Qué es fecundación – Definición, Significado y Concepto

Contenido del Artículo

Que una especie, humana o vegetal, pueda dar vida a otro ser, es considerado un verdadero milagro de la naturaleza.

Hablando específicamente en el caso del ser humano, el bebé pasa nueve meses en el vientre de la madre. Allí tiene las condiciones perfectas para crecer y desarrollarse de la mejor manera. A través de su madre respira, se alimenta y recibe toda la información necesaria para poder enfrentarse al mundo luego del nacimiento.

Eso sin tener en cuenta que al nacer tiene la capacidad de escuchar, de sentir, de emitir sonidos y de continuar desarrollándose hasta el punto de poder dar vida él mismo a otro ser humano.

De esta manera podríamos afirmar que la vida es un constante ciclo sin final, en donde unos nacen y otros mueren, pero la cadena no se rompe nunca.

Es normal que, en cierta etapa de nuestra educación, los maestros nos hablen de la reproducción animal, vegetal y humana. Este tema podría ser un poco incómodo y complicado para algunos padres. De manera que los maestros le hacen la vida más fácil y le ahorran muchas explicaciones.

En este proceso de aprendizaje nos topamos con muchos términos que quizás no comprendamos a la perfección. Algunas personas se quedan con la duda por temor a ser objeto de burlas por parte de sus otros compañeros de clases. Sin embargo, ese es un error que puede pagarse muy caro. Lo mejor es no quedarse con la duda e investigar hasta obtener una respuesta satisfactoria.

Uno de esos términos es la fecundación. Tal vez, de tanto escucharlo, tengamos un vago concepto de esta palabra. Por ese motivo, este artículo tiene la finalidad de brindar un concepto claro y entendible de lo que es la fecundación ahora mismo.

Instrucciones

fecundación

Cuando hablamos de fecundación nos referimos al proceso biológico en el cual se unen dos células. En este caso, el gameto femenino y el masculino. A su vez, estas células llegan a formar la primera célula de un nuevo ser o individuo.

Es notable que la unión de estas células, un óvulo y un espermatozoide, forman una célula totalmente distinta conocida con el nombre de cigoto. La finalidad de este proceso es que se lleguen a mezclar los genes de los progenitores.

De manera que, en otras palabras, la fecundación no es más que el inicio de una nueva vida. Como lo expresamos anteriormente, un verdadero milagro de la naturaleza.

El proceso de fecundación inicia cuando millones de espermatozoides ingresan a la vaina luego de las relaciones sexuales. Estos se desplazan hasta las trompas de Falopio. Estando allí pueden sobrevivir hasta un máximo de 72 horas. Es por ese motivo que la fecundación se puede dar tiempo después de la relación sexual entre el hombre y la mujer.

De todos los espermatozoides que ingresan en la vagina, solo uno logra introducirse dentro del óvulo para así fecundarlo. Es en este instante cuando el espermatozoide une su núcleo con el del gameto femenino para así fusionar su información genética en el cigoto, es decir, la célula que formará el nuevo individuo.

Después de esto, lo siguiente es que la célula se desplace hasta el útero. El óvulo se logra implantar, de manera definitiva, unos 7 días después de la fecundación. Desde ese momento comienza el desarrollo del embrión en la placenta de la mujer.

La placenta de la mujer tendrá la función de servir de nutriente al fecho mientras este se desarrolla. Luego de que este proceso se consolide, las hormonas femeninas comenzarán a emitir determinadas señales que darán indicios de que la mujer está embarazada. Estas señales pueden ser náuseas, vómitos, jaquecas, entre otros síntomas.

fecundación

Cabe destacar que hay diferentes tipos de fecundación, por ejemplo:

  • Está la fecundación interna. Se trata del tipo de fecundación más sencilla. Esta es la que hemos descrito anteriormente. Los espermatozoides logran entrar en el organismo de la mujer después de las relaciones sexuales, uno de ellos fecunda el óvulo y finalmente este logra implantarse con éxito en el útero de la madre.
  • También está la fecundación externa. Este tipo de fecundación solo se da en el caso de los animales. Por ejemplo, en cuanto a los peces, tanto los espermatozoides como los óvulos sin fecundar se unen cuando han sido liberados en el agua.

Claro, existen sus excepciones. En el caso de los tiburones, la fecundación es interna.

En cuanto al caso de los anfibios, su reproducción es mediante la fecundación externa a través de los huevos. A este tipo se les denomina ovíparos.

Pese a todo lo que hemos aprendido en unos cuantos párrafos, es importante destacar que todavía nos queda mucho camino por recorrer en cuanto a la fecundación se refiere.

De hecho, ni siquiera científicos experimentados han logrado determinar, al pie de la letra, cómo se lleva a cabo la fecundación. Tal vez se trate de un misterio que el hombre nunca llegue a descifrar.

A pesar de todo, el hombre y la ciencia han llegado a alcanzar niveles inimaginables en cuanto a la fecundación se refiere. Personas que, por una u otra razón no han podido concebir, ahora tienen la oportunidad de hacerlo, gracias a los avances tecnológicos, ¿a qué nos referimos? De ello estaremos hablando en el siguiente subtítulo. Por ello, te rogamos que no dejes de leerlo. De seguro quedarás muy impresionado. Veámoslo.

Que Necesitas

fecundación

En su deseo de procrear, el ser humano se ha encontrado con un obstáculo de tamaño colosal: la infertilidad. Años atrás, la persona que no podía conseguir el éxito en el proceso de fecundación, estaba destinada a ser padre por una sola vía, la cual era la adopción.

Sin embargo, a lo largo de los años, el panorama ha ido cambiando. Esta imposibilidad se ha logrado solventar gracias a la fecundación in vitro. En la actualidad, varios millones de seres humanos han logrado nacer gracias a esta modalidad.

Esta técnica consiste en la fecundación de los óvulos con los espermatozoides fuera del cuerpo de la madre, ¿cómo puede ser posible esto? Se mantiene en control el proceso de ovulación de la mujer, para así lograr extraer uno o dos óvulos que se encuentren en los ovarios.

El siguiente paso sería fecundarlos con los espermatozoides. Luego de que se haya conseguido hacer esto, el óvulo será introducido nuevamente en el vientre de la madre. Tal como se ha visto, se trata de un procedimiento bastante sencillo.

Esta técnica también suele aplicarse para facilitar el embarazo, bajo algunas circunstancias específicas. También, cuando se trata de eludir algunas enfermedades que son hereditarias.

Pese a todos estos aspectos positivos, la fecundación in vitro es cuestionada cuando lo que se quiere es crear una vida humana programada. A estos nuevos seres se les conoce con el nombre de bebés a la carta.

Es cierto que cada quien es libre de escoger lo que quiere para su vida. Sin embargo, este tipo de fecundación tiene algunas implicaciones del tipo moral y legal. Además, puede llegar a generar un sinnúmero de interrogantes que no son fáciles de responder.

Estas están relacionadas con la legitimidad en cuanto a la elección del sexo del bebé, la modificación genética que podría llegar a sufrir y la selección de un embrión tomando en cuenta los genes que lo conforman.

Algo semejante a la fecundación in vitro es la que se produce en el caso de las plantas. A esta se le conoce con el nombre de polinización y consiste en trasladar un grano de polen a través del viento o de insectos, los cuales los transportan desde la antera, es decir, la parte superior del estambre de la flor, hasta llegar al estigma, el cual está ubicado en la parte externa de las hojas de la flor.

Luego que se hayan unido comienza la fecundación y se da inicio a la germinación.

Ahora bien, ¿qué más es necesario que conozcas sobre la fecundación? Ya que no se ha dicho todo al respecto, es importante que continúes leyendo, hasta el final, este artículo tan interesante.

Consejos

fecundación

Es cierto que, por lo general, cuando se produce la fecundación se da vida a un solo ser humano. Pero, podríamos decir que esto se trata de una regla que tiene sus excepciones. Tal es el caso de los mellizos y los gemelos.

En ocasiones, este es el más grande anhelo de los progenitores. Pero, ¿qué debes conocer sobre esto? es importante estar al tanto de lo que la ciencia explica.

La creencia popular afirma que los gemelos surgen de la fecundación de un óvulo por dos espermatozoides, pero esto es poco probable. La razón es porque los mecanismos de fecundación impiden que esto suceda. El embrión resultante sería totalmente inviable.

A fin de que puedan originarse los gemelos, es necesario que pasen por un proceso idéntico que en el caso de un único embrión. ¿cuál es la diferencia? En ocasiones, por razones completamente desconocidas, este embrión se logra dividir en dos. Lo cual origina a dos bebés que son genéticamente idénticos.

Este hecho también explica el que nazcan del mismo sexo. Es decir, dos varones o dos hembras.

En el caso de los mellizos el proceso es diferente. Tienen lugar cuando la fecundación se da en dos óvulos diferentes, cada uno por un espermatozoide distinto. De esta manera, el desarrollo de ambos embriones sería el habitual. Pero, en este caso, los mellizos no son genéticamente iguales, por lo que tampoco tienen que ser del mismo sexo. Puede darse el caso de varón y hembra.

 

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.