La palabra resistencia procede del latín resistentia, un término que está compuesto por el prefijo re-, que indica intensificación de una acción, y el verbo sistere, que deriva de stare, y que se puede traducir como «estar en pie o mantenerse».

Se entiende por resistencia a la acción en la que una persona, cosa, animal u organismo se resiste o tiene la capacidad de mantenerse firme o en una posición. Sin embargo, la definición concreta de la palabra no puede determinarse de manera general, quedando la misma sujeta a la disciplina o ámbito en el que sea aplicado.

El término resistencia se utiliza en numerosos campos, siendo habitual escuchar hablar de la resistencia de los seres humanos frente a diferentes cambios y circunstancias de su vida, como el trabajo, el entorno social, las relaciones personales, etcétera.

Tipos de resistencia según su disciplina o ámbito

Resistencia en el deporte (resistencia física)

En el ámbito deportivo, resistencia se entiende como la capacidad que tiene una persona para continuar con una actividad en particular, independientemente del cansancio psíquico o físico que pueda tener. A causa del cansancio el cuerpo puede sufrir determinados efectos, como el menor rendimiento del mismo. Es habitual que, ese cansancio, provoque dolores musculares o de cabeza.

Existen diferentes tipos de resistencia de este tipo, pudiendo clasificarse en aeróbica o anaeróbica, de base… Para mejorar la resistencia física se necesita de un buen entrenamiento. Este dependerá de la disciplina que se esté practicando.

La resistencia aeróbica se consigue a través del desgaste de los órganos al realizar actividades físicas en las que intervienen el aire y la gravedad. Por su parte, la resistencia anaeróbica está relacionada con el esfuerzo constante hasta que la falta de oxígeno lleva al cuerpo a que la resistencia se detenga. Por este motivo no se aconseja realizar la resistencia anaeróbica sin hacer antes la aeróbica.

Se debe tener en cuenta que este tipo de resistencia es fundamental para conseguir un buen funcionamiento de los pulmones y el aparato cardiovascular, unos órganos importantes para la salud del ser humano.

Conseguir una buena resistencia física requiere de un entrenamiento continuo de los músculos, debiendo realizar el mismo de manera constante.

Resistencia en ciencias sociales

Si nos vamos a las ciencias sociales en general, y a la política en particular, la resistencia puede ser interpretada de diferentes maneras. En todo caso, les une su oposición al estado de las cosas, tal y como se encuentran en ese momento.

Este concepto comenzó a ser empleado en la década de 1960 a causa de las protestas sociales de la época, cuando se luchaba por la libertad. En este caso la resistencia se define como una acción.

La resistencia social es la que muestra rechazo ante diferentes idealismos, planteamientos y formas de gobernar por parte de otras personas. También es la no aceptación a las actuaciones llevadas a cabo por quienes gobiernan.

Resistencia en psicología

Visto desde el punto de vista la psicología, la resistencia tiene un significado diferente a los anteriores. En este caso se considera que es la capacidad de no permitir que se analice el incosciente. Esta resistencia se produce por diferentes causas, y depende del estado de ánimo del paciente entre otros factores.

En muchas ocasiones, esta resistencia nace a causa de lo doloroso que es para el paciente hacer frente al proceso que propone el especialista.

Resistencia eléctrica

En el campo de la física la resistencia se puede definir también de formas diferentes. Una de las más populares es la resistencia eléctrica. Esta indica la oposición que la corriente eléctrica hace contra un circuito de tipo cerrado. Esto hace que se reduzca o incluso se frene el flujo en la circulación de las cargas eléctricas o los electrones.

Cuánto mayor es la resistencia, mayor desorganización de los electrones habrá dentro de un circuito.

El objetivo de la resistencia eléctrica es la de proteger los diferentes componentes que conforman los materiales conductores, pudiendo así desviar la electricidad a otro lugar que corresponda. Este tipo de resistencia es medida en ohmios.

Además, se conoce como resistencia a la pieza electrónica que es concebida y fabricada con el objetivo de generar una resistencia eléctrica entre dos puntos dentro de un mismo circuito, un componente necesario para la protección de los mismos y que se encuentra presente en todos los circuitos.

Resistencia en medicina

En el ámbito médico se considera que hay resistencia a un medicamento cuando el organismo hace frente a los mismos. Es decir, por ejemplo pacientes diabéticos que se convierten resistentes al efecto de la insulina.

Resistencia mecánica

La resistencia mecánica se entiende como la capacidad de un cuerpo para resistir las fuerzas que se apliquen sobre él sin romperse. Esta depende de su material y su geometría.

Resistencia de un elemento

Entendemos como resistencia de un elemento, aquella que tiene la capacidad de contar con un elemento sólido para soportar las fuerzas y presiones aplicadas sin que dicho elemento sufra algún tipo de deterioro, deformación o rotura.

De esa manera, cómo puedes ver, el concepto resistencia puede variar, y mucho, según el ámbito y disciplina en el que sea aplicado.

¿Te ha gustado?