Qué es un ecosistema – Definición, Significado y Concepto

Un ecosistema es el conjunto de seres vivos que, dentro de un área determinada,se relacionan e interactúan entre sí y su medio físico. En función de las características de cada ecosistema en particular, se condiciona de forma directa la vida que se puede desarrollar en cada uno de ellos.

El concepto de ecosistema proviene del inglés «ecosystem«, un término que fue acuñado por Arthur Roy Clapham, un botánico británico, en la década de 1930. Es una palabra que está formada por el prefijo eco- que procede del griego y significa «casa» (en este contexto, entorno o lugar de desarrollo de la vida) y por la palabra sistema.

Este concepto es estudiado por diferentes ciencias naturales dada su gran importancia en el planeta, siendo objeto de análisis y estudio en ecología, biología, fitogeografía y zoogeografía.

Características de un ecosistema

Todo ecosistema está caractizado por la presencia de seres vivos (o bióticos) y de seres no vivos (abióticos). Los primeros son los animales, las plantas, los hongos, las bacterias y las algas, mientras que los segundos hacen referencia a la temperatura, el agua, la humedad, el aire, la luz, la sombra, la presión, el terreno, el viento y el pH.

Sus características principales son:

  • Formación: Un ecosistema está formado por fauna, flora y regiones, siendo una mezcla de todos ellos.
  • Influencias: Los seres y organismos que forman parte del mismo están influenciados directamente por el agua y la aridez del terreno, así como su posición frente a los meridianos.
  • Alimentación: Una de las principales características de los ecosistemas es que mantienen un constante intercambio de energía y materia que pasa de unos seres vivos a otros, lo que se conoce como cadena alimentaria.
  • Extinción: Uno de los principales problemas para los ecosistemas en la actualidad es el ser humano. La destrucción y fragmentación de hábitats por la caza y pesca incontrolada, la tala indiscriminada o los incendos, así como el cambio climático y la contaminación, afectan al equilibrio natural que debe reinar en los ecosistemas. Esto afecta a su crecimiento y desarrollo.
  • Adaptación: Los seres vivos se adaptan al medio en el que se encuentran. También lo hacen al clima existente.
  • Seres autótrofos: Son aquellos organismos que tienen la capacidad de elaborar su propios alimentos. Este es el caso de las plantas y los hongos, que consiguen absorber los nutrientes a partir del sol y el subsuelo.
  • Seres heterotrófos: Dentro de este grupo se encuentran todos aquellos seres vivos que se alimentan a partir de otros seres con vida, como son los carnívoros, los herbívoros y determinados parásitos.

Tipos de ecosistemas

En el planeta existen diferente tipos de ecosistemas, es decir, diferentes entornos en los que los seres vivos desarrollan su vida, formando comunidades e interactuando entre ellas. Se pueden diferenciar principalmente dos tipos: ecosistemas terrestres y ecosistemas acuáticos.

Ecosistemas terrestres

En ecosistema terrestre es el hábitat de terreno en la que los seres vivos, ya sea flora o fauna, están preparados para sobrevivir. Como su propio nombre indica, éste tiene lugar en la superficie terrestre. Por ello depende de factores diversos como la temperatura, la altitud, la latitud o la humedad. Cuánta mayor humedad y temperatura haya los ecosistemas serán más variados y heterogéneos.

En lo referente a ecosistemas terrestres nos podemos encontrar con diferentes tipos:

Desiertos

Ocupan en torno a un 17% del planeta tierra, con una precipación media de un 25%. Se trata de zonas con flora de hojas duras y escasas. La fauna también es muy escasa y predominan algunos mamíferos, y sobre todo reptiles, aves y mariposas.

Sabanas

Zonas de praderas de tipo tropical constituidas por una baja cantidad de árboles, prevalenciendo los pastizales. La fauna está compuesta por ganados, mamíferos, aves, reptiles y roedores. Son un lugar idóneo para la cría y desarrollo de la ganadería.

Bosques

Este tipo de ecosistemas se caracterizan por contar con una elevada cantidad de árboles y vegetación, siendo zonas muy húmedas en las que la fauna es muy variada. Dentro de los bosques hay una gran cantidad de tipos diferentes, de acuerdo a su situación geográfica y otras particularidades.

Páramos

Zonas caracterizadas por sufrir de un aire frío y neblinas durante la mayor parte del año, así como suelos áridos y nieve. Su vegetación es perenne en su gran mayoría y la fauna se compone principalmente de patos, venados, palomas, roedores, aves y anfibios.

Ecosistemas acuáticos

Un ecosistema acuático es aquel en el que los seres vivos desarrollan su vida bajo el agua, ya se trate de agua dulce o salada. Estos seres vivos cuentan con unas particulares a nivel físico que les permite adaptarse a ete medio.

Se pueden clasificar en dos grandes grupos, que son:

Ecosistemas marinos

Son aquellos en los que hay existencia de agua salada, como los océanos y mares. Según la luz solar que reciban pueden ser fóticos y afóticos. Los primeros permiten la realización del proceso de fotosíntesis y en los segundos la luz solar no es suficiente para ello.

Ecosistemas de agua dulce

Son aquellos en los que hay presencia de agua dulce, como es el caso del os lagos y los ríos. Hay diferentes subtipos como lénticos, donde está el agua estancada, los lóticos, en los que el agua se desplaza, y otros entornos en los que hay aguas tanto subterráneas como manantiales.

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 0,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.