Qué es cadena de suministro – Definición, Significado y Concepto

Una cadena de suministro o abastecimiento comprende todos esos elementos que permiten que la empresa cuente con una organización necesaria para llevar a cabo la elaboración o desarrollo de un producto o servicio.

También trabaja para que dicho elemento, cumpla su objetivo principal que es el de satisfacer las necesidades del cliente al que va a llegar finalmente.

Objetivo

La creación de una cadena de suministro va dirigida, por parte de una compañía o una fábrica, a cumplir y satisfacer las necesidades de sus clientes de la mejor manera posible.

El objetivo principal de una cadena de suministro será, entonces, el de proveer de materiales, en cantidad, calidad y tiempo a un coste lo más reducido posible.

Para conseguir estos objetivos hay que emplear la siguiente fórmula:

Evitar pérdidas innecesarias a través del cumplimiento de los tiempos y un adecuado manejo de inventarios.

Mejorar y reducir tiempos: contando con una coordinación adecuada y buenos canales de comunicación como infraestructuras y medios de transporte que impliquen respetar los mismos.

Y, finalmente, saber responder con eficiencia a los cambios de la demanda y la oferta.

El objetivo principal es crear una dinámica o flujo de distribución e información durante todo el proceso de obtención de la materia prima, hasta su posterior fabricación y distribución hacia el consumidor.

En este proceso es importante tener bajo control la comunicación con proveedores, distribuidores y clientes para que esta fórmula sea efectiva al 100%.

Elementos básicos de la cadena de suministros

-Suministro: referido a actividades necesarias para obtener y entregar materias primas necesarias para la producción.

Fabricación: proceso por el cual se transforman las materias primas para obtener el producto o servicio final.

-Distribución: proceso que se encarga de hacer llegar los productos o servicio al consumidor final a través de la red de transporte y los establecimientos de venta al público.

Integrantes de la cadena de suministro

Para que el proceso se pueda llevar y conseguir todos los objetivos necesarios, de una manera eficaz, hay que contar con diferentes «engranajes» que hacen que funcione la cadena de suministro:

-Proveedores: personas u organizaciones que se encargan de ofrecer, distribuir o arrendar los bienes y servicios.

-Transporte: encargados de trasladar la materia o materias primas o productos entre la empresa que fabrica el producto y los que suministran las mismas.

Al mismo tiempo, una vez que el producto está finalizado, se encargan de distribuirlo a los puntos de venta.

-Fabricantes: se encargan de transformar la materia prima en el producto final que llegará a los clientes.

-Clientes: es una de las partes más importantes de una cadena de suministro, pues son a los que intentamos suplir sus necesidades a través de nuestros productos.

-Comunicación: característica básica para que todas las operaciones que se llevan en cada elemento de la cadena sean fluidas y se desarrolle sin ningún tipo de interrupción o retraso.

-Tecnología: es la que permite que los elementos de la cadena de abastecimiento optimizar sus tareas y hacerlas con el menor tiempo posible y con mayor eficiencia.

Actividades principales

A pesar de que la cadena de suministro es, casi siempre, al misma. Las actividades que se desempeñan en ella dependen del producto que estamos elaborando.

En algunas ocasiones se requerirán determinadas actividades durante la producción, compra o distribución. En otros casos requeriremos hacer ciertas modificaciones en estas actividades para una mejor gestión.

Así es todo, independientemente e lo específica que puede ser nuestra cadena de suministros, hay algunas actividades que resultan comunes y necesarias para optimizar el resultado final:

Planificaciónrealizar una correcta planificación a la hora de llevar a cabo nuestro producto nos hará más eficientes y evitará las pérdidas innecesarias.

-Administración de existencias: llevar un buen control del almacenaje y una correcta gestión del excedente o «stock» es muy importante.

-Procesamiento de órdenes de compra: las nuevas tecnologías nos permiten, incluso, automatizar estos procesos. Pero siempre  hay que tener en cuenta lo necesarias que resultan las compras para no comprar producto de más y evitar pérdidas.

-Traslados y despacho: buscar la mejor manera de distribuir nuestro producto final o de hacer llegar las materias primas nos ayuda a que fluya la cadena de suministro y se cumplan los plazos.

-Seguimiento y control de imprevistos: como en todo proceso, siempre pueden surgir imprevistos que retrasen los tiempos de entrega. Llevar un adecuado seguimiento de la cadena de suministros nos ayuda a ver dónde ha surgido el imprevisto.

-Servicio al cliente: actividad que ose ofrece con el fin de que el cliente obtenga nuestro producto en el momento y lugar adecuado. Al mismo tiempo que nos aseguramos de que se use correctamente.

-Administración de garantías: es el control y trazabilidad de las garantías durante el proceso para que el producto llegue a buen puerto.

-Procesamiento de pagos: tendremos que buscar el mejor procesamiento de pagos y agilizarlos al máximo para evitar pérdidas.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.