Qué es autoridad – Definición, Significado y Concepto

Contenido del Artículo

Sin importar en qué país vivamos, en dónde trabajemos o estudiemos, en qué núcleo familiar hayamos sido criados, todos sabemos que siempre hay una figura de autoridad que debemos respetar.

Por ejemplo, en nuestra familia, por encima de nosotros están nuestros padres y toda aquella persona que nos supere en edad y experiencia. Lo mismo sucede en el caso del recinto estudiantil donde estemos inscritos. Dentro del salón de clases, quien lleva la delantera es el profesor. Sin embargo, él mismo está sujeto a una persona, el director.

Nos guste o no, estas personas establecen reglas y normas de conducta que debemos seguir al pie de la letra, para que las cosas marchen bien y, no solo para eso, sino también para evitar afrontar las consecuencias de sublevarnos.

Sin importar cuánto nos guste tomar nuestras propias decisiones y hacer las cosas a nuestra manera, siempre tendremos límites que respetar y observar. Ya que las leyes aportan cierto grade de orden y protección para todos.

Si las leyes no existieran reinaría un ambiente lleno de violencia y anarquía. Cada país, ciudad o pueblo sería inhóspito y nadie viviría en seguridad. De modo que, aunque muchas veces estas leyes nos jueguen en contra, si las obedecemos, contribuiremos en gran manera al orden y el bienestar de todos.

Por otra parte, desde que tenemos uso de la memoria, hemos escuchado la palabra autoridad. Por lo general, no solemos relacionarla con cosas agradables. Sin embargo, ¿hay algo más que debamos saber? ¿Conocemos bien a qué se refiere la palabra autoridad?

Si tienes dudas con respecto a esto, no tienes de qué preocuparte. El día de hoy estaremos compartiendo contigo este artículo que, de seguro, te será de mucha utilidad. Por eso, te sugerimos que continúes leyéndolo.

Instrucciones

autoridad

La palabra autoridad es de origen latino y hace referencia a la potestad que posee alguien, a un líder escogido de manera legítima y a alguien que ha recibido poder sobre personas u organizaciones.

En otras palabras, y para hacerlo más entendible, la autoridad es el atributo que tiene una persona, el cual está estrechamente relacionado con el oficio o el puesto de trabajo en el que se desenvuelva.

Es la persona que da órdenes porque tiene el pleno derecho a hacerlo. Por otra parte, recibe la retribución de que sus órdenes no solo sean escuchadas sino también acatadas. Es decir, estas siempre se cumplen al pie de la letra.

El nivel de autoridad se basa, en todo momento, en la relación que existe entre el superior y la persona que está subordinada a él. En este particular, es importante que ambos estén claros de cuál es el rol que desempeña cada uno de ellos, a fin de que no surjan malos entendidos al respecto.

La persona que cuente con este atribuyo, es considerada como un líder y, por tanto, cuenta con poderes especiales que los demás no poseen. Por ejemplo, volvamos al caso de la familia, ya que se trata de el papel más básico de autoridad del que todos tenemos conocimiento.

En ella, son los padres los que tienen la capacidad de dar órdenes, en especial a sus hijos porque estos están bajo su responsabilidad. Por su parte, los hijos están en el deber de obedecerlas, les parezcan justas o no, hasta que tengan la edad suficiente, y la independencia económica, como para tomar decisiones por sí solos.

Por otra parte, la autoridad está estrechamente relacionada con el prestigio y la credibilidad, que ha cosechado una persona u organización a través de los años, gracias a su calidad, importancia o preparación.

Con el fin de simplificar su definición, podríamos decir que la autoridad se considera como una forma de dominación, ya que implica la total obediencia de otros. De hecho, si no hay alguien que obedezca y cumpla con las normas, no es posible que pueda darse ningún tipo de autoridad.

A fin de hacerlo más práctico, podemos ejemplificarlo con un caso de la vida cotidiana. Si una maestra les ordena a sus alumnos que guarden silencio, y estos no le obedecen, la docente no está ejerciendo la autoridad que está relacionada con el rol que desempeña.

Ahora bien, ¿qué más podemos decir sobre la autoridad y la forma de ejercerla? ¿Qué necesitas conocer sobre este particular? En el siguiente subtítulo estaremos aclarando algunos aspectos importantes. Por ese motivo no puedes dejar de leer ni una de sus líneas.

Que Necesitas

autoridad

En este punto del artículo, podemos aclarar que hay dos tipos de autoridad que están claramente delimitados. En primer lugar, tenemos a la autoridad jurídica, la cual está representada por quien determina o se impone de forma obligatoria.

No obstante, este tipo de autoridad se subdivide en dos partes. Una de ellas es la formal, que es la que ejerce un jefe sobre sus subordinados y la operativa, la cual se caracteriza particularmente por la potestad que se tiene para realizar una serie de acciones. Es decir, no se ejerce sobre las personas en sí mismas.

Por ejemplo, ese es el caso de un jefe de departamento de cierta empresa que ordena la compra de materiales que están destinados al desarrollo del trabajo.

Ahora bien, el segundo tipo de autoridad es la llamada moral. Gracias a ella, no solo se les otorga a las personas conocimiento, sino también prestigio y una posición. De igual manera esta también puede dividirse en dos subcategorías.

La primera de ellas es la autoridad moral técnica, la cual tiene cierta persona como resultado de su experiencia profesional. Por esta razón, su opinión siempre será considerada como válida y, por tanto, se tomará en cuenta. Sobretodo en el área en la que se desempeña.

La segunda es la que se conoce como autoridad moral profesional. Gracias a sus cualidades psicológicas, morales y sociales, se le considera como alguien superior.

Es importante tener en cuenta que la palabra autoridad está muy relacionada con el poder que acumula el Estado, mediante sus gobernantes. Los cuales fueron escogidos de acuerdo con la voluntad popular. De modo que es aquí en donde la autoridad se relaciona con el poder.

En vista de eso, ¿qué más debes tener en cuenta sobre la autoridad? Veamos.

Consejos

autoridad

Si es el caso que tienes que ejercer tu autoridad, existen maneras de hacerlo que facilitan el que otros puedan seguir las instrucciones y obedecer.

Por ejemplo, si eres el líder de una empresa, es necesario que demuestres confianza en ti mismo. Si dudas de tus capacidades, ¿qué puedes esperar de los demás? Por otro lado, es importante que seas capaz de enseñar con el ejemplo y de mostrarle empatía a tus trabajadores.

Si lo haces, lograrás que ellos se sientan más a gusto contigo y con las instrucciones que das. De modo que podrán ejecutarlas de buena gana.

Por otra parte, debes tener en cuenta que las relaciones humanas juegan un papel fundamental dentro de una empresa. Debemos mostrarte como una persona sincera, confiable y accesible. Si lo haces, lograrás que todos trabajen en unidad para satisfacer las necesidades de todos los que integran la organización.

Recuerda que el propósito no es ponerles a tus empleados un pesado yugo de autoridad sobre sus hombros. Por el contrario, si lo haces de esta manera, no lograrás tener resultados positivos. De hecho, puede que se revelen y te den muchos dolores de cabeza. Cosa que no queremos que suceda, pues no te llevará a ningún lado.

Está en tus manos abusar o no de la autoridad que te han otorgado. No obstante, debes tener presente que, lo quieras o no, eso te traerá consecuencias de las que te arrepentirás si llegas a ejercer mal tu autoridad.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.