La identidad es un conjunto de características que son propias de una persona o de un grupo de ellas y con las cuales se puede conseguir una diferenciación con respecto a los demás.

De igual forma, la palabra identidad, que procede del latín «identitas», puede tener otros significados. Se puede entender como la concepción de un grupo o persona sobre sí mismo frente a otros.

Asimismo, también puede hacer referencia a la documentación y datos neecsarios para identificar de manera oficial a una persona. En matemáticas, por su parte, una identidad es la igualdad entre dos expresiones que es vertificada de forma independiente al valor de las variables.

Tipos de identidad

Teniendo en cuenta lo anterior nos encontramos con diferentes significados de la palabra identidad,en función de su campo de aplicación, por lo que conviene hablar de cada uno de ellos en particular.

Identidad nacional

Se puede definir identidad nacional como el sentimiento que puede tener una persona o un grupo en base a su pertenencia a una nación o estado. Esto puede abarcar una gran cantidad de aspectos y campos diferentes, como son el idioma o la cultura.

Este tipo de identidad se puede presentar y mostrar en una gran cantidad de formas diferentes. Algunos de ellos son el nacionalismo, el patriotismo o el chauvinismo.

Identidad cultural

Por identidad cultural se entienden las características que hacen referencia a la cultura que existe en un grupo y que permite al resto de personas identificarse como parte de él. Además les permite diferenciarse del resto de individuos.

Se encuentra compuesta por diferentes elementos como las creencias, los valores y las tradiciones que están presentes en cada cultura. En este aspecto se debe tener en cuenta que este concepto y el de interculturalidad se encuentran relacionados y se pueden complementar, ya que hacen posible que una persona pueda contar con su propia identidad y al mismo tiempo mantener relaciones con otras culturas diferentes.

Cabe tener en cuenta que la identidad cultural es un elemento que sirve para cohesionar un grupo social, ya que hace que cada persona puedan sentirse como parte de un colectivo, con el cual se identifica. No obstante, esta identidad es dinámica. Esto se debe a que está en constante evolución y cambio, transformándose en base a experiencias e influencias.

Asimismo, otro punto a tener en cuenta es que, aunque por lo general es una identidad ligada a un territorio en particular, puede existir en grupos o comunidades que están lejos de su país. Este es el caso de personas como refugiados, emigrantes, exiliados…

Además, una persona puede identificarse con más de un grupo cultural y con más de una identidad cultural. Es lo que podría dar origen a la interculturalidad.

Identidad personal

La identidad personal son las características que son propias de una persona, así como de la concepción que  una persona tiene de sí misma frente al resto de individuos. Este tipo de identidad es dinámica, individual y puede contemplar diferentes aspectos de la persona.

Con ella se consigue la individualización y diferenciación del resto de personas, al mismo tiempo que ofrece la posibilidad de formar parte de algún tipo de organización, grupo o colectivo. De hecho, cada persona puede ir cambiando su identidad a lo largo de su vida en base a sus intereses, objetivos y expectativas.

Con la identidad personal se puede determinar la actitud, el carácter y los intereses de una persona. Esta moldea la conducta y define diferentes aspectos de su vida. Por ello se puede decir que esta identidad establece la personalidad de una persona.

En determinados ámbitos, como el administrativo, se alude a identidad personal para hacer referencia a la información y datos que son individuales y sirven para diferenciar a una persona de otras. La identidad de una persona es reflejada mediante sus datos personales, número de identificación, huella digital, y otros elementos. Estos permiten identificar de manera oficial a una persona, algo necesario para la realización de trámites.

Identidad social o colectiva

La identidad social o colectiva, según la psicología, es aquella mediante la cual una persona, al ser afín a unos grupos sociales que pueden ser de diferente índole (nacionales, profesionales, laborales, espirituales, religiosos…) se encarga de asumir atributos y rasgos propios de ellos. Esto hace que esas personas deban definir el concepto que tienen de ellos mismos y de su espacio en la sociedad.

Identidad de género

Como identidad de género se hace referencia al conjunto de sentimientos y pensamientos que tiene una persona, y que hace posible identificarse con una categoría de género. Esta está basada en diferentes procesos psicológicos y factores sociales. Es un concepto diferente al de identidad sexual.

La identidad de género es la sexualidad con la que una persona se siente identificada o como se define a sí misma. Esta identidad es considerada un Derecho Humano fundamental, que lleva asociado el derecho a la no discriminación ni violencia por la identidad u orientación sexual de una persona.

¿Te ha gustado?