¿Comprendes el grave peligro que conlleva el fenómeno del calentamiento global? ¿Sabes cuáles son sus efectos? ¿Conoces la forma de aminorar e impedir este fenómeno?

El calentamiento global es en la actualidad un aumento progresivo de la temperatura de la atmósfera y en los océanos como efecto de la acumulación de gases que concentran el calor en la atmósfera.  Esto se conoce con el nombre de efecto invernadero.

Este proceso se origina en un primer momento cuando la luz del sol llega a la superficie terrestre, donde la absorbe y luego se devuelve a la atmósfera en forma de calor.

Investigaciones aseveran que este aumento de temperatura ocurre a partir  del siglo XIX como resultado de la industrialización a nivel mundial; por otra parte, los diferentes usos inadecuados dados al suelo que han generado la emisión de CO2 y otros agentes tóxicos lo cual produce el efecto exponencial invernadero.

Estos agentes altamente contaminantes se concentran en la atmósfera y crean una capa lo suficientemente gruesa para atrapar el calor del sol, produciéndose un calentamiento mayor y similar al de un invernadero. Es decir, a mayor concentración de gases, mayor retención de calor, lo cual incide de forma negativa produciendo el calentamiento global, dando como resultado los cambios climáticos.

Sus efectos abarcan todos los ámbitos del planeta, desde el Polo Norte hasta el Polo Sur, como puede observarse en el derretimiento de los témpanos de hielo, la elevación del nivel del mar y los cambios en los ciclos de la naturaleza, entre otros.

Reseña Histórica           

Se estima que el calentamiento global se da inicio a mediados del siglo XIX se da inicio con la Revolución Industrial. Algunos científicos hablan del efecto invernadero a partir del año 1824, entre ellos Joseph Fourier planteó que sin la existencia de atmósfera, la Tierra sería más fría.

El efecto invernadero forma parte de un proceso natural de la Tierra, como por ejemplo, las erupciones volcánicas, las cuales despiden partículas que enfrían por un período de pocos años la superficie del planeta;  el fenómeno del Niño, que son fenómenos predecibles y breves, entre otros.  Factores de este tipo no inciden agresivamente en este proceso.

Sin embargo, a partir de 1895, se añade a este argumento la idea del suizo Savante Arrehenius, la cual establece  que los humanos influían en el aumento del efecto invernadero  porque producen dióxido de carbono, que es un gas de invernadero. Esta tesis argumenta que la cantidad de dióxido de carbono que expulsan los humanos se ha multiplicado desde la Revolución Industrial; por lo tanto, lo que antes eran un proceso de miles de años, ahora se reduce a décadas.

Esta investigación brindó un gran aporte para la comprensión de este fenómeno que aqueja a la humanidad.

Al hacer diferentes análisis  en el aumento de temperatura se determina que el siglo XX fue el más caluroso –según la ONU-, ya que la temperatura mundial aumentó 0,3° y 0,6°C, cifra que no debe ser subestimada por pequeña que parezca, pues ha sido causa de la gran variación en la condición de vida de un ecosistema.

En este sentido, el crecimiento gradual de los gases de invernadero, está cambiando el clima tan rápidamente, que algunos seres vivos no pueden adaptarse fácilmente al riguroso cambio de los climas, convirtiéndose esto en un desafío.

A partir de los años 70 se comienza a hablar formalmente del cambio climático.  En 1975  Wallace Broecker, geoquímico suizo, utilizó por vez primera este término en su artículo “Cambio Climático”.

Existe una asimilación del término “cambio climático” con “calentamiento global” ya que la temperatura media del plantea se ha modificado; así las corrientes oceánicas y los vientos distribuyen el calor alrededor del planeta, calentándolo o enfriándolo, modificando a su vez el ciclo de la lluvia y nevadas.

Calentamiento global

El proceso histórico del estudio del clima de la Tierra siempre ha sido variado.  Las temperaturas actuales también ocurrían en el pasado. Por ejemplo, las temperaturas elevadas produjeron la formación de las grandes capas de hielo, que cubrían la mayor parte del Norte de América y Europa.

Actualmente, al aumentar la concentración de gases de invernadero, ocurre el derretimiento de los casquetes, lo cual ha generado el aumento considerable del nivel del mar.

En el año 1988 se confirma la teoría sobre la diferencia climática con respecto a 1880.  La teoría del efecto invernadero es aceptada y se establece la organización medioambiental de estudio sobre los cambios climáticos IPCC.

Se observa con preocupación que están ocurriendo cambios acelerados en el clima y temporalmente inesperados. De hecho ha sido establecido que los años más calurosos se produjeron entre los años 1995 y 2006, determinando así el año 2015 como el más caluroso de los últimos 136 años. Existen registros de estos cambios desde 1880, la NASA  y la NOAA se encargan de corroborarlos.

Actualmente, ante este grave problema, no existen normas definitivas para aminorar o detener los efectos del calentamiento del planeta.  El protocolo de Kyoto en 1997 fue el último acuerdo entre 162 países, para reducir en un 5%  las emisiones de países desarrollados con respecto a 1990; sin embargo, no existe mayor preocupación por cumplir al respecto hasta el 2012, cuando caduca el plazo.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.