Contenido del Artículo

Cuando por primera vez se escucha hablar de un mapa conceptual, seguramente a más de uno/a le quedará la duda o no sabrá de qué se está hablando ni a qué se refiere. Son palabras técnicas para finalmente, referirse a una cosa tan normal (que prácticamente todos habremos hecho en algún momento de nuestra vida mientras hemos estudiado) como son esquemas resumidos, sobre todo, en el concepto.

En este artículo que seguro también te interesará te explicamos cómo hacer un mapa conceptual

Y es que, referirse a un mapa conceptual, no es otra cosa, más que un método para aprender. La diferencia con el mapa conceptual es que se hacen representaciones gráficas de lo estudiado y se elabora a modo de esquema. Es decir, todos los conceptos, se plasman de manera esquemática.

Tampoco hay que escribirlos ni plasmarlos a la ligera, porque si de algo se caracteriza es precisamente, por lo bien elaborado, ordenado y resumido que se hace. Deben ser conceptos elaborados de una manera jerárquica y éstos a su vez, se meten dentro de formas geométricas (por lo general o cuadradas o redondas) y de ahí se van conectando entre ellos. Siempre que se enlazan se hace con rectas y/o con flechas.

No hay que confundir cuando se dice y se habla de mapa conceptual y mapa mental. Nada tienen que ver. Un mapa mental es mucho más lineal mientras que el conceptual (del que hablamos) es muchísimo más visual. Por eso mismo, es lo que se le llama, aprendizaje significativo. Este es el que conecta con el campo visual y justo de lo que vamos a tratar.

Instrucciones

  1. Para empezar a elaborar un mapa conceptual hay que tener muy claro qué se quiere transmitir, qué se necesita resumir, cuales son los conceptos básicos. Porque a partir de ellos (los conceptos) se irán elaborando el resto del mapa conceptual.
  2. Es necesario tener una jerarquía. ¿Cómo se hace esto? Se cogen los conceptos y se empiezan a ordenar pero cuando se ordenen que sean de manera jerárquica (muy importante y por ese motivo hacemos tanto hincapié en el asunto).
  3. Debéis descifrar o tener en cuenta cual es la idea principal de todo. Una vez la tengáis deberéis colocarla siempre, en la zona superior del esquema (como palabra y concepto importante y del que empezarán a salir los demás o todos, los siguientes conceptos).
  4. Debéis descifrar o tener en cuenta cual es la idea principal de todo. Una vez la tengáis deberéis colocarla siempre, en la zona superior del esquema (como palabra y concepto importante y del que empezarán a salir los demás o todos, los siguientes conceptos).
  5. Si se va elaborando el esquema como estamos indicando, no deberíais tener problemas para ir elaborando un esquema grafico perfecto y sin líos.
  6. No hay que adornarlo mucho, no hay que enrollarse, no hay que rebuscar, ni tan siquiera hay que hacerlo eterno… simple y conciso. Hay que colocar la palabra o el concepto o la información que sea sumamente importante y ya está.
  7. Importantísimo, tanto como no solamente para ti misma o mismo, sino que, en algunos casos, de no hacerlo, te pueden llegar a suspender en el instituto o universidad. Por no decir Enel trabajo lo mal que puedes quedar y para ti mismo/a ser un autentico lio entenderlo y/o estudiarlo. Un mapa conceptual siempre a la vista tiene que ser agradable. No nos estamos refiriendo a que lo hagas de colorines, que lo pintes, que lo subrayes ni historias de estas… no hace falta. Pero debe estar bien hecho, con los conceptos claros, las flechas y/o las rayas que lleven a las palabras o la información precisa sin dar tumbos por el folio y volviéndote loco (y a quien lo mire). Haz que lleven un cierto orden.
  8. No hay que olvidar (en algunas escuelas incluso te penalizarán en un examen o trabajo si no lo haces), el tener que colocar, poner, escribir… las proposiciones. Cómo es eso, pues tan sencillo cómo que se tienen que ir hilando. Cuando tengas varios conceptos (palabras o información de suma relevancia) tendrás que hilarlas con sus conceptos mediante eso sí, de líneas, flechas, puntos… (lo que estés utilizando) para conectarlas entre sí. Si te olvidas de esto, no sirve de mucho el mapa conceptual así que anótalo y no lo olvides porque será un desastre de trabajo.
  9. Los nodos. No pierdas de vista este nombre o mejor, qué viene siendo los nodos porque es ni más ni menos, que las figuras geométricas que engloban y/o recogen los conceptos.
  10. Cuando vayas a escribir el concepto nunca sobre todo y repetimos, nunca, lo hagas con un verbo. Siempre debe ser la palabra concreta o bien la oración, pero nunca el verbo.
    Si el verbo o no, es importante, lo es también y mucho, el que nunca se repita la misma palabra ni el mismo concepto. Colócalo, pero a partir de ese mismo, enlázalo con flechas, rayas, puntos… lo que quieras. Nunca repitas.
  11. Haciendo hincapié en los verbos, si pueden estar en las palabras que vayan a enlazar. ¿Por qué? Tan sencillo como que se expresan los conceptos con verbos y deben ser explicados de manera explícita y clara. Éstos son los que verás presentados con las líneas que se llaman conectoras (y que ya os comentamos).
  12. Os damos algunas ideas para que emplees con las palabras que sí se pueden utilizar en los enlaces, tales como por ejemplo y entre otras muchas: es, para, se clasifican, son… hay muchas, pero ya os hacéis una ligera idea con estas palabras.
  13. Cuando haces un mapa conceptual debes preparártelo y tras saber de qué se va a tratar y cual es la palabra clave, el concepto, ve sacando las ideas para poder ir desarrollándolo. Es decir, os lo vamos a poner un poco más sencillo por alguna idea. Imaginemos, que queréis hacer un mapa conceptual y el tema se trata del medio ambiente. A partir del concepto principal, las preguntas pueden ser del tipo, “¿Cuál es el mayor problema para el medio ambiente?” o “las consecuencias del hombre en el medio ambiente”, entre otras… Si os fijáis, la idea que intentamos plasmar para que lo entendáis, es que tiene que enfocarse en los detalles sobre el medio ambiente porque el concepto principal es ese.
  14. Algo que os puede resultar sumamente útil para no liaros, para no aplicar ni plasmar multitud de ideas y acabe resultando muy lioso y poco claro o eterno el esquema, es haceros un resumen a “modo groso” en sucio. Intentad captar la idea principal y a partir de ahí, hacéis varios conceptos sobre el tema que os parezcan muy importantes y que sean totalmente necesarios para el mapa conceptual. Cuando tengas las palabras y lo quieres transmitir, haz un brevísimo resumen. Y a partir de ese resumen, empieza a elegir y confeccionar el esquema con las palabras clave. Os resultará así, mucho más sencillo. Tal vez es un poco laboriosa la preparación, pero terminará siendo más conciso y más fácil de entender después.
  15. Si nada de lo dicho te parece sencillo, otra idea más básica pero igual de efectiva es esta. Coge el concepto principal (la palabra clave) y cuando la sepas, escríbela en el folio, en la parte superior centrada (como dijimos al inicio) y para no perderte, enciérrala en un cuadrado, un rectángulo, un circulo… lo que prefieras. As imple vista, verlo ya plasmado y como queda el esquema te puede resultar más sencillo.
  16. Cuando se empieza a preparar un mapa conceptual, todos los que ya tienen experiencia coinciden en lo mismo, hay que tener cierto orden al empezar. Para no estar tres horas con el proceso del esquema, lo importante y/o la base de todo es empezar con el título (que ya os lo comentamos), tras éste, empezar con el concepto principal e ir añadiéndole las líneas con las palabras de enlace. De este modo vamos a ir hilando las palabras clave (el concepto) con el significado. Todo ya, esquematizado.
  17. Por norma general os fijareis si miráis algunos ejemplos, que siempre las palabras y/o conceptos importantes, están en la parte superior del esquema y los menos importantes, van cayendo y quedan en la parte inferior.
  18. Cuando tengas que ir cerrando el esquema, empieza finalizándolo echándole un vistazo y asegurándote, que queda no sólo optimo y adecuado a la vista, sino que se entiende. De nada sirve que los conceptos sean los correctos, si es un mapa conceptual muy laborioso, con muchos enlaces, muchas rayas o flechas entrecruzadas, si no se entiende a dónde va cada nodo, etc. Tenlo en cuenta, al finalizar el esquema. Debe quedar organizado, resumido y bonito (o limpio) a simple vista.
  19. Si os empezáis a acostumbrar a elaborar resúmenes basados en mapas conceptuales os aseguramos que no solamente es posible que estudiéis mejor, sino que, con total seguridad, aprenderéis mucho más rápido a elaborar resúmenes con lo verdaderamente sustancioso. Os costará mucho menos retener la información importante y, por ende, os será mucho más sencillo estudiar y memorizar.
  20. Se ha demostrado que los estudiantes y/o personas que estudian basados en mapas conceptuales aumentan la capacidad para analizar y poder reflexionar.

Que Necesitas

  • Un lápiz y/o bolígrafo.
  • Papel.
  • Un ordenador.
  • Notas.
  • Algún rotulador o lápiz que destaque.

Consejos

Un mapa conceptual es por tanto (tras todo lo que ya os hemos ido mencionado y contando, con trucos incluidos), una manera muy sencilla de poder integrar conceptos, visualizándolos y asociándolos de manera muy simple, clara y concisa. Toma muchísimo protagonismo el aprendizaje visual.En estos casos, es posible que hayáis escuchado hablar del llamado aprendizaje significativo. ¿es así? Si no lo habíais escuchado nunca os comentamos rápidamente de qué se trata.

El aprendizaje significativo está muy ligado al mapa conceptual porque se trata precisamente, del aprendizaje por visión.

No hay que equivocarse con otro método y concepto, el mapa mental. No tienen nada que ver. Mientras que éste es más sobrio y es lineal, el mapa conceptual, es mucho más visual y jerárquico.

Para poder hacer un mapa conceptual (esquema, un resumen jerárquico o como queráis llamarlo) se puede hacer casi para cualquier cosa y tema que cada uno/a quiera y/o necesite. Por ejemplo, puede ser desde algo que se necesite a nota personal, pasando por resúmenes de universidad, trabajos de campo con investigaciones, escribir, hacer poemas, tomar datos, etc. Cada uno lo utilizará como mejor le convenga y mejor le vaya para tomar datos y memorizarlo.

¿Te ha gustado?