Contenido del Artículo

Escuchar es una capacidad de muchos seres vivos.  A través de nuestros órganos de la audición, podemos percibir todos los sonidos emitidos por la naturaleza.  Algunos son suaves, estridentes, agudos, opacos, fuertes; sin embargo, esa sensación producida en nuestros oídos son la posibilidad que tenemos para disfrutar desde un buena música hasta del canto de las aves.

Diversas son las definiciones del sonido.  Para la física es cualquier fenómeno que permita propagar ondas mecánicas a través de un fluido u otro medio que genera la vibración de un cuerpo.

El sonido perceptible por los humanos son ondas sonoras y ondas acústicas producidas cuando la oscilación de la presión del aire, se convierte en ondas mecánicas en el oído e inmediatamente son percibidas por nuestro cerebro.

El sonido es un fenómeno estudiado desde la antigüedad.  Desde el siglo IV, el filósofo Aristóteles, argumentó que éste se transmitía en primer lugar, porque existe un desplazamiento y el golpeo de una masa de aire con otra masa contigua. Esta teoría fue poco acertada por las limitaciones propias del tiempo histórico-cultural.

Otros filósofos se ocuparon de este tema con diferentes aciertos.  Sin embargo, no fue hasta  el siglo XVI tras la revolución científica iniciada por Copérnico y Galileo, cuando el concepto de la acústica comenzó a tener avances importantes.

Galileo formó las primeras bases de la acústica moderna  cuando descubrió la importancia de las ondas sonoras  para que se produzca la propagación del sonido. Después, prosiguió Mersene en este avance, al determinar que la velocidad de transmisión del sonido se produce a través del aire. Un siglo después, Newton obtuvo la fórmula que calcula la velocidad como se propagan las ondas acústicas a través de un medio sólido.

Todos estos estudios han permitido la aparición de algunas nuevas disciplinas y generado, otros avances como la invención del teléfono, el sonar, la radio, el radar, etc.

QUÉ ES EL SONIDO

El sonido ocupa un lugar muy importante para los científicos y los investigadores.  Es indudable que, su uso correcto resultará altamente beneficioso para nuestra vida.

¿Sabías que el sonido se puede transmitir a través de diferentes medios? ¿Sabes que cuál es la velocidad del sonido? ¿Sabes que en el vacío no existe el sonido?

Acá te daremos la información que necesitas a cerca de qué es el sonido y como puede propagarse.  Tenemos una información interesante y datos curiosos que te llamarán la atención con respecto a este tema que inicia con la gran Revolución Científica inaugurada por Copérnico y Galileo en el siglo XVI y XVII.

Instrucciones

En todo momento escuchamos sonidos.  ¿Por qué sucederá así?  ¿De qué forma se produce la propagación del sonido para nuestros oídos lo capten? Existen diversos fenómenos físicos que influyen directamente en la propagación del sonido. Por ejemplo:

  1. Un medio material como el aire, el agua, la madera, hierro resultan necesarios, ya que éste, definitivamente, no puede propagarse si no hay dicho medio.
  2. La velocidad con que el sonido se transmite es directamente proporcional a la elasticidad del medio. Por ejemplo, el acero es un medio más elástico que la plastilina.
  3. La propagación  del sonido depende de muchos factores,  siendo los más importantes la temperatura y la densidad del medio material.
  4. El medio material más común es el aire, y para que una onda sonora sea transmitida, son necesarias tres condiciones fundamentales: ser elástico, tener masa e inercial.
  5. Los astronautas utilizan ondas electromagnéticas para comunicarse en el espacio donde existe el vacío.
  6. En el vacío no se produce el sonido porque no existen partículas que puedan vibrar. Por eso, el típico error de los films de ciencia ficción cuando se escucha el estruendo de la explosión en el espacio.  Ya que el vacío no se propaga en el vacío, es absolutamente imposible que pueda escucharse.
  7. El sonido según sus características de percepción de clasifica por la intensidad, su tono y su timbre.
  8. Las características del sonido son la intensidad (fuertes/débiles), el tono (agudo y grave); el timbre que es la cualidad que permite al ser humano distinguir entre dos o más sonidos producidos por diferentes fuentes .
  9. A pesar de que el oído humano no es capaz de captar las ondas acústicas como las de ultrasónicas y las infra sónicas, éstas sí poseen efectos sobre nuestro organismo como tal.
  10. Cuando vas a trasmitir un sonido por el aire, se ponen en movimiento las partículas del aire y estas, a su vez, con las vecinas, y así sucesivamente. Es decir, el desplazamiento que ejecuta cada partícula es pequeño,  pero el movimiento se propaga a través de dicho medio.
  11. En las películas westerns, los indios predecían la distancia de sus enemigos apoyando  el oído en las vías del tren, puesto que así podrían escuchar el sonido más rápido que si lo hiciesen por el aire. Era un conocimiento aplicado totalmente de manera inconsciente, pero con mucha lógica.
  12. En general cuando mayor es la densidad del medio mayor es el grado de transmisión del sonido.
  13. Las ondas sonoras se transmiten en todas las direcciones posibles pero en línea recta.
  14. Al chocar con algún obstáculo, estas ondas se reflejan cambiando su dirección, dicha reflexión es lo que conocemos como resonancia.
  15. Si hablamos del Eco, este se produce a la repetición de un sonido reflejado por una superficie dura a más de 17 metros de longitud.
  16. Se necesita tomar en cuenta para ciertos experimentos con el sonido que mientras mayor densidad del medio material el nivel de propagación es menor.
  17. El sonido viaja más rápido en lugares fríos que en lugares cálidos.
  18. Si te atreves a realizar un experimento, necesitas una cuerda la cual la moverás de arriba abajo, lo cual generara una onda transversal.
  19. Otra forma de percibir el sonido es mediante un golpe a una campana; es decir, parece que el sonido es causado por la vibración, puesto que, terminada la vibración, el sonido se termina.
  20. La propagación del sonido supone transporte de energía y la velocidad de propagación del sonido en el aire es de 343 m/s, en el agua es de 1500 m/s y en los sólidos van desde 2500 hasta 6000 m/s.( acero 5100 m/s).
  21. Debido a que el agua es un conductor de sonidos, esta cualidad ha permitido que sirva como base para la creación de los distintos sistemas de sonar en barcos y submarinos que le permiten detectar obstáculos u objetivos para enviar datos ya codificados.

QUÉ ES EL SONIDO

Que Necesitas

Para realizar diferentes prácticas de propagación del sonido necesitas:

  • Diferentes medios sólidos: madera.
  • Medios gaseosos: aire.
  • Medios líquidos: agua.

Consejos

A menos que suframos de alguna dolencia auditiva, el ser humano es capaz de percibir una gran cantidad de sonidos. Sin embargo, la audición es una capacidad que debemos cuidar.  ¿Sabes que algunos ambientes de trabajo pueden afectar tu audición irreversiblemente?

El oído es un órgano sensible susceptible a la agresión.  Por esta razón, te sugerimos diferentes ideas sobre cómo protegerlo.

 QUÉ ES EL SONIDO

  1. Existe lo que se llama la contaminación sónica que no es más que un conjunto de sonidos que aturden a un individuo, y que si son frecuentes, pueden causar daños irreversibles en el sistema auditivo y serias alteraciones nerviosas.
  2. Evita la exposición a sonidos fuertes porque puede causarte daños severos.
  3. No utilices por tiempo prolongado los audífonos. Utiliza los auriculares con un volumen adecuado y que no interrumpa tu capacidad de escuchar. No abuses de este hábito.
  4. Utiliza tapones o aislantes del sonido si trabajas en industrias donde se producen sonidos fuertes.
  5. En cuanto a la higiene del oído, evita la humedad del conducto auditivo y de las infecciones causadas por hongos.
  6. No introduzcas cuerpos extraños dentro del canal del oído. Su uso puede dañar el canal auditivo o provocar daños irreversibles.
  7. No permanezcas durante largo tiempo en ambientes con mucho ruido. Altérnalo con actividades con períodos silenciosos.
  8. No uses reproductores de música durante más de una hora diaria y mantén el volumen por debajo del 60% de la intensidad.
  9. Existen ruidos de la cotidianidad que lesionan, sin darte cuenta tu órgano de la audición. Si te expones diariamente al ruido, entras en riesgo de padecer enfermedades que van desde el estrés, hasta pasar por la alteración del sueño, hipertensión; y lamentablemente, la pérdida de este sentido.
  10. Algunos investigadores determinaron que los sonidos de baja frecuencia   se consideran perjudiciales para el oído, es decir, las emisiones otacústicas son perjudiciales a pesar de que nuestro oído no las percibe; más aún, la exposición del oído a baja frecuencia no provoca la pérdida de  audición, pero implicaría que la frecuencia de rango audible  está entre los 16 Hz y los 20000Hz.
  11. Es raro que los sonidos menores a 75 decibeles causen pérdida de la audición, aun cuando la exposición a éste sea por un largo tiempo.
  12. Debe haber una distancia entre el punto donde se origina el ruido con respecto a uno.
  13. La regla básica para evitar cualquier daño a tus oídos es que los sonidos no sean demasiado altos, cercanos ni duraderos.

La fonética acústica ha concentrado su interés en los sonidos del habla humana, cómo se generan, cómo se perciben y cómo se pueden describir.  En resumen, el sonido es un fenómeno que todavía está en estudio latente e investigación;  los beneficios o amenazas constituyen un tema importante de acción para los científicos y los encargados de desarrollo tecnológico.

En sí, el buen uso que hagas del sonido, repercutirá en una buena calidad de vida y bienestar de nuestro cuerpo humano.

¿Te ha gustado?