Qué es heteronomía – Definición, Significado y Concepto

La heteronomía es un término que se emplea dentro del ámbito de la filosofía. recibe este nombre la condición que adopta un individuo cuando tiene dependencia y sumisión y su conducta se encuentra bajo el control de un agente externo. O dicho de otras palabras, es la voluntad que no es propia del sujeto, sino que sigue la voluntad de una tercera persona.

Por este motivo, la palabra heteronomía es todo lo contrario a disfrutar de autonomía. El término deriva del griego heteros («otros») y nomos  («Ley).

En la filosofía ética se recurre a este término para diferenciar las personas que llevan a cabo su vida en función de un conjunto de reglas que se les imponen y que cumplen en muchas ocasiones en contra de su voluntad con la finalidad de poder formar parte de un grupo social o ser aceptados.

La creación y el estudio del término se atribuye al conocido filósofo Inmanuel Kant. Este se dedico a investigar la voluntad de las personas y la aplico en sus teorías. En ellas buscaba tener más datos hacer del comportamiento de las personas en la sociedad y su relación con las normas, leyes y costumbres que integran las sociedades a las que los individuos pertenecen.

De acuerdo a su teoría, las personas pierden su libertad e independencia en la sociedad, ya que no actúan por sus propios pensamientos y razones. Llo hacen por voluntades externas a ellos.

Kant segmentó esta teoría en dos ramas: la razón (autonomía) y la inclinación (heretonomía).

Heteronomía y autonomía

Lo habitual es que las personas adopten una actitud sumisa para seguir una vida bajo un modelo estandarizado. De esta forma tratan de cumplir, siempre que es posible, los mismos, haciendo caso de todas las normas establecidas.

Romper las reglas para poder expresar la propia voluntad y deseo de cada persona no es tan sencillo como pueda parecer, pero en el caso de hacerlo estaríamos hablando de autonomía.

Por ello, cuando nos referimos a heteronomía se habla de una acción que se está realizando por medio de una influencia externa y no por que haya una voluntad propia a realizarla. Esto tiene lugar siempre que un individuo toma una decisión que le corresponde a otro, ya que son decisiones que otros ya han tomado por él.

La autonomía, por su parte, muestra la capacidad que tiene una persona para poder hacer valer sus propias decisiones e imponer un conjunto de reglas de forma independiente y sin que influyan otros. Esta autonomía ayuda al desarrollo personal, pero como ya hemos mencionado, no es sencillo de conseguir.

Ventajas y desventajas de la heteronomía

A la hora de hablar de ventajas de la heteronomía debemos tener en cuenta que la sumisión de las personas a la hora de acatar las leyes puede ayudar a que no se produzcan comportamientos inadecuados.

Al existir una serie de normas y reglas existen menos posibilidades de que cada individuo pueda tomar acciones o decisiones que afecten a los demás. Teniendo en cuenta esto, podemos decir que la heteronomía es necesaria en la sociedad actual. En el caso de que no existiese podría ser un auténtico caos, ya que cada persona podría hacer lo que quisiese si así fuese su voluntad.

Sin embargo, también tiene desventajas. La principal es que quita al ser humano su libertad. De esta forma una persona no puede establecer y seguir las normas que considere adecuadas, aunque estas estén mejor pensadas o razonadas que las existentes.

De esta manera la heteronomía es una dependencia que tiene pros y contras. Por ello cada persona se puede tener una opinión diferente al respecto.

Ejemplos de heteronomía

Si tras haber leído todo lo anterior aún no tienes claro el concepto de heteronomía te vamos a ayudar con unos ejemplos. Existen numerosos ejemplos en la vida diaria. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Cuando un grupo de personas se encuentra pendiente de las últimas tendencias en moda y hace todo lo que está en su mano para seguirlas. Es decir, trata de seguir, vivir y expresarse según los estilos que le son impuestos por la moda.
  • En aquellos casos en los que los niños están divirtiéndose y jugando de manera libre hasta que su profesor les da una orden. Esta puede ser que no hagan ruido, no se ensucien, etcétera. Ahí se estaría viviendo un caso de heteronomía, que como ves, está presente en el ser humano desde edades muy tempranas.
  • En aquellas ocasiones en las que las personas tienen que llevar un estilo de vida que no les agrada pero lo hacen por conseguir un reconocimiento social. También si lo hacen para seguir modelos que son considerados por la sociedad como correctos.

De esta manera, la sociedad está sometida y por tanto sufre de heteronomía. Si es una buena opción o no radica en el pensamiento de cada individuo.

¿Te ha gustado?
5 usuarios han opinado y a un 80,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.