Uno de los elementos más fundamentales que tenemos los seres humanos es la palabra: poder expresar a vox populi lo que pensamos sin miedo de ser censurados o con la posibilidad de influenciar a los demás en la realización de buenas acciones, por ejemplo, gratifica, y mucho.

Pero claro, según lo que se está estudiando en la prehistoria, no sabemos desde cuándo el ser humano pudo haber empezado a comunicarse -cosa que es distinta a escribir o hablar- ya que hallamos pinturas rupestres de miles de años que no indican más que los seres humanos éramos capaces de comunicarnos a través de señales, así como de sonidos en el caso de hacerlo con la boca.

Esto quiere decir que los seres humanos somos seres sociales que necesitamos de la comunicación para muchas cosas de la cotidianidad: imagina que no nos comunicásemos -o no nos entendiésemos- entre nosotros en la actualidad. Cosas tan sencillas como detenerse en un rojo no se comprenderían.

En este artículo trataremos de explicarte el concepto de comunicación, lo necesario para establecerse una comunicación, así como los pasos para llevar bien una conversación y las posibles causas que eviten que ésta sea buena y algunos consejos para mejorar tu manera de expresarte.

Que Necesitas

No hay duda de que no podemos directamente hablar de una buena comunicación si no sabemos lo que significa esta palabra, que no es necesariamente sinónimo de una conversación.

que-es-comunicacion-definicion-significado-concepto3

Hemos tomado tres fuentes de información para comenzar este análisis del término. En un primer momento, hemos consultado la enciclopedia libre Wikipedia, en donde se define la comunicación de la siguiente manera: “se refiere a la acción consciente de masticar información entre dos o más personas participantes con el fin de transmitir o recibir significados a través de un sistema compartido de signos y normas semánticas”.

Asimismo, hemos ido a consultar el diccionario de la Real Academia Española en donde la comunicación se define de varias maneras, entre la cual está la siguiente: “Transmisión de señales mediante un código común al emisor y al receptor”. En el diccionario de Oxford la comunicación se define así de igual manera que en la RAE, por lo que no vamos a dejar la definición aquí.

Es decir, cuando hablamos de comunicación no necesariamente hablamos de hablar o escribir, sino que también podemos estar hablando de hacer señales, pintar, producir música, etc. Lo importante es que se comunique un mensaje, aunque no se hable, un caso muy claro es el del semáforo, todos sabemos lo que es un rojo y un verde, productos de un constructor social, es decir, de la comunicación entre nosotros que ha generado esos códigos para entendernos.

Una vez sabiendo el concepto básico que necesitas para entender la comunicación, vamos a conocer los elementos que conforman una comunicación, para que la misma se lleve a cabo de manera eficaz y correcta.

Deben existir los siguientes elementos:

  • Emisor: es quien envía el mensaje. Puede ser pintado o hablado, acuérdate que la comunicación comprende todas las maneras de transmitir ideas -gestos, señales, escritura, habla-.
  • Receptor: puede ser uno o varios que reciban un mensaje de un solo emisor, son quienes se encargan de procesar el mensaje que se les envía y lo interpretan a su manera cada uno -aunque la idea es que se entienda lo que quiere decir el emisor-.
  • Mensaje: es lo que envía el emisor y recibe el receptor, puede interpretarse, pero ello depende del receptor. Influirá mucho sobre él el ruido y contexto en el que se encuentre.
  • Canal: es por donde viaja el mensaje del emisor, en el caso de una conversación de tipo oral, sería el aire el canal por donde viaja.
  • Contexto: es el ambiente que rodea toda la escena, por llamarlo así, si estás en tu casa, en un pub/bar, etc.
  • Pero también puede haber ruido: el ruido es toda aquella interferencia que se puede causar por culpa de muchísimos factores. Por ejemplo: El emisor puede causar ruido en el mensaje si habla con un léxico no adecuado para los receptores: no puedes hablarles a unos niños con un lenguaje universitario, por ejemplo.

Asimismo, los receptores también pueden generar ruido gracias a estar distraídos o hablar entre ellos, un caso común es un aula de clase.

Pero cuidado: un mensaje también puede incluir ruido ¿cómo? Sencillo, si no nos sabemos explicar, es decir “vamos para adelante y para atrás” causaremos un ruido en el mensaje, porque más que un mensaje, estaríamos enviando una idea desordenada.

El canal también puede causar un ruido: es simple, puede que, si estemos hablando por llamada -por teléfono- la señal tenga interferencia, lo que producirá ruido no solo literalmente, sino también en el proceso de comunicación.

Y por supuesto, el contexto es una de las partes que más ruido contiene, basta pensar en hablar en una feria, una fiesta o incluso en ocasiones, en un bar cualquiera del que te terminas yendo porque querías hablar con la persona que te acompañaba.

Es decir, si bien el ruido no está presente en toda comunicación, puede sí estarlo, pero no influir lo suficiente como para lograr que el mensaje no llegue ¿Cuántas veces no has logrado entender a un amigo/a en una fiesta con música a tope? Más de una vez seguro, al final se logra.

Instrucciones

¿Cuáles son los pasos para seguir para establecer una comunicación de manera exitosa?

que-es-comunicacion-definicion-significado-concepto2

En este apartado, te daremos una serie de consejos para evitar que caigas en ciertos errores muy comunes que realiza la gente cuando va a establecer una comunicación -ya sea oral u escrita- y que perjudican mucho al mensaje que transmites porque como bien sabrás… en comunicación, lo importante es también saber cómo decirlo, aunque tu contenido no sea el mejor.

No hay duda de que la comunicación comienza desde antes de comenzar tú a expresarte, es decir, debes saber que no hay mejor improvisación que la que está ensayada. Es decir, nunca puedes pararte a hablar sobre algo en concreto e irlo hilando en el momento -a ver, se puede- pero si no tienes una capacidad extremadamente buena de habla no podrás hacerlo de manera asertiva.

Sin más preámbulo, veamos paso a paso cómo lograr una comunicación eficaz:

  1. Como ya lo hemos anticipado anteriormente, es fundamental que te prepares muy bien antes de comenzar a hablar. Hay algo elemental que casi nunca nadie tiene en consideración y es más importante que el contenido in sé: para una comunicación asertiva es fundamental estudiar el público al que va dirigido y el ambiente en donde se hablará del susodicho tema. Nunca vas a expresarte de igual manera si hablas con un niño que si hablas con un adulto que ya ha superado una serie de etapas en la vida que le han brindado conocimientos determinados que tú decidirás si activar o no.
  2. Asimismo, no es lo mismo hablar en un aula de clase que en una conferencia o en un bar: podríamos decir que hay niveles de maneras de hablar y de confianza con el público al que se hable, aunque no deberíamos ventilar lo personal -de forma exagerada claro- al momento de expresarnos públicamente.
  3. Una vez que hayas preparado el léxico que emplearás, podrás empezar a redactar el texto que quieras exponer o leer. En el caso de que sea un libro, tendrías que ponerte como objetivo un público en concreto o, si lo quieres hacer para todo público, adaptar tu lenguaje a ello.
  4. Es importante que además de que haya coherencia en la comunicación, tengas en cuenta lo que se denomina la cronémica, que es el tiempo que utilizarás para exponer la idea (o las ideas) que quieras comunicar a tu público, esto es fundamental ya que el público, si le hablas mucho tiempo, lo perderás. Además, hay lugares donde tienes un tiempo determinado y ello es una especie de evaluación que se te hace.
  5. Recuerda: mucho mejor que logres transmitir una idea perfectamente empleando menos tiempo y palabras.
  6. Trata de evitar ruidos en la comunicación: tú mismo puedes ser quien cause los ruidos, asegúrate de que todo lo que te rodee no pueda ser fuente de este antes de la presentación y verás que funcionará.
  7. En el caso de que sea una presentación oral, recuerda utilizar un tono de voz lo suficientemente alto para que todos te oigan, pero lo suficientemente moderado para que no parezca que estés gritando a tu público.
  8. No olvides que en una conversación es importante que mires al público: tranquil@, en los consejos te daremos un tip que es ideal para aquell@s que les da vergüenza. Asimismo, si es una presentación escrita, por favor, léela muchas veces antes de entregarla para tratar de no hablar demasiado y decir las cosas de manera puntual y coherentemente.
  9. Como puedes ver, llevar a cabo una comunicación asertiva no es necesariamente complicado, sino que debes ser lo más objetivo posible y no te compliques la vida, a veces tratamos de ser más complejos y ello es peor. En lo simple está lo grande muchas veces.

Tal y como lo comentamos más arriba, en este apartado hemos planteado la comunicación ideal, pero no siempre puede lograrse esto por diversos motivos. De ahí que en el siguiente apartado hablaremos de unos consejos para que la comunicación sea mejor.

Consejos

¿Cómo hacer que tu comunicación sea aún más asertiva?

El primer consejo que te podemos dar es que anules todos los ruidos previos que puedan afectar a la comunicación: por ejemplo, en un aula de clase pueden serlo un proyector encendido -que no uses- una pizarra que esté escrita o, si tú hiciste unas diapositivas, haz que estas se complementen de manera efectiva con lo que estás comunicando.

Trata de no moverte demasiado en el caso de una presentación oral: estarás demostrando nerviosismo, así como nunca puedes darle la espalda al público que le estás hablando, por dos motivos, muestras desinterés en tu propio discurso y tu tono de voz disminuirá considerablemente, por lo que perderás la atención de más de uno.

¿Te da “miedo” hablar en público? Pues mira, el mejor consejo que te podemos dar es que mires por encima de las cabezas del público y no te centres en un solo punto toda la presentación, mira por encima y muévete, pero no demasiado, sino que debes dejar que tus manos se muevan y tu cuerpo vaya acorde a tu discurso.

En un texto escrito: es necesario que la comunicación sea aún más precisa para que el lector/a no se pierda leyendo el texto, evita usar conceptos ambiguos o que puedan confundir a quien lee y, por favor, no le des muchas vueltas a una sola idea.

En fin, esperamos que este artículo te haya sido de provecho y ayuda para mejorar tu comunicación en general… ¡A hablar se ha dicho!

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.