Qué es líder – Definición, Significado y Concepto

¿Te consideras un líder?… La verdad es que muy pocas personas responden con la suficiente confianza como para dar un sí categórico. Quizás si eres dueño de una empresa, trabajas como policía o tienes a cargo alguna gerencia te creas un líder. Pero, ¿en realidad sabes lo que es liderar?

El paradigma común respecto a lo que es un líder descansa sobre la idea de que una persona con liderazgo es la que tienen la facultad de dirigir con facilidad grupo de personas. Todo esto en correspondencia con actividades laborales, deportivas o sociales en general.

Sin embargo, si analizas bien el asunto, se vincula de cierta manera al líder con la noción de autoridad más que a un participante del grupo que guía. Por lo tanto, podemos afirmar que existen dos paradigmas resaltantes en cuanto a la noción de líder: el líder como autoridad y el líder como guía.

Si has llegado a este post es porque quizá sientas que puedes ser un líder o que estés buscando optimizar tu liderazgo, si es que consideras que ya lo tienes. La verdad no importa la causa, porque todos podemos ser líderes y es muy probable que en este momento muchos lo sean sin darse cuenta.

Recuerda algo, tener jerarquía, o representar una función superior en una empresa o en alguna actividad social no quiere decir que seas un líder o que estás ejerciendo un liderazgo.  El verdadero líder es aquel que es capaz de descubrir el valor único de su participación en un grupo social.

líder

Si quieres autoevaluarte y descubrir si de verdad estás ejerciendo un liderazgo solo pregúntate tres cosas sobre el grupo que crees liderar: ¿mi participación es este grupo realmente cambia su funcionamiento o marchan igual si yo no estoy?, ¿cuál es mi real aporte?, ¿mis compañeros consideran valioso mi aporte?

Ahora bien, todo se resume a descubrir si será posible que con tu contribución en ese grupo la dinámica de trabajo sea positiva o mejorada. Si encuentras aportar algo especial que ninguna otra persona puede dar al grupo, entonces empezarás a ejercer un liderazgo, aunque no te lo hayas planteado hacer.

Todo ser humano es un líder potencial, siempre y cuando esté dispuesto a reconocer sus capacidades y destrezas para utilizarlas como un bien común, aportando valor a la dinámica de un grupo social. Ser un líder de líderes es un nivel superior, pero que se basa en la misma premisa.

Instrucciones

líder

Tradicionalmente se piensa que los líderes deben tener ciertas características especiales que los diferencie del resto de las personas. Quizá algún don divino o el desarrollo de alguna competencia social en mayor proporción que otros, eso que les da el plus para poder liderar.

¿Cuántos artículos has leído con títulos que te categorizan los diferentes tipos de líderes? Te catalogan a los líderes según cada área de desenvolvimiento. Por ejemplo, etiquetan a los líderes académicos como los que emprenden en la academia, crean una escuela y la gente los sigue; afirman que los líderes políticos son los que consiguen más seguidores y promueven revoluciones. Y los más populares, los líderes llamados religiosos, a quienes les atribuyen dones divinos y rasgos mesiánicos, y así sucesivamente.

No te vamos a dar aquí una lista de características para que puedas identificar a otro o identificarte como líder. Lo cierto del caso es que si partimos de la premisa de que el líder es aquel participante que aporta un valor crucial para la activación dinámica en un grupo, las clasificaciones serían infinitas, y la lista de rasgos eterna.

Las características de todo líder son las mismas características de cualquier ser humano, con la diferencia de que el líder puede o no estar consciente del “valor” que tiene en su grupo. Fíjate bien que enfatizamos el valor y no el “poder”.

Para precisar las características de un líder solo hay que concentrarse en una sola palabra su “valor”. Por supuesto que todos los participantes tienen un valor; es decir, son valiosos para el funcionamiento del grupo. Sin embargo, siempre habrá un detonante, esa persona o varias personas que van a despertar la dinámica de un grupo.

¿Cómo identificar a los líderes? Evaluando la dinámica del grupo en su presencia activa y en su presencia pasiva, no en su ausencia. Recuerda, no es necesario ausentar al líder del grupo para que la dinámica cambie, si simplemente el líder se desactiva se notará el cambio de inmediato.

Que Necesitas

líder

Entendiendo que todos podemos liderar, ya no es necesario que te preguntes si podrás o no ser un líder, si cuentas o no con lo necesario para llegar a ser un líder. Entonces, probablemente tengas el deseo de liderar o de evaluarte para saber si eres líder.

Ahora bien, antes de entrar en materia, es necesario echar abajo es mito sobre lo que es “ser un buen líder”. Eso de líderes buenos o malos no existe, el liderazgo se ejerce o no se ejerce. Ahora bien, si estás pensando en lo que es ejercer para bien o para mal la autoridad ya eso es otro tema.

  • Cuidado con confundir los términos, que no se te vaya el loro. No es lo mismo ejercer la autoridad que ejercer un liderazgo; como tampoco es lo mismo tener jerarquía y dar órdenes a agregarle valor a un equipo de trabajo.
  • Aunque no se trata de recetas para ser un líder, ni tampoco encontraras un tutorial de YouTube que realmente te muestre el paso a paso para ser líder, sí puedes prestar atención a ciertas “actitudes” que necesitas dejar fluir para poder ser un líder.
  • Nota que se resalta “actitudes” para que no lo confundas con “aptitudes” que son otra cosa. Las aptitudes en las diferentes áreas pueden estar súper desarrolladas o muy poco desarrolladas y, en realidad, el resultado del éxito en liderazgo puede llegar a ser el mismo.

Consejos

líder

Te presentamos las tres actitudes de liderazgo que tienes que dejar fluir:

Autoestima

  1. Antes de que un grupo pueda valorar tu participación tienes que valorarte tú mismo. Esto es sumamente importante, aunque parezca trivial. Muchas personas no ejercen liderazgo porque piensan que no tienen suficientes habilidades para hacerlo.
  2. Por ejemplo, ¿te da temor a hablar en público?… ¿Quién te dijo que eso era necesario para ser un líder? Acaso no sabías que actualmente los líderes digitales son unos de los seres humanos más seguidos en la historia, y quizá nunca necesiten hablar personalmente frente a una audiencia.
  3. Entonces, déjate de intimidaciones, sácate el chip que te vendió el marketing empresarial y deja salir el líder que hay en ti.

Autorregulación

líder

  1. No es cierto que la autorregulación sea una destreza que se entrena, se trata de una decisión en la actitud. Muchos alegan que con la práctica se desarrolla, pero eso no es verdad al 100%. La autorregulación existe por supervivencia; por tanto, en momentos de alarma, esta se dispara automáticamente, solo se trata de estar consciente de esos momentos de alarma, es cuestión de saber identificar las circunstancias.
  2. Por ejemplo, interpretado desde otro punto de vista, la autorregulación es parte de la adaptación de todo ser vivo en un medio. La evolución obliga a los humanos a modificar su comportamiento en su beneficio, esto no es necesariamente una habilidad especial que se desarrolla, es algo que ya viene por naturaleza en nuestra capacidad de socializar, se llama tolerancia.
  3. Por lo tanto, un organismo vivo trasladado a un ambiente diferente sufre riesgo de morir si no se adapta. Los seres humanos, por selección natural de socialización, se adaptan a las condiciones sociales para existir dentro de grupos. Lo que pasa es que la adaptación artificial a la dinámica de los participantes de un grupo suprime las actitudes adaptativas.
  4. Las diferentes especies se autorregulan para evolucionar dentro de la naturaleza. Sin embargo, las especies domesticadas resultan muy distintas porque son susceptible a la influencia artificial; convirtiéndose en dependientes de hábitos que no son propios de su naturaleza, lo que los hace menos adaptativos.
  5. Eso mismo ocurre con las personas. Lo natural es adaptarse y colaborar para solucionar problemas. Liderar es natural a todos los seres humanos, solo que te han vendido la idea artificial de que necesitas tales y cuales habilidades para que las personas te sigan, dejando de lado totalmente el valor de la autorregulación; convirtiendo al líder en sinónimo de autoridad o jerarquía.
  6. Hace muchos años Aristóteles trató de explicar a su manera este principio de liderazgo, lo cual muchos parecen olvidar en la actualidad: es importante auto dominarse desde la tolerancia para poder guiar a los demás.

Autoevaluación

líder

  1. El que sabe que es líder no se engaña a sí mismo; conoce sus debilidades y fortalezas. Está consciente de que no puede resolverlo todo y de que forma parte de un equipo del cual también él necesita. Sabe que el valor que aporta al grupo es indispensable para activar una dinámica positiva, pero que tampoco debe hacerse indispensable.
  2. Evaluarte constantemente con el fin de mejorar en la toma de decisiones futuras te ayudará a ser asertivo. El líder no trata de encontrar una solución al problema, sino que va a motivar a su equipo a encontrar varias soluciones; porque sabe que varias cabezas piensan mejor que una. Pero, además, podrá elegir la solución adecuada porque la evalúa con todos los participantes.
  3. El poder medir las probabilidades de que suceda un evento inesperado, el impacto que este puede causar al grupo y sus consecuencias adversas, puede ser demasiado para una sola cabeza. Cuando un líder decide algo bajo riesgo es porque cuenta con la información completa para solucionar dicho problema, gracias a su equipo de trabajo.
  4. Guiar no es dominar, sino más bien se trata de una especie de tutela donde se llegan a conocer las posibles soluciones a un mismo problema. El líder está consciente de que por sí solo no es capaz de diagnosticar asertivamente los efectos que pueden causar alguna de las alternativas planteadas.
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.