La fotosíntesis es un procedimiento metabólico a través del cual las plantas transforman las sustancias inorgánicas (agua y dióxido de carbono) en sustancias orgánicas (hidratos de carbono), despojándose de oxígeno a causa de la conversión de la energía lumínica en energía química que se crea con la clorofila.

La palabra es de origen griego, formada a partir de photo, que significa «luz», syn (con), y thesis, que expresa conclusión.

La fotosíntesis es la transformación de una materia inorgánica en materia orgánica que se produce a causa de la energía de la luz. La energía luminosa es convertida en energía química.

En el proceso el adenonín trifosfato se una molécula a la que llega la energía química para depositarse y luego éste es utilizado para la sintetización de las moléculas orgánicas más estables.

Los cloroplastos son estructuras polimorfas que se caracterizan por el color verde que reciben por la presencia de la clorofila, que es la encargada de llevar a cabo el proceso de fotosíntesis.

Dentro de este tipo de estructuras se encuentra una zona que recibe el nombre de estroma y que es la que lleva a cabo la conversión del dióxido de carbono en materia orgánica. Además hay unos elementos que reciben el nombre de lamela o tilacoides que disponen de diferentes pigmentos fotosintéticos y las proteínas que necesitan para poder realizar la captación de la luz.

En relación a ello, se puede determinar que la clorofila es el pigmento de mayor importancia, que es de color verde y que se encuentra tanto en los vegetales como en determinadas bacterias y algas. Esta se encarga de absorber las radiaciones que proceden de la luz del sol para proporcionar al vegetal la energía que necesita para realizar el procesamiento de los productos orgánicos que requiere para poder desarrolla sus actividades vitales.

Fases de la fotosíntesis

El proceso de la fotosíntesis se desarrolla en dos fases, que son las siguientes:

  • Luminosa o fotoquímica: Esta fase tiene lugar en la membrana tilacoidal de los cloroplastos. En ella la energía que procede del sol activa la creación de energía en forma de adenosín trifosfato y el poder reductor como nicotinamida adenina dinucleótido fosfato, que hará que se consigan los electrones para poder obtener ATP.Es una fase fotodependiente, por lo que solo se puede desarrollar cuando hay luz
  • Oscura: También llamada fase de fijación de carbono o Ciclo de Calvin, tiene lugar en el estroma de los cloroplastos. En esta fase la energía ATP y NADPH que se obtienen en la fase anterior inducen a la creación de materia orgánica a través de sustancias inorgánicas.En este caso no se requiere de luz (fotoindependiente), por lo que puede llevarse a cabo en cualquier tipo de situación lumínica.

De esta forma, la glucosa llega como resultado del proceso de fotosíntesis, siendo un componente fundamental para que tanto las plantas, las algas y otro tipo de bacterias puedan realizar sus funciones de carácter vital. Esto se debe a que utilizan energía que obtienen de la respiración celular, cuyo origen está en la separación de las moléculas de glucosa.

En el proceso de fotosíntesis hay diferentes elementos o factores externos que intervienen. Este es el caso de la temperatura, la intensidad luminosa, el tiempo de iluminación, la concentración de dióxido de carbono, la falta de agua y el oxígeno del aire.

Los seres que cuentan con la capacidad de poder desarrollar la fotosíntesis son los denominados fotoautótrofos. En este grupo son incluidas también las bacterias de la quimiosíntesis.

La importancia de la fotosíntesis

El proceso de fotosíntesis es fundamental para la vida y para que todos los seres vivos puedan respirar, ya que al fijarse el dióxido de carbono de la atmósfera, se consigue liberar oxígeno.

Además, durante el proceso de fotosíntesis se elaboran alimentos que derivan de la conversión de energía potencial en energía química como lípidos, proteínas, carbohidratos, etcétera. Estos son usados como alimentos para los productores y se necesitan para su reparación y desarrollo.

Por otro lado, la vida del planeta tierra se mantiene en una gran parte por la fotosíntesis que se realiza por las plantas en e medio terrestre y las algas en el acuático. Esto se debe a la capacidad de estas para elaborar materia orgánica a través de la luz y de la materia inorgánica.

Qué es la fotosíntesis humana

La denominada fotosíntesis humana se trata de un proceso bioquímico que nace a partir de la sustancia melanina. Esta se encuentra presente tanto en la piel como en el recubrimiento de la retina y del cabello, pudiendo fragmentar la molécula del agua para separar el hidrógeno y el oxígeno y obtener energía.

En este caso la molécula tiene una función inversa y trata de unir oxígeno e hidrógeno para formar de nuevo agua y liberar otro compuesto de energía.

Diferencia entre fotosíntesis oxigénica y anoxigénica

Existen diferencias entre lo que es una fotosíntesis oxigénica y una fotosíntesis anoxigénica. Ambos son dos tipos de procesos fotosintéticos, siendo la primera la más común.

La fotosíntesis oxigénica es ´la que es producida por plantas y  algas así como por determinadas bacterias. En ella el agua es el encargado de donar electrones y liberar así oxígeno como subproducto.

Por su parte, la fotosíntesis anoxigénica corresponde a aquellos casos en los que los organismos fotoautótrofos anoxigénicos se encargan de convertir la energía luminosa en energía química. Esta última se necesita para el desarrollo sin crear oxígeno.

¿Te ha gustado?