Qué es el humanismo – Definición, Significado y Concepto

Contenido del Artículo

Se dice que el hombre es la corona de la creación de Dios y las razones saltan a la vista. Solo el ser humano tiene la capacidad de razonar, a diferencia de los animales, quienes solo actúan por instinto, pese a la opinión que tienen algunos amantes de los animales.

Es cierto que, en ocasiones, la creación animal nos sorprende. Puede que realicen hazañas que demuestren más humanidad que el mismo ser humano, quien hasta ha llegado a matar a su propia sangre.

Lo cierto es que, a pesar de todo lo malo que pueda tener el ser humano, hay que reconocer que existen personas con cualidades excepcionales. Personas que, aunque nadie las ve, obran con bien todo el tiempo y tratan con imparcialidad al prójimo. Sin importar si este puede devolverle el favor o no.

Son esas cualidades las que hacen que lleguemos a tener héroes de verdad. Su superpoder sobrepasa a la imaginación y es el amor.

El amor es el motor que los impulsa a buscar el bien para los demás por encima del suyo. El amor es lo que hace que una madre deje de comer, para que sus hijos puedan llevarse algo a la boca.

Es la razón por la cual los hijos cuidan a sus padres cuando ya han envejecido y no pueden valerse por sí mismos. Es cierto que, algunos podrían calificarse como inhumanos, pero son la excepción a la regla.

Por ese motivo, cientos de personas apoyan, y hasta se consideran partidarios, del humanismo. ¿Habías escuchado hablar de este término? ¿Lo conoces? ¿Sabes a qué se refiere? ¿Te gustaría saberlo? En este artículo podrás encontrar las respuestas a estas preguntas y otras más. Por ese motivo te recomendamos que no dejes de leerlo.

Instrucciones

humanismo

Al hablar de humanismo nos referimos a una corriente filosófica que tuvo lugar en Italia durante la época renacentista. El fundamento de este movimiento es darle valor al ser humano. Por otra parte, se considera más importante el pensamiento crítico y lo racional, incluso por encima de cualquier dogma.

Mediante el humanismo se busca transmitir conocimientos para hacer al hombre un verdadero humano, completamente natural.

Para el siglo XV el hombre comenzó a transformar su pensamiento, esto surgió como consecuencia de los avances en materia de tecnología, el comercio y las comunicaciones. Esta nueva etapa de transformación hizo posible el poder ver más allá de cualquier doctrina religiosa, la cual no se cuestionaba y se tomaba al pie de la letra, para que de esta manera se le diera más importancia a la parte humana.

Desde ese momento comienzan a surgir movimientos como el protestantismo, el cual logró dividir la iglesia en católicos y protestantes y así mermar las fuerzas de su poder.

Con el paso del tiempo y la llegada de la modernidad, el hombre comenzó a interesarse más por el desarrollo de la ciencia y por las artes, lo cual originó nuevos cambios en estos campos. Así fue como resurgió el renacimiento artístico.

Una de las principales características del humanismo es la libertad de pensar más allá de cualquier creencia o dogma establecido. Se interesaron por el desarrollo de la inteligencia y se valieron de la ciencia para su ejercicio, así como el análisis y la interpretación de las cosas.

Se presentó un fuerte amor por lo natural y surgió una inclinación hacia el estudio de los idiomas clásicos, por ejemplo, el griego y el latín, los cuales son considerados como las bases de las lenguas modernas.

Su propósito fundamental fue recuperar la historia de todas las disciplinas, las cuales permitían el aprendizaje de la antigüedad clásica y la filosofía grecolatina.

humanismo

En cuanto al plano educativo, el humanismo se encargó de impulsar grandes cambios. Entre ellos, el modelo de la enseñanza. Se sustituyó una enseñanza dura por la individualidad de cada persona.

Por otra parte, el aprendizaje se abocó a formar personas que tuvieran la disposición de desarrollar un estilo de vida mucho más activo dentro de lo civil. Estas personas tendrían confianza en sí mismas y serían capaces de poder distinguir entre lo correcto y lo incorrecto.

En el caso del ámbito literario, el humanismo se pudo difundir con rapidez gracias a la presencia de la imprenta. Entre sus más grandes precursores encontramos a Dante Alighieri, Francesco Petrarca, entre otros.

Cabe estacar que el movimiento humanista es el que sienta las bases de los derechos humanos, las cuales en la actualidad forman parte de la legislación de las naciones.

Esta corriente se esfuerza por garantizar que sea el género humano el medio por el cual se establezcan los parámetros culturales. Sin embargo, ninguna actividad humana debe ser capaz de sobrepasar los valores que sostienen el humanismo, ni siquiera los mínimos. Ya que esto significaría una violación al género humano en su totalidad.

Actualmente, podríamos decir que esta corriente es totalmente opuesta a las tendencias consumistas, al narcisismo y a la exaltación del cuerpo humano. En pocas palabras, repudia todo aquello que conlleve la explotación del ser humano, en especial en lo relacionado con su cuerpo.

Incluso, también está en desacuerdo con las condiciones de trabajo precarias en las que se encuentran muchos trabajadores alrededor del mundo, ya que se le consideran inhumanas. Asimismo, sucede en el caso de la discriminación.

Pero, ¿qué más necesitas saber sobre el humanismo? Lo veremos en breve.

Que Necesitas

humanismo

Aunque el humanismo ha tenido gran influencia en áreas como la psicología, la política y las ciencias sociales, entre otras, no se puede considerar como una corriente netamente homogénea, ya que existen diferentes tipos de humanismo.

Es importante resaltar que cada uno de estos tipos ha surgido en un contexto histórico determinado y, para comprenderlos, es necesario tomar en cuenta el grado de desarrollo tecnológico, ético y filosófico que había en el momento de su aparición. Por ejemplo:

  1. Está el humanismo teocéntrico, el cual basa todas sus enseñanzas en la existencia de un Dios que se encarga de revelar y transmitir lo que es bueno y lo que es malo. Esto, a su vez, permite conocer cómo se debe tratar al ser humano.
  2. También tenemos el humanismo histórico. Este tipo de humanismo tuvo su origen en Florencia a finales de la edad media. Este tipo de humanismo se fue desprendiendo poco a poco de la creencia de que lo divino era el eje central de todo. Más bien, establece que las artes y toda actividad intelectual deben centrarse ahora en el ser humano.
  3. Por otra parte, nos encontramos con el humanismo antropocéntrico, el cual surgió a partir del renacimiento en las sociedades occidentales.
  4. En este movimiento el ser humano pasa a ser el centro de todo, excluyendo por completo a la figura de Dios. Por consiguiente, ya no se le presta atención a la conducta moral que se encuentra registrada en los libros sagrados. Más bien, se establecen nuevas formas de ética humanista.
  5. Además, rechaza la idea de que un ser humano pueda controlar y someter a otro. De lo que sí se pueden aprovechar es de la naturaleza, ya que esta permite obtener una serie de recursos que pueden utilizarse para el bienestar del ser humano.
  6. En cuarto lugar, tenemos al humanismo empírico. Este tipo de humanismo se diferencia de los demás por el hecho de ser uno más práctico y aplicable. Se centra en el rechazo o la aceptación de algunas actitudes y acciones determinadas.
  7. El humanismo empírico rechaza la violencia, promueve la libertad de expresión y de creencias, etc.
  8. El humanismo existencialista promueve la idea de que el ser humano debe construir su propia vida sin que otras personas puedan interferir en sus ideas, ya que estos se encargan de establecer límites. Impiden que puedan pensar más allá.
  9. También está el humanismo marxista, el cual, como su nombre lo indica, se fundamenta en la corriente del pensamiento de Karl Marx. Tuvo su origen luego de la segunda guerra mundial y promueve la idea de que el ser humano es en ente social cuya identidad solo logra surgir gracias a la interacción con las demás personas.
  10. Rechaza el individualismo y establece que el bienestar de la persona depende de relaciones colectiva en las que todos tienen participación para evitar así ser manipulados por el sistema.
  11. Por último, podemos mencionar al humanismo universalista. Este es un tipo de humanismo que se ha visto muy influenciado por el pensamiento postmodernista.

Este se encarga de señalar la necesidad de conformar nuevas sociedades que se encarguen de incluir a todas las personas. Al mismo tiempo, establece que se deben respetar las diferentes culturas que se encuentran presentes en la sociedad.

Promueven que se debe apreciar el comportamiento espontáneo y la creatividad del ser humano en cualquier aspecto de la vida.

Tal como lo has podido observar, el humanismo se ramifica en muchas partes y abarca muchos aspectos de la vida del ser humano. Pero, ¿qué más debes conocer?

Consejos

Hay que señalar que el humanismo regresa a lo que es la sabiduría clásica. Los precursores de esta corriente le dan valor al ser humano porque es un ser natural e histórico. Debido a eso, se diferencian de otras épocas porque dejan de ver al ser humano desde la óptica de la teología.

Claro, no se trata de dejar a un lado la religión. Más bien, consideran que se trata de un medio para poder obtener y mantener la paz. De hecho, la mayoría de los humanistas eran personas religiosas, cristianas para ser más específicos.

 

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.