forma tranquila.
    3. Los sostenidos:
      Los sostenidos son un tipo especial de nota, el cual es una nota que se mantiene durante más tiempo de lo normal. Los sostenidos se colocan en una especie de almohadilla, justo al lado de la clave. Si logras poner los sostenidos de la forma correcta, vas a lograr que la partitura se pueda interpretar mejor, así que ten cuidado en cómo los pones, ya que lo contrario podría arruinar toda la pieza, algo que por supuesto no queremos que ocurra.
    4. El compás:
      Finalmente tenemos el compás, el cual también es clave a la hora de entender el pentagrama y de poder tocar. El compás es el ritmo de la canción y los golpes que da a la hora de repetir. Se marca con una especie de fracción al lado de los sostenidos o de la clave y es el que indica cómo se debe tocar la canción y a que ritmo. Si te fijas, en todas las canciones, hay un compás que se repite en el ritmo de las instrumentales, esto es el compás. Puede ser de 2/4, 3/4 y 4/4 y cada uno marca los golpes que se deben dar. Entender los compases marca la diferencia entre un buen músico y uno que no lo es.
  2. Las notas:
    Ahora vamos a conocer las notas musicales,las cuales son la parte más importante de una partitura. Las notas musicales se colocan en el pentagrama y con ayuda de la clave, sabremos cual es y cómo se debe tocar. Por ejemplo, en una clave de sol, el sol se coloca en la línea de la clave de sol y de ahí se pueden saber el resto. Sin embargo, hay algo más que el tono de la nota, ya que está la duración de la misma. Esta se marca con el tipo de nota, en el cual hay diferentes tipos que se deben conocer.

    1. Redondas: 
      Esta es la nota más grande de todas y dura un compás entero. La redonda como su propio nombre indica, se pone en el pentagrama como un círculo, sin ningún tipo de rabo y es la que más dura de todas.
    2. Blancas:
      La blanca es la segunda más larga de todas y dura medio compás. La blanca es una redonda con una especie de palo pegado a la misma, algo que hace que se distinga de esta última.
    3. Negras:
      Las notas negras marcan un cuarto de compás y son iguales que las blancas, pero con el fondo del círculo completamente de color negro.
    4. Corcheas:
      Estas notas duran un octavo de compás y son iguales que las notas negras, pero con un rabo que sale hacia un lado. Además, pueden ir corcheas juntas, algo que forma como una especie de símbolo de auriculares que todos conocemos.
    5. Menos que corcheas:
      Hay notas más pequeñas, como las semicorcheas o las fusas, reduciendo hasta la mitad el compás de cada una. Estas se marcan añadiendo un rabo secundario a la corchea, añadiendo un rabo por cada división de la misma.
    6. Los silencios:
      Finalmente tenemos los silencios, los cuales marcan un tiempo en el cual no tenemos que tocar nada. El silencio de un compás es un sombrero al revés, el silencio de blanca es un sombrero, el silencio de cuarto es un símbolo raro, como de una e al revés, el de octavo es una especie de flor y los de más, son flores con más rabos (como con las semicorcheas).
  3. Conocer tu piano y tocar la pieza:
    Ahora que ya conoces cómo interpretar el pentagrama, ya puedes tocar el piano, sin embargo, antes tienes una cosa más por hacer. El piano es un instrumento complejo que se debe conocer, así que debes conocer bien la disposición de las teclas y el uso de los pedales si quieres tocar el piano de la forma correcta, ya que si no haces eso, no vas a poder tocarlo, por mucho que conozcas una partitura. Sin embargo, este modo de interpretar una partitura vale también para tocar otros instrumentos más fáciles, como por ejemplo la flauta.
¿Te ha gustado?
9 usuarios han opinado y a un 77,78% le ha gustado.