Es difícil hablar sobre elementos tan variados de un ser humano a otro como lo pueden ser los sentimientos, los valores, la moral, los gustos y el tópico que trataremos hoy especialmente: la ética.

Como seres humanos, no podemos renunciar a ahondar en los estudios de conceptos tan complejos como lo puede ser este, a pesar de que, con casi el 100% de certeza, nunca llegaremos a un consenso total entre tod@s l@s ciudadan@s del mundo.

Podríamos apuntar hacia la religión como originaria de estos conceptos de moral y ética como una especie dogma -llámese cristianismo, budismo, judaísmo, etc.- o normas que debían cumplirse porque ello era -o es- lo correcto como persona creyente. Más tarde, un filósofo que cambió la historia de la filosofía, I. Kant, retomaría este concepto y lo redimensionaría.

Por ello, en este artículo estudiaremos cómo ha ido avanzando el concepto de ética en el tiempo y cómo éste ha causado un debate intenso a lo largo de los años, influyendo incluso en ramas y conceptos mucho más cercanos a nuestra realidad como lo es la bioética.

Que Necesitas

¿Qué necesita la ética para poder llevar a cabo el estudio de la moral?

que-es-etica-definicion-significado-concepto2

Es bastante complicado poder explicar esto sin caer en expresar un punto de vista personal/común en el que, al final de cuentas, caen también muchos de los autores que intentan explicar elementos de la ética o la ética en sí.

Por ello, comencemos poco a poco, empezando por un error de Kant que es totalmente discutible y que muchos están de acuerdo y muchos en desacuerdo:

  • Cuando hablamos de ese principio de universalidad y de moralidad nos encontramos ante un grave problema: Kant no contempla que, dentro de la óptica de una persona que tiene como fin hacer el mal, lo universal y moral pueden resultar un bien.

Es decir, ¿un terrorista sabe que lo que está haciendo es malo? O igual es una acción moral para él como integrante de una banda que intentar justificar su acción a través de un complejo ideológico o de la religión. Obviamente, para la gran mayoría de nosotros -por no decir todos- lo que él hace es una acción inmoral y por tanto repudiable… ¿Y para él/ella, es así?

Entonces lo primero que debe entender la ética es que la moral se ve influenciada mucho por el contexto de las personas y lo que podemos llamar como el bagaje ideológico que tiene la persona detrás, ya que esto determina si una acción es buena o no.

Otro ejemplo de ello es la famosa ley del Código de Amurabi que dice “ojo por ojo, diente por diente”, hay quien está de acuerdo con ella, pero, de entrada, la población cristiano-católica (y cristiana en general) no debería ya que Jesús de Nazaret nos dice que debemos “poner la otra mejilla”. O rezar.

Esto quiere decir que la ética nunca va a poder ser una línea uniforme de estudio y no pretende de hecho serlo. La ética debe encontrar aquellas acciones que trasciendan de la occidentalidad o de las religiones que nos unan a los seres humanos:

  • Es decir, la ética debe entender que cada parte del mundo tiene sus propias reglas y normas, pero hay aspectos que no varían de un lugar a otro y es de ahí que se debe tirar.

Asimismo, Kant nos hablaba sobre las buenas acciones, que representaban a la moral del individuo. Ahora, ¿qué pasa si una buena acción, es decir, una acción moral, no se cumple? Veamos, supongamos que quieres ayudar a un ciego a cruzar la calle, lo que es una buena acción porque su fin es que el ciego llegue al otro lado de la acera sano y salvo (bajo lógica Kantiana, importancia de la buena voluntad).

  • Pero: ¿Y si por tu culpa el ciego se cae? ¿Tu acción pasa de ser moral y buena a ser mala e inmoral? Según la ética kantiana no, ya que tu buena voluntad no tenía ese fin en concreto. El mayor problema de razonar de esta manera es que estamos confiando en la buena voluntad de las personas, cosa que puede resultar imposible.

Instrucciones

¿Qué es la ética en la actualidad?

Sabemos que la ética kantiana se basaba fundamentalmente en el que sea una acción que cumpliese dos criterios: uno la universalidad, es decir, que pudiese aplicarse a todas las personas sin distinción alguna y el otro la moralidad -que va de la mano con la buena voluntad-, es decir, que una acción tuviese un fin bueno (aunque este no se cumpliese).

que-es-etica-definicion-significado-concepto1

Ahora, para acercarnos al concepto de ética actual, hemos decidido utilizar como fuente referencial dos diccionarios y una enciclopedia a la vanguardia, es decir, que están en constante revisión de todo lo que ocurre.

En un primer momento, hemos consultado el Diccionario de la Real Academia Española, que dice lo siguiente: “Conjunto de normas morales que rigen la conducta de la persona en cualquier ámbito de la vida”.

Además de este, hemos consultado al diccionario de Oxford, en donde la ética es definida de la siguiente manera: “Disciplina filosófica que estudia el bien y el mal y sus relaciones con la moral y el comportamiento humano”.

Wikipedia, por su parte, defina la ética como lo siguiente: “O filosofía moral es la rama de la filosofía que estudia lo correcto o equivocado del comportamiento humano, la moral, la virtud, el deber, la felicidad y el buen vivir”.

Hay algo que debemos aclarar primero ¿ética es lo mismo que moral?

Es necesario hacerse esta pregunta porque estaremos bailando constantemente sobre estos dos términos que parecen ser los mismo, pero son en realidad dos elementos muy similares que diferenciamos por lo siguiente:

  • La moral son las acciones que nosotros llevamos día a día. Es decir, nosotros en nuestra cabeza tenemos una serie de normas morales que las cumplimos -o no- día a día y que pueden también llegar a ser el reflejo de una carga cultural de la que provengamos, porque es lógico que cada uno tenga su propio concepto de bueno y malo.
  • La ética es el proceso de estudio y/o reflexión de la moral. Es decir, es como si nosotros mismos, luego de mirar una especie de vídeo del día que tuvimos, nos hubiésemos detenido a mirar si lo que hemos hecho es moral -o no- según nuestro propio código. Claramente, esto siempre debería cotejarse con más personas porque siempre (evocando ideas kantianas) dentro de nuestras casas somos las mejores personas ya que no hay comparación con nadie ni nada.

Es decir, en la actualidad tenemos dos conceptos base desde los que partimos: la moral, que son las acciones y normas que nosotros seguimos como seres humanos y luego la ética, que es la ciencia que se encarga de estudiar toda esta serie de comportamientos.

Quiero analizar mi moral: ¿Qué debo hacer?

Es normal querer saber más sobre nosotros mismos y a través de la moral y la ética podemos encontrar muchos aspectos interesantes de nuestra personalidad que quizás ni siquiera habíamos notado hasta el momento.

Veamos, por tanto, paso a paso cómo analizarnos moralmente:

  1. Sin duda alguna, el primer paso es llenarte de información leyendo libros sobre ética (que están muy de moda últimamente) y moral además de leer las clásicas obras de autores filósofos que han mirado este problema desde hace mucho tiempo como lo fue Kant.
  2. Yendo ya a la praxis, comienza a recordar o grábate (puedes hacer como quieras) para analizar tus acciones -morales- bajo un contexto imparcial, es decir, de manera tal que puedas captar todos los puntos de vista posibles.
  3. Posteriormente, procederás a realizar un proceso denominado como ética de tipo conceptual: es decir, pones en contraste lo que haces con lo que deberías hacer según unas normas o reglas que tú hayas establecido como correctas.
  4. Podemos de nuevo poner como ejemplo la moral cristiana, que tiene una serie de normas y características propias que sus creyentes deben tener en consideración a la hora de tomar acciones contra el prójimo o contra sí mismo. En pocas palabras: revisa cuántas cosas cumples según lo que deberías cumplir y de ahí emite valoraciones.
  5. Pero ¿y si considero que algo de esa ética conceptual está errado? Pongamos el ejemplo en el que según un determinado código de reglas que usas dicen cierto lugar que robar no está mal y tú, según tu propia moral lo es ¿Puedes refutarlo? Sí, para ello existe el siguiente paso.
  6. Esto es lo que se denomina ética del tipo axiológica: es la ética que se crea una persona determinada bajo su propio criterio. Es decir, es aquella que tenemos prácticamente todos.
  7. Mayoritariamente, los seres humanos no estamos del todo de acuerdo con una teoría o ideología en particular, es decir, incluso los cristianos tienen sus propias diferencias, así como los judíos y los musulmanes. Cada uno interpreta todo de una manera diferente, puede haber similitudes sí, pero es raro un pensamiento igual al 100%.
  8. Como puedes ver, es muy interesante analizarse y analizar el propio comportamiento desde una óptica más amplia, así que te invitamos a que tengas mayor interés en esta área de la ética.

Consejos

Un mundo con ética ¿es posible?: Consejos

Actualmente hay un debate bastante amplio que se lleva a cabo en una rama de la ética, la bioética: ciencia que se encarga de estudiar si es moral o no ciertas acciones que llevan a cabo la biología -y otras ciencias- o que tienen que ver con ciertos dilemas modernos como el siguiente:

Si encuentras a alguien desangrándose por la calle ¿Qué debes hacer? ¿Dejarlo allí, ayudarle y llevarlo al hospital o simplemente llamar a una ambulancia?  Según la bioética, debes quedarte allí y llamar a una ambulancia, ya que tú no deberías meterte directamente en un trabajo que deben llevar a cabo organismos y personas expertas.

Asimismo, te hemos traído un ejercicio perfecto para ti y un grupo de amigos que estén interesados en el tema de la ética:

El dilema del metro: imagina que estas en una estación de metro y el metro se acerca hacia la estación, en ese momento te das cuenta de que hay 4 niños en las vías que solamente puedes salvar si lanzas a la persona que está al lado de ti ¿Qué harías?

Para nosotros, la respuesta a si el mundo puede tener una ética común o no es la siguiente: es cuestión de sentarse y hablarlo, pero todas las naciones del mundo sin dejar de lado a nadie, respetándose todas las culturas que existen. Es complicado, pero se puede llegar a un gran consenso que al menos ayude a que estemos más unidos como ciudadan@s del mundo.

Finalmente, esperamos que este artículo te haya sido de mucha ayuda y te haya suscitado interés en este tema tan interesante e importante para todos. El comportamiento humano debe ser, ante todo, un ejemplo a seguir por su humanidad y tolerancia.

¿Te ha gustado?