¿Sabes qué es la paz y cómo sentirla? ¿Conoces las distintas prácticas que te ayudan a estar conectada con tu propio centro? ¿Dónde comienza y termina la paz?

De alguna manera el ser humano siempre anhela la paz. Sobre todo en las ocasiones donde somos presa fácil de las circunstancias.  Estas actúan con una fuerza sobre nuestro mundo emocional  llevándonos a senderos difíciles e inesperados, en donde perdemos nuestro equilibrio y posiblemente nos creemos incapaces de salir de esa condición.

Realmente, para sentir la paz debe existir un elemento opuesto que te haga reconocerla y desearla.  Por ejemplo, ¿cómo entender la paz, sino tras la violencia propia de una guerra? ¿Será que la muerte es el hecho real para sentir la paz? ¿Los acontecimientos que nos perturban son necesarios para aprender a encontrar la propia paz?

¿De qué depende tu paz?  Todo tiene un sentido en nuestra existencia.  Personas, circunstancias o asuntos prueban nuestra fuerza de voluntad, determinación y equilibrio emocional. Según esté tu mundo interno, así visualizarás el exterior;   por lo tanto,  lo que realmente es importante para ti, no será la única causal de tu paz interior.

Dentro de cada vivencia deseada, aun cuando generen espacios de plenitud y satisfacción,  vienen sutil o marcadamente llenas de esfuerzo, luchas  que pueden tocar nuestra voluntad hasta hacernos cuestionar si algo vale la pena. Entonces, el devenir de nuestra paz o felicidad no depende de  una persona o hecho,  esto, es un falso concepto.

Qué es la paz

La paz comienza cuando tu opinión entra en un segundo plano con respecto al mundo exterior.  Muchas personas se desgastan  esforzándose  para que todos respeten su razón; recuerda, cada persona tiene diferentes perspectivas ante la vida y cada quien habla desde su propia experiencia.  Si lo practicas regularmente,  te evitarás grandes disgustos, ya que la ira impide que entres en autoconciencia y en reflexión.

El ritmo de la vida moderna conlleva a los hombres a tener una vida agitada.  Si no son los asuntos personales, lo es la tecnología que roba gran parte de nuestro tiempo libre.  Parece que no pudiéramos deshacernos de ella; sin embargo, definitivamente, si lo quieres,  encontrarás momentos para enfocar estas distracciones y que no consuman tu tiempo de calidad, de manera que le des a tu vida un gran provecho, buena energía y motivación.

¿Quieres lograr, entonces, esa serenidad y gozo de tu propio interior?   Solo necesitas dedicarte unos minutos para ti mismo, algo así como los budistas.  Acá te daremos ciertos tips y consejos para que los pongas en práctica.

Instrucciones

  1. Lo fundamental: debemos permitirnos  vivir el día a día, con el espacio y tiempo que este te permita. Haz cada cosa en el tiempo oportuno. No puedes vivir el hoy pensando en el mañana, por eso es tan frecuente en la sociedad actual padecer estrés.
  2. Debes estar claro con lo que deseas y necesitas realmente. Escucha tu cuerpo, el emite las señales precisas que te servirán de orientación. Donde haya dudas o temores, apártalo hasta que esa idea la madures mejor.  No tienes que desecharla inmediatamente.
  3. Desarrolla tus propias fortalezas y reconoce tus debilidades haciendo una lista de cada una.
  4. Establece prioridades para desarrollar cada idea o proyecto. Pero mantén una visión siempre optimista.
  5. En cada despertar, aprovechar para respirar y estirar el cuerpo, aun dentro de la cama. No te levantes bruscamente para encender tu computador o el móvil.
  6. Cada mañana toma tu bebida o infusión preferida, respirando el aire de la mañana conforme va saliendo el sol. Solo tus momentos de silencio te traerán ideas inspiradoras que no conseguirás dentro de tu rutina diaria ni en la mecanicidad de tus labores cotidianas.
  7. Haz un espacio para hacer contacto con la naturaleza. Sentir el viento, escuchar las aves, es una manera simple para encontrar el silencio, y meditar.

Para la Meditación o relax

Qué es la paz

  1. Para entrar en un diálogo contigo mismo tómate tu tiempo sin control de un reloj, es la única forma de desconectarte totalmente del exterior.
  2. Acomoda un espacio específico para entrar en un encuentro contigo, es determinante.  En un lugar desordenado nunca lo podrás lograr. Puedes complementar el ambiente con inciensos de olor suave y agradable.
  3. Escucha música relajante: instrumental suave de la new age. Evita la música y los espacios ruidosos. Poco a poco y naturalmente procurarás lugares que te transmitan esa paz que tanto deseas y rechazarás el bullicio y lo negativo.
  4. Practica sentarte en forma de campana. Esto consiste en sentarse adecuadamente en una silla sin cruzar brazos ni piernas, de esta manera fluye la energía de pies a cabeza. También puedes practicar la postura de flor de loto.
  5. Puedes relajarte en un diván para leer literatura de autoayuda o algo que contenga contenido espiritual, que te aleje de la rutina del trabajo mundano.
  6. Acompaña tu meditación haciendo ejercicios de respiración. Esto es indispensable, ya que este proceso natural trae beneficios grandes a nuestra salud. Esta debe ser una respiración profunda con una duración de tres minutos. Inhalas por la nariz y exhalas por la boca. Mantén tu atención concentrada en la respiración.
  7. En la medida de cada respiración identifica la tensión de tu cuerpo: en el rostro, en la espalda, así irás soltando el estrés y la presión del trabajo.

Postura ante los demás

  1. No esperes nada de nadie, así te evitarás grandes disgustos.
  2. Evita los prejuicios y las expectativas. Disfruta de cada experiencia con personas y circunstancias como si fueran totalmente nuevas. Así te darás cuenta de las cosas increíbles   de las cuales te estabas perdiendo.
  3. La vida es impredecible, no quieras tener el control de todo. Suelta y sé libre.
  4. Acéptate como eres, sin menoscabo de tus propias limitaciones. Ve lo bueno de los demás, en vez de lo negativo, de esta forma encontrarás la armonía necesaria en cualquier relación.
  5. Reconoce y rectifica sobre tus errores. Así liberas tu mente de cualquier toxicidad.
  6. No estás obligado a hablar de tu vida privada. Sin embargo, ante los asuntos que te confíen los demás sé discreto y no propagues situaciones ajenas.
  7. Practica la tolerancia, amabilidad y cortesía. Una sonrisa te abrirá miles de puertas.

Que Necesitas

  • CD de música relajante.
  • Almohadas y cojines
  • Diván
  • Inciensos
  • Pulsera de cuentas o elástica
  • Ropa ligera

Consejos

Qué es la paz

  1. Permítete vivir. En tu propia existencia, será  la experiencia más hermosa.
  2. Deja que todo fluya: risas, Dios, la familia, un amor, todo es oportunidad para sacar lo mejor de ti mismo.
  3. Sigue el pensamiento: “No hagas lo que amas, ama lo que haces”, y cada asunto será una experiencia inigualable.
  4. La ira no es una buena aliada para resolver situaciones. Solo en serenidad podrás  conocer qué necesitas cambiar y transformar.
  5. Puedes usar una herramienta para controlar tus momentos de ira. Por ejemplo, tener una pulsera elástica que halarás cada vez que empieces a sentirla,  para evitar que esta se desarrolle.
  6. Busca momentos de esparcimiento y relax, pero evita el ocio, ya que es el detonante de pensamientos banales y destructivos.
  7. Elabora una cartelera con el horario de tus asuntos. No te olvides incluir espacios de relax.
  8. Aliméntate de las cosas que te dan energía positiva: caminar, buena música, hobbies, encuentros amistosos, compartir un café, leer un libro, etc.
  9. Fíjate como luce tu casa, en especial tu habitación.  Observa, la forma cómo está dispuesta y organizada, implica una proyección de cómo estás por dentro.  Si esta luce desordenada, comienza a hacer feng shui, para que la energía yang (positiva) comience a circular.
  10. Dando a cada cosa el espacio y el lugar adecuado, ahorrarás el máximo de tiempo  buscándolas y podrás dedicarte a otras actividades.
  11. No es anular lo que sientes, sino no dejarlo instalarse en tu vida. Por eso, no tengas miedo de los pensamientos negativos que surgen. Es necesario que estos aparezcan para que te conozcas a ti mismo.
  12. Dentro de tu hogar, y en el espacio que has elegido para relajarte, viste ligero, puedes estar descalzo si lo deseas. Olvídate de prendas sobre todo aquellas que emiten muchos sonidos que te distraigan de tu viaje personal.
  13. Si llegas del trabajo, no hagas los quehaceres de tu casa sin cambiarte de ropa. Dale a cada cosa el tiempo que le corresponde.
  14. No tomes decisiones a la ligera.  Recuerda que debes establecer prioridades.
  15. En tus momentos de meditación deshazte de cualquier dispositivo o aparato electrónico.  Dale un uso adecuado y prudente a cada uno.
  16. Si consideras que no tienes un espacio en tu casa para organizarte, entonces inscríbete dentro de una disciplina donde realicen las prácticas de Yoga, Shi Kum, Tai Chi, que son técnicas por lo menos, beneficiosas para aliviar el estrés.
  17. No dejes tareas sin culminar. Si tienes algún trabajo pendiente dentro de tu hogar, organízate para terminarlo en un corto plazo. Esto genera distracciones que te crean inquietud  e incomodidad.
  18. Elimina los objetos innecesarios dentro de tu hogar,  esto solo provoca que la energía se estanque.
  19. Haz limpieza a tu móvil. Desinstala las aplicaciones que no utilizas  que solo son un elemento tentador para ocuparte tu tiempo.

 

Date un espacio para  ti mismo.  Después de realizar estos ejercicios, hazlos parte de tu vida.  No los abandones por la rutina, es fácil dejarse arrastrar por las circunstancias.  Tu paz interna es fundamental para llevar una vida de calidad en todos los aspectos.  Siendo constante verás grandes cambios  en tu vida.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.