El siglo XXI puede definirse como un siglo que es heredero de todo un proceso iniciado desde el XVIII: la Revolución Industrial. Por tanto, no es más que la respuesta después de haber sufrido las consecuencias de un sistema que, si bien nos ha facilitado la vida de una parte, por la otra nos ha perjudicado nuestro hábitat, nuestro planeta.

De ahí que, como es costumbre, el ser humano se siente y decida darle un giro copernicano (o no) a su curso histórico pensando cómo podía ser posible combinar lo natural, los recursos disponibles y finitos con un sistema que se basa en lo material, la tecnología: es allí cuando nace el desarrollo sostenible.

Atent@s: no debemos estar orgullosos ni mucho menos de haber tenido que llegar hasta este punto para darnos cuenta del daño que le causábamos nada más y nada menos que a nuestra propia casa común, la Tierra.

Por ello, en este artículo te contaremos varios aspectos sobre el desarrollo sostenible e incluso, si nos lo permites, te daremos algunos consejos para ser tú, desde tu casa, sostenible. Porque no solamente las empresas contaminan, es un problema de tod@s.

Que Necesitas

¿Qué necesita el desarrollo sostenible para poder cumplirse?

que-es-el-desarrollo-sostenible3

Como en todo, el desarrollo es un conjunto de partes que deben cumplirse para cerrar una especie de círculo que es el desarrollo sostenible. De ahí que, empresas como Acciona, nos recuerden que existen tres factores de sostenibilidad que influyen directamente sobre el total, que no es más que el desarrollo sostenible.

Esos elementos de la sostenibilidad son los siguientes

Ambiental: está más que claro que la Tierra tiene una serie de recursos tanto renovables como no renovables. El mayor problema es la sobreexplotación de estos y el gasto desmedido que deriva en, lógicamente, el agotamiento de recursos naturales. Por ello es tan importante que exista armonía entre las empresas y el entorno que les rodea, de diferentes formas: no expulsando ni gases tóxico-contaminantes ni vertiendo aguas en afluentes cercanos, así como aprovechar los recursos de manera equitativa y no sobreexplotar uno en concreto, etc.

Social: si bien es la finalidad de este proyecto (porque los seres humanos solo pensamos en nosotros mismos) es el aspecto más complicado de llevar a cabo: lo ideal sería repartir riquezas de manera más equitativa y disminuir los daños y la explotación, sobre todo, en los países que sufren de manera más agresiva más este tipo de problemas.

Económica: la sostenibilidad económica puede resultar un concepto poco creíble ya que, casi casi, no pueden ir de la mano. Empero, hay que destacar que, una empresa puede ahorrar reciclando sus propios envases y ellos se verá reflejado en los precios de los productos, cada vez mejores para las personas.

Claramente, todo lo que enunciamos aquí arriba puede sonar más a utopía que a realidad factible. No te mentiremos, estamos aun lejos de lograr el desarrollo sostenible en todos los rincones del mundo, pero debe empezarse desde ya para que pueden obtenerse resultados lo más pronto posible.

Instrucciones

Pero… ¿Qué se entiende como desarrollo sostenible?

que-es-el-desarrollo-sostenible2

No hay mejor manera de entender un concepto que tomándolo de varios sitios y extrayendo una conclusión (que puedes estar de acuerdo o no con la nuestra). Hemos decidido sacar las definiciones de la UNESCO, la RAE, Wikipedia y de la empresa Acciona, especialista en la rama de las soluciones sostenibles y renovables para empresas.

Para la UNESCO, que toma las palabras de Brundtland, quien acuñó el término: “Está en manos de la humanidad asegurar que el desarrollo sea sostenible, es decir, asegurar que satisfaga las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones para satisfacer las propias”.

La RAE lo define de la siguiente manera: “Especialmente en ecología y economía, que se puede mantener durante largo tiempo sin agotar los recursos o causar grave daño al medio ambiente. Desarrollo, economía sostenible”.

Wikipedia dice lo siguiente: “es un concepto desarrollado hacia el fin del siglo XX como alternativa al concepto de desarrollo habitual, haciendo énfasis en la reconciliación entre el bienestar económico, los recursos naturales y la sociedad, evitando comprometer la posibilidad de vida en el planeta, ni la calidad de vida de la especie humana”.

Para la empresa Acciona: “es un concepto que aparece por primera vez en 1987 con la publicación del Informe Brundtland, que alertaba de las consecuencias medioambientales negativas del desarrollo económico y la globalización y trataba de buscar posibles soluciones a los problemas derivados de la industrialización y el crecimiento poblacional”.

Es decir, es un intento de humanizar la economía: dejar de lado el ver la economía como un proceso cerrado/apartado de lo humano y mezclarlo con ello, siendo la economía la que debe adaptarse a los recursos planetarios y no al revés, como se venía haciendo hasta el momento. Esto es, para nosotros, el desarrollo sostenible.

¿Cuál es la destinación del desarrollo sostenible?

  1. No es sencillo prometer o designar una serie de objetivos sobre el desarrollo sostenible en el que están involucradas una serie de empresas con un gran peso económico y político en el mundo. Por ello, se elaboran proyectos por parte de las Naciones Unidas para años en concreto con los que se busca fomentar la ecología y el reciclaje también en los gobiernos internos.
  2. Para ello, se ha aprobado la denominada como Agenda 2030, en la que las Naciones Unidas junto a los países miembros de ella buscan cumplir con una serie de objetivos con el fin de mejorar la calidad de vida de cada una de las personas que forman parte del mundo.
  3. En el caso de España, tenemos proyectos como el de Tenerife 2030, en el que se busca desarrollar cada vez más la isla de manera sostenible.
  4. Volviendo al calendario general de las Naciones Unidas, son 7 los objetivos principales o fundamentales que busca cumplir (o hacer cumplir, mejor dicho) esta organización a sus estados miembro. Acompáñanos a ver paso a paso cómo el mundo busca cambiar el rumbo que tiene actualmente:
  5. El primer objetivo que ponen las Naciones Unidas es un conjunto: la erradicación tanto de la pobreza como del hambre, buscando una mejora en la calidad de vida de l@s ciudadan@s del mundo.
  6. Como segundo objetivo se proponen otorgar el acceso a los servicios básicos a toda la población, con servicios básicos nos referimos a aguas limpias, electricidad, etc.
  7. Asimismo, el trabajo no puede dejarse de lado: por ello se buscan hacer reformas laborales que luchen contra la explotación de l@s trabajador@s y se reformen los sistemas de educación que parecen haberse quedado obsoletos.
  8. Aceptar las diferencias culturales: no más un modelo de construcción aplicado para todo el mundo por igual, hay que aceptar la multiculturalidad y ello juntarlo con la tecnología.
  9. Luchar contra las diferencias que hay en el mundo: desde las laborales hasta las de género. Claramente, luchar por la protección de los diversos ecosistemas que hay en la Tierra y evitar más contaminación de lo que hay hoy en día. Es importante ahondar en este punto porque no todos sabemos que, al lado nuestro, tenemos una realidad que es crítica: Greenpeace asegura que se vierten al mar Mediterráneo aproximadamente 12 millones de toneladas. Puedes conocer más sobre este tema entrando en la petición para tomar medidas contra esto aquí.
  10. Asimismo, puedes consultar un documento digital que la misma Greenpeace ha creado para concienciar a la población sobre esto. Entra en el siguiente enlace:
  11. Claro, para ello, se necesita la colaboración de todos los sectores, por lo que es un trabajo que depende de todos, sin exclusiones.
  12. Obviamente, no todo debe ser una línea continua ni una lista de pasos estrictos como si fuese una cadena sin variables. A veces, de hecho, se pueden llegar a alcanzar algunos objetivos antes que otros.
  13. Cada gobierno y sociedad tiene más o menos problemas, por lo que deberá atender, según la gravedad de cada asunto en cada ciudad o país, una u otro problema. Por ello, quisiéramos en el siguiente apartado comentarte alguna de las cosas que puedes hacer por el desarrollo sostenible de tu país.

Consejos

¿Cómo colaborar con el desarrollo sostenible de mi país? Consejos

Realmente, es más sencillo de lo que parece. Eso sí, no dejamos a nadie de lado (porque tampoco piensen que estamos en contra de los empresarios), por ello haremos una pequeña lista de consejos para l@s empresari@s y otra para l@s consumidor@s.

Empresari@s:

Nunca dejes de lado el aspecto social cuando vayas a formar/crear una empresa. Por ejemplo, si tu producto necesita del uso de plástico, colabora con un sistema de reciclado que pueda permitir tanto el ahorro para ti y del consumidor y el impacto sea menor sobre la Tierra.

No olvides lo que te rodea. Lo anticipamos más arriba, cuando se crea una empresa, no puedes olvidar que tienes una serie de recursos locales que son los que debes aprovechar mas no sobreexplotar.

Si no sabes qué hacer, siempre habrá alguien que sí. Puede que no sepas cómo abordar la sostenibilidad del producto que elabores, por lo que te recomendamos que siempre estés en contacto con ONGs o fundaciones que conozcan sobre el tema, así como empresas especializadas.

En la web de Amec han publicado un artículo que puede ser de ayuda si necesitas guía en este tema. Para acceder a este artículo, haz clic en el siguiente enlace: http://www.amec.es/contribuir-al-desarrollo-sostenible-la-vez-generar-negocio-empresa/.

Consumidor@s:

  • Reducir el uso excesivo del agua y otro recursos. Cosas tan sencillas como no dejar abierto el chorro del agua cuando te estés lavando los dientes suponen un gran ahorro de agua.
  • Da uso correcto a los aparatos que tienes. No es necesario que laves en el lavavajillas algo que puedes lavar a mano (así como usa el lavavajillas correctamente, en cuanto a carga se refiere) o conduce el coche de manera serena y tranquila, evitarás forzarlo y que emita más gases.
  • No caigas en las trampas de las empresas. No dejes que los anuncios te hagan comprar de manera impulsiva y gastar tu dinero, tiempo y el daño al medio ambiente por compras que no son si quiera necesarias.

Como puedes ver, basta con saber apreciar lo que tenemos y tratar de darle la máxima vida posible a todo lo que usamos. De hecho, hay mercados de productos de segunda mano o reacondicionados que ayudan con el ahorro de basura electrónica en el mundo.

Algo similar ocurre con los Puntos Limpios en España, no tod@s los ciudadan@s los usamos. Clicando en el enlace accederás a la web de la OCU que ofrece un buscador de estos en todo el país.

Es decir, las soluciones están, solo que debes ser consciente de lo que está ocurriendo en el mundo y entrar en la onda del desarrollo sostenible.

Desde nuestro punto de vista, creemos que es posible que el desarrollo sostenible se lleve a cabo con éxito, siempre y cuando todos pongamos de nuestra parte ¡Por un mundo mejor!

¿Te ha gustado?