La palabra refrán, que procede del francés «refrain» y cuyo significado es «estribillo», son dichos que se utilizan de forma común entre las personas. Son dichos populares y anónimos que buscan transmitir una enseñanza o aprendizaje, o bien un mensaje de carácter moral o instructivo que provoque en la otra persona una reflexión intelectual o moral. Una de sus principales características es su estructura basada en versos y con rima asonante o consonante.

El refrán forma parte del grupo de las paremias. Se utilizan con frecuencia tanto en la literatura como a la hora de hablar cotidianamente. Los refranes se acostumbran a clasificar por zona geográfica, lengua, idioma o temática y son transmitidos de generación en generación.

Sus orígenes se remontan a la edad del Renacimiento, además de encontrarse evidencias de los mismos en la literatura grecolatina y la cultura de Oriente Medio. Asimismo, en las principales obras de la literatura española, como es el caso del «Cantar del mio Cid». se pueden encontrar refranes, aunque la primera colección de ellos es atribuida a Don Iñigo López de Mendoza.

Un refrán es atemporal, es decir, que se mantiene en el tiempo a pesar del paso de los años y que se utilizan en diferentes ámbitos debido a la amplia cantidad de temas diferentes a los que se puede hacer referencia a través de los mismos. Los refranes se encargan de expresar verdades acerca de  la vida y otros conceptos básicos relacionados con el ser humano y sus quehaceres.

Uno de los refraneros más amplios y ricos del mundo es el español, que está integrado por más de 100.000 refranes diferentes, lo que refleja la clara importancia de los mismos dentro del idioma.

Características de un refrán

Estas frases cortas, encargadas de transmitir sabiduría popular y conocimientos, tienen una serie de características:

  • Un refrán nace a partir de la experiencia, teniendo una finalidad de carácter instructivo.
  • Son frases cortas que tienen como principal misión social de advertir y aconsejar a otras personas, al mismo tiempo que transmiten un aprendizaje o enseñanza.
  • Se pueden aplicar a diferentes situaciones que pueden tener lugar en la vida diaria.
  • Son parte de la cultura popular de un país.
  • Acostumbran a ser muy fáciles de memorizar y recordar. Esto se debe a que utilizan rimas, además de ser frases simples y cortas.
  • Acostumbran a ser antiguos y de autores desconocidos (anónimos).
  • Se considera elementos que son parte de la sabiduría popular.
  • Tratan asuntos diversos.
  • Existen refranes aplicables a prácticamente cualquier tipo de situación que pueda darse en la vida.
  • En algunos casos riman.
  • Son dichos que no son creados por una única persona, si no que logran construirse e instalarse en la sociedad de manera colectiva.
  • A la recopilación de refranes se la conoce como refranero.

Tipos de refranes

Existen diferentes tipos de refranes, entre los cuales se encuentran los siguientes:

Refranes religiosos

Muchos de los refranes que se utilizan tienen un origen en la religión. De hecho, el libro de los proverbios, parte del antiguo testamento, recoge diferentes frases con las que se busca transmitir educación, consejos y valores, uno de los objetivos que tienen los refranes.

Refranes extranjeros

En algunos casos los refranes se emplean en diferentes países y culturas, mientras que en otros casos tan solo se utilizan en un determinado país o región.

Refranes y expresiones idiomáticas

Las expresiones idiomáticas son partes de frases que tienen un significado que transmite su significado literal, siendo esta su principal diferencia con los refranes, que son frases completas usadas para transmitir una enseñanza.

Refranes de humor

Dentro de los diferentes tipos de refranes podemos destacar los refranes de humor o chistosos, los cuales son muy habituales dentro del refranero español, y que en la gran mayoría de las ocasiones hacen referencia a asuntos relacionados con el día a día y la amistad.

De igual manera se admiten otras clasificaciones, pudiendo distinguirse por la temática de los mismos o el tipo de enseñanza del que se traten. Existen cientos de miles de refranes en todo el mundo, por lo que una clasificación general resulta demasiado compleja.

Diferencia entre un dicho y un refrán

Son muchas las personas que dudan de si un refrán y un dicho es lo mismo. Para empezar se debe tener en cuenta que el dicho es una expresión popular que se formaliza por su uso habitual y un refrán es una expresión que lleva asociada una moraleja.

Aunque el refrán y el dicho se utilizan como sinónimos hay varias diferencias. Los dichos hacen referencias a situaciones diarias, con consejos que llegan de los conocimientos populares. El refrán, por su parte, muestra una moraleja en sentido figurado. Una moraleja es la enseñanza que se puede obtener a partir de una historia o anécdota.

Además, se puede determinar que un dicho pasa a convertirse en un refrán cuando se populariza su uso.

¿Te ha gustado?