Qué es administración – Definición, Significado y Concepto

La palabra administración hace referencia al acto de gestionar, administrar o dirigir un negocio, una organización, una empresa, a personas o a recursos, con la misión de poder llegar a cumplir con todos los objetivos que previamente se han definido.

Administración es una palabra que procede del latín administratione, cuyo significado es el de dirección, gerencia o gestión, según el contexto. Analizando la raíz de la palabra nos encontramos con el prefijo ad- que significa hacia, tendencia, dirección, y  el término minister que significa subordinación, obediencia, al servicio de.

Además la palabra también tiene su origen del latín ad-ministrare, cuyo significado es el de servir, o ad manus trahere, que significa manejar o gestionar. Así pues, administración se refiere a la estructura, funcionamiento y rendimiento de las organizaciones o empresas que dan servicios a otros.

Administración de empresas

La administración de empresas es una especialidad que forma parte de las ciencias sociales, humanas o humanidades, en la que se aplican diferentes principios, roles y normas o leyes, funciones o procedimientos en las organizaciones. Es fundamental en todo tipo de empresas, ya sean públicas, privadas o de cualquier otro tipo.

Llevar a cabo tareas de administración dentro de una empresa significa que las personas encargadas de llevar a cabo estas tareas realizan tareas de organización, planificación, dirección, coordinación y control de tareas y procesos, tratando con todo ello alcanzar la máxima productividad dentro de la empresa pero también el máximo bienestar de los trabajadores.

En función de cómo logren organizarse o gestionarse estas organizaciones y empresas se podrá lograr un uso eficaz de sus recursos para así alcanzar los diferentes objetivos que se han propuesto. Por esta razón la figura del administrador tiene una máxima importancia e influencia en el rendimiento de las empresas.

Los estudios superiores en Administración se encargan de formar a los profesionales para que puedan gestionar una organización al completo, desde todo aquello referente a los recursos humanos y tecnológicos de la misma hasta el desarrollo de diferentes estrategias de mercado, pasando por el control de los recursos materiales y los recursos financieros.

Por otro lado se debe tener en cuenta que hay algunas ciencias o ramas que también se consideran de ámbito administrativo, como es el caso de la administración comercial o la mercadotecnia, que se encarga de estudiar el comportamiento de los consumidores; o la administración financiera o contabilidad, que se centra en el tema económico.

Una persona que ha recibido formación en administración dispone de los conocimientos oportunos para poder trabajar en múltiples ámbitos como negocios internacionales, comercio exterior, marketing y publicidad, logística, gestión ambiental, etcétera.

Administración pública

La administración pública de un Estado se entiende por todos aquellos organismos o instituciones públicas que se encargan de aplicar las medidas necesarias para que se cumpla con las leyes y normas, siendo el enlace entre el poder político y los ciudadanos, formando tanto los funcionarios como los edificios públicos de los primeros.

La administración pública se encarga por tanto de gestionar los recursos que reciben del poder público para tratar de atender los intereses de los ciudadanos, así como sus bienes y sus acciones, tratando así de generar un bienestar colectivo.

Esta administración comprende tanto elementos técnicos, como políticos y jurídicos. Además abarca diferentes áreas dentro del sector público encargadas de la gestión de recursos financieros y humanos, obras públicas y otras actividades socio-económicas, además de encargarse de la realización de programas y presupuestos con los que se consigan alcanzar los objetivos que se marque el Estado.

La administración pública dispone de diferentes puestos de trabajo que se pueden desempeñar, como es el caso de los empleados administrativos de sus diferentes organismos, los profesores y maestros en el ámbito educativo, la protección civil y seguridad de manos de bomberos y cuerpos de seguridad, o los médicos en el ámbito de la salud.

Elementos que componen la administración pública

Los diferentes elementos de la administración pública  son los recursos que les llevan a buscar satisfacer el bienestar de las personas, a través de:

  • Órgano administrativo: La administración pública se encuentra compuesto por diferentes organismos que son el medio por el que se buscan alcanzar los objetivos marcados por el Estado.
  • Actividad administrativa: La administración se encarga de llevar a cabo los servicios públicos necesarios para alcanzar su objetivo.
  • Finalidad: el principal objetivo del Estado es el de garantizar y ofrecer el bienestar colectivo de los ciudadanos, siendo ello una obligación y responsabilidad para el órgano de poder.
  • Medio: Es el servicio público que se utiliza para tratar de alcanzar el bienestar de todos los ciudadanos.

Características de la administración pública

Entre las características más destacadas de la administración pública se encuentran las siguientes:

  • Su objetivo es el de satisfacer las necesidades de los ciudadanos mediante la prestación de los servicios adecuados.
  • Actúa en base a la normativa jurídica existente.
  • Cuenta con la potestad de poder asignar los recursos disponibles para poder llevar a cabo todo tipo de propósitos culturales, sociales, políticos y económicos.
  • Dispone de una estructura compleja que abarca diferentes direcciones administrativas dentro de los organismos de carácter público.
  • Vela por garantizar los derechos de los ciudadanos.
  • El Estado es quién le da atributos a la administración pública.
  • Las decisiones son tomadas en grupo y no solamente por una persona individual.

Administración privada

La administración privada es aquella que se encarga de la gestión de los recursos, bienes y servicios de una empresa, persona u organización con el principal objetivo de incrementar sus beneficios.

Este tipo de administración tiene fines con ánimo de lucro, y funciona bajo un régimen privado a nivel jurídico, además de que los proyectos o programas pueden llegar a llevarse a cabo o no.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.