Probablemente es uno de los temas de mayor actualidad: la equidad de género. Debemos saber que somos herederos de una sociedad en la que se ha exaltado la capacidad, ingenio e inteligencia del hombre -como género- hasta el punto de extender esta expresión como si todos los habitantes del mundo fuesen masculinos.

De ahí que hayan comenzado a surgir movimientos feministas desde hace -más o menos- medio siglo que buscan la reivindicación de la figura femenina: cuando hablamos de figura femenina es necesario dejar en claro que no es un movimiento que busque dar lástima o pena o que busque que la gente se compadezca de las mujeres del mundo. Va más allá de esa simpleza.

Por ello, en este artículo trataremos de ilustrarte sobre lo que es la equidad de género, los problemas que trata de pelear y sanar los movimientos que buscan esta reivindicación y cómo ha ido evolucionando el mundo bajo una nueva óptica menos patriarcal.

Que Necesitas

En un primer lugar, debemos comenzar con los conceptos de sexo y de género. Es importante distinguir entre ambas porque así podemos saber cuál es el objetivo final de esta reivindicación.

  • Cuando hablamos de sexo, nos referimos a la diferencia biológica que existe entre un hombre y una mujer (macho o hembra). Por otro lado, tenemos el género que no es más que un constructor social que es en donde se han introducido una serie de ideas las cuales dejan en disparidad al género femenino.
  • Citando a Elsa Gómez Gómez, tenemos que la equidad de género se basa en lo siguiente: “El objeto de interés en materia de género no son la mujer o el hombre, per se, sino las relaciones de desigualdad social entre ellos y el impacto que esta desigualdad ejerce sobre la vida de las personas”.
  • Asimismo, como ya te lo habíamos planteado anteriormente, la finalidad de la equidad de género, según Gómez Gómez: “Es importante destacar que no toda desigualdad en salud entre mujeres y hombres implica inequidad de género; este concepto se reserva para aquellas desigualdades que se consideran “innecesarias, evitables y, además, injustas” y que se asocian a desventajas sistemáticas en el plano socioeconómico”.

Sabiendo esto, debes conocer que en la actualidad hay muchos movimientos que luchan contra el maltrato de género, uno de los mayores problemas de la sociedad -de tipo patriarcal- que se ha heredado. Es tanto así que se ha considerado por mucho tiempo a la mujer como el sexo débil.

Una prueba de ello es que, aun hoy día, en el diccionario de la Real Academia Española, nos encontramos con lo siguiente si buscamos “sexo débil”: “Conjunto de las mujeres. U. con intención despect. o discriminatoria”. Por ello es por lo que muchas asociaciones y movimientos políticos luchan por disminuir este tipo de violencia que se deriva de esta creencia de sexo débil que se les ha dado a las mujeres a lo largo de los años.

¿Y qué lo diferencia de la igualdad de género? Sencillo, la equidad busca que no sea exactamente igual el trato entre hombre y mujer, sino que busca que cada uno sea atendido según las necesidades que tenga. Es decir, un trato más personalizado, por llamarlo así.

Por ello, hemos decidido, además, incluir en este apartado un recorrido histórico de la evolución de la reivindicación de género. Podríamos decirlo así: el camino hacia la equidad de género -que aún queda-:

Debemos dejar en claro que no vamos a mencionar concretamente ninguna manifestación ni marcha a favor de la búsqueda de la equidad de género por una sencilla razón: no dejar de lado todo el trabajo que han hecho todas las mujeres del mundo hasta día de hoy. En este mini recuento histórico, mencionaremos únicamente los primeros avances que se han hecho en tratados y cartas de organizaciones.

  • Es importante comenzar en 1945: un nuevo inicio del mundo, prácticamente. En la llamada Carta de San Francisco se dice lo siguiente: “Se reafirma la fe en los derechos fundamentales del ser humano, en la dignidad y el valor de la persona humana, en la igualdad de derechos entre los hombres y las mujeres y de las naciones grandes y pequeñas”. Fue una de las primeras veces que se reconoce o busca explícitamente que haya igualdad entre ambos géneros.
  • La Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948 podemos definirla como un segundo paso para la equidad de género.
  • No sería tan tácito y expositivo esto hasta mucho después: en 1993, en la Conferencia de Viena se llegaría a la siguiente conclusión: “Los derechos humanos de la mujer y de la niña son parte inalienable, integrante e indivisible de los derechos humanos universales”.

Asimismo, queremos informar a todas aquellas mujeres y hombres que nos estén leyendo que en el siguiente apartado les mostraremos cómo actuar y detectar un caso de violencia de género, lo que no es nada sencillo de tratar. Recuerda: no te lo calles.

Instrucciones

¿Cómo actual en un caso de violencia de género? Paso a paso

que-es-equidad-genero-definicion-significado-concepto1

Tal y como lo enuncian en un hashtag de una campaña mexicana de violencia contra la mujer, no debes nunca callártelo -te lo decimos también a ti hombre que sabes de una mujer que sufre de maltratos- y tratar de sacar la mayor de tus fuerzas en una situación tan dura como lo es que un ser querido te trate de malos modos solo por aprovecharse de ti.

En España, la Guardia Civil ha creado una especie de protocolo el cual te explicaremos, en donde se explican varios tópicos de la violencia de género: desde cómo detectarla hasta qué hacer. Nosotros consideramos que tocar este tema es necesario para continuar la lucha por la equidad de género.

Veamos pues, paso a paso, qué debemos hacer ante este tipo de situaciones:

¿Cómo detectar un caso de violencia de género?

  1. Debes saber que existen tres tipos de maltrato o violencia de género: De tipo físico: podríamos decir que es el más fácil de identificar porque se basa en agredir físicamente a la víctima. De tipo sexual: es cuando se impone a la víctima a tener relaciones de manera obligada. De tipo psicológico: es la más difícil de detectar ya que se basa fundamentalmente en el disminuir a la víctima a través de insultos o frases del tipo despectivas -en jerga común, frases machistas que disminuyan a la mujer.
  2. Una vez detectado el caso de violencia de género, comienza el proceso de aviso a las autoridades.
  3. En primer lugar, debes saber que tienes tres modalidades para presentar una denuncia ante las autoridades competentes: Puedes comunicarte por vía telefónica con el 062. Puedes informar a un agente que esté en servicio -comunicárselo directamente en la calle o en una dependencia de policía. Puedes hacer también una declaración formal ante las autoridades, la deberás presentar ante una dependencia policial.
  4. Debes saber que mientras antes denuncies, mejor. Es decir, tienes que tratar de que pase el menor tiempo posible antes de hacer la denuncia -esto más que nada en casos de violencia física y sexual, más fáciles de notar-.
  5. En el caso de que ya estés lista para ir a denunciar, es importante que aportes todo lo que pueda ser una prueba para confirmar que el caso procede. Como en todo, es necesario una argumentación de la denuncia.
  6. La Guardia Civil recomienda que no te cambies la ropa, ni te duches ni hagas nada que pueda generar un cambio significativo en ti, esto para facilitarles el trabajo.
  7. Después de esto, podrás tener acceso a una serie de derechos para poder estar protegida la suficiente del agresor y así estar segura.
  8. Como ya lo hemos dicho antes, no es absolutamente fácil llevar a cabo todos estos pasos: juega una gran serie de factores entre los que tenemos los psicológicos, los sociales, los sentimientos, es decir, es una serie de elementos que pueden hacer que te quedes callada ante una injusticia de este tipo.
  9. Es para este tipo de situaciones que no debes tener miedo y hablar, ya que estás colaborando con la obtención de la equidad de género y estás mejorando la calidad de vida no solo tuya, sino también de todos aquellos que te rodean e indirectamente se ven afectad@s por el maltrato que has recibido.
  10. Por ello, hemos decidido incluir un apartado en el que te vamos a dar una serie de consejos que te motivarán a ser más fuerte y creer en una causa que tiene un fin de justicia.
  11. La búsqueda de la equidad de género no es a baladí ni mucho menos un capricho, ya que hemos visto cómo, a lo largo de la historia, se han censurado incluso nombres de mujeres por simplemente superar a un hombre.

Consejos

No hay duda de que el primer consejo que podemos darte es que estés al tanto de toda la actualidad de este tema que siempre da mucho de qué hablar, sobre todo por las grandes lagunas o vacíos legales que hay en la ley española y también en otros países donde esta materia no ha tenido tanta repercusión.

que-es-equidad-genero-definicion-significado-concepto3

Asimismo, es importante que cuando te encuentres ante un caso de violencia de género -seas hombre o mujer- ayudes a la víctima y sirvas de fuerza moral para seguir adelante a pesar de la dificultad que puede suponer hacer una denuncia de ese tipo.

Como hemos dicho antes, la equidad de género no es, ni debe ser un tema que solo les importe a las mujeres, ya que los mismos hombres pueden verse afectados por el machismo. Uno de los colectivos que más sufre ataques machistas es el homosexual, gracias a concepciones viejas que se tienen sobre la sexualidad y que siguen vivas aun en el siglo XXI.

En este artículo, tal y como lo habíamos adelantado, te vamos a mencionar algunas de las asociaciones que colaboran con la búsqueda de la reivindicación de los derechos de la mujer y queremos dejarte los enlaces de sus webs por si acaso quieres saber más o formar parte de alguna de ellas:

Asimismo, hay una lista de organizaciones que agrupa la UM -Universidad de Murcia- en el siguiente enlace: https://www.um.es/u-igualdad/enlaces.php.

Como puedes ver, hay una gran cantidad de personas y asociaciones que velan por la equidad de género en la actualidad.

En fin, esperamos que este artículo haya sido de tu agrado y que hayas aprendido mucho sobre este interesante e importante tema que nos afecta a todos… ¡Por un mundo mejor y sin discriminación por razón de género, raza ni de cualquier otro tipo!

¿Te ha gustado?