Qué es publicidad – Definición, Significado y Concepto

La publicidad es un tipo de comunicación comercial que se utilizada para presentar, anunciar, promocionar o divulgar algún tipo de producto o servicio. Es parte de la mercadotecnia y se recurre a ella para que las empresas, profesionales, ONG, individuos u otros, puedan darse a conocer u ofrecer algún tipo de bien o servicio que pueda interesar a sus potenciales clientes, usuarios, etcétera.

La publicidad se considera el medio más efectivo para poder llamar la atención del público dentro del marketing. Por ello, se acostumbra a recurrir a profesionales especializados en ello para el desarrollo de las campañas.

Se difunde a través de anuncios comerciales que son publicados tanto en medios de comunicación tradicionales como no tradicionales (periódicos, radio, televisión, internet…), con el objetivo de persuadir a los clientes potenciales y así hacer que se vean incitados a llevar a cabo una acción de consumo.

Los inicios de la publicidad

La publicidad tal y como se conoce en la actualidad nació a finales del siglo XIX. Con la llegada de la segunda Revolución Industrial y la necesidad de las empresas de dar a conocer sus productos, fue surgiendo la publicidad, de forma que pudieron llegar de esta manera a una mayor cantidad de clientes potenciales.

En aquella época los medios de comunicación estaban disfrutando de un gran desarrollo, lo que al mismo tiempo les llevaba a necesitar financiación. Por ello, la publicidad le dio una salida a ese problema económico al mismo tiempo que también favorecía a las empresas que recurrían a ella.

Tras la segunda Guerra Mundial hubo un gran crecimiento en el mundo de la publicidad, ya que surgieron muchas técnicas y medios que aún se utilizan hoy en día.

Fases de la publicidad

Al hablar de publicidad se pueden distinguir tres etapas principalmente:

  • Promoción. Es la etapa inicial, donde se busca exponer o dar a conocer los nuevos productos creados o los nuevos servicios ofrecidos.
  • Competencia. Esta fase se da cuando el producto ya está en el mercado pero no en el lugar que le gustaría a la empresa y trabaja para tratar de incrementar la demanda. De esta forma recurre a la publicidad para encontrar más clientes.
  • Conservación de imagen. Esta etapa llega cuando un producto o servicio tuvo éxito pero se sigue promocionando para que no caiga en el olvido y continúe estando presente en la mente de los compradores. De esta forma se busca que siga teniendo clientes.

Asimismo, cuando una campaña publicitaria se lanza se lleva a cabo una etapa de análisis. En ella se busca comprobar la eficacia de la misma y conocer la aceptación del público. De esta forma se pueden obtener datos importantes para mejorar futuras actuaciones publicitarias.

Campañas publicitarias

Se desarrollan a través de campañas publicitarias, que es el conjunto de estrategias, acciones y comunicaciones que se llevan a cabo con el objetivo de llamar la atención del público objetivo sobre un determinado servicio o producto. Este tipo de campañas pueden tener varios objetivos, desde aumentar el número de ventas de un producto hasta dar a conocer una empresa o marca en el mercado, posicionar la imagen , etcétera.

Para incrementar la eficacia de las campañas, se recurre al uso de las denominadas técnicas publicitarias. En ellas se alude a las emociones de los usuarios, testimonios de otras personas, demostraciones del producto, etcétera. A través de ellas se busca despertar el interés y el deseo de los posibles consumidores por un servicio o producto, de forma que puedan ser persuadidos.

Técnicas publicitarias

En los anuncios publicitarios se emplean las denominadas técnicas publiciatarias, que como ya hemos mencionado se trata de recursos con los que se busca atraer a potenciales consumidores de un producto o servicio. Algunas de las más utilizadas son las siguientes:

  • Algunas empresas apuestan por la escasez o limitación de un producto o servicio. De esta manera crean campañas con stock limitado que hace que se genere una urgencia de compra entre los usuarios.
  • Aprobación de otros personajes. Se utiliza a otras personas que se muestran satisfechas con el producto. De esta manera se busca que el potencial comprador se sienta identificada con esa persona.
  • Recursos científicos. Otras veces se busca seducir al usuario hablando de información clara y sencilla y otras veces se recurre a cifras científicas con las que persuadir.
  • Eslogan. Los eslóganes son muy habituales y pueden tener un gran poder de atracción.
  • En algunas ocasiones las empresas se aprovechan del temor de los usuarios frente a algo para tratar de venderles un producto, como ocurre, por ejemplo, en el caso de las aseguradoras.
  • Etc

Diferencia entre publicidad y propaganda

Es importante saber diferenciar entre publicidad y propaganda. Habitualmente se confunden y realmente se trata de dos conceptos diferentes.

Ambas se encargan de promover y divulgar un mensaje, pero la publicidad tiene una finalidad comercial, es decir, presenta un servicio o producto y trata de generar una acción de compra. La propaganda, por su parte, busca transmitir opiniones o ideas, ya sean políticas, religiosas, filosóficas, sociales…, sin ánimo de lucro, más relacionada con la moral.

Tipos de publicidad

Dentro de la publicidad hay diferentes tipos, siendo los más destacables los siguientes:

Publicidad subliminal

La llamada publicidad subliminal es aquella en que que los anuncios tienen mensajes que no son explícitos o que no se perciben de una forma consciente por las personas. La finalidad es crear un estímulo e influir en la conducta de su público objetivo.

De esta forma, este tipo de publicidad busca manipular el subconsciente de las personas sin que la persona se percate. Para ello recurre a diferentes técnicas como imágenes escondidas, doble sentido, etcétera.

Publicidad engañosa

La publicidad engañosa es aquella en la que el anuncio publicitario lleva un mensaje que es contrario al desempeño real del servicio o producto que se comercializa.

Es un tipo de publicidad que se considera poco honesta, ya que busca inducir al error entre sus clientes potenciales, ya sea dando información errónea u obviando aspectos importantes del producto o servicio y que podrían llegar a influir en la decisión de compra.

Publicidad ATL

La llamada publicidad ATL es aquella que recurre a medios masivos tradicionales dentro de su estrategia de comunicación comercial. Para ello recurre a la televisión, la prensa, el cine o la publicidad exterior.

Se busca promocionar y difundir un producto o servicio y llegar a los usuarios con el mayor impacto y repercusión posible.

Publicidad BTL

La publicidad BTL, por su parte, es la que hace uso de la creatividad para aprovecharse de las oportunidades para promocionar o difundir un servicio o producto. Es un tipo de comunicación publicitaria no masiva.

En ella se busca un contacto directo con el público objetivo y se recurre a medios como merchandising, patrocinio, venta directa, anuncios en internet o redes sociales, etcétera.

Publicidad Digital

Para finalizar debemos hacer referencia a la publicidad digital, que es la publicidad en internet o en línea. Esta hace uso de las plataformas digitales para la promoción productos o servicios.

Esta se puede apreciar en diferentes medios como redes sociales, blogs, correo electrónico, SMS, etcétera.

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.