Qué es riesgo – Definición, Significado y Concepto

Contenido del Artículo

A lo largo de la vida nos enfrentamos a situaciones en las que debemos tomar decisiones. Algunas de estas decisiones pueden considerarse triviales. Por ejemplo, qué nos vamos a poner, qué vamos a comer, a qué hora nos acostaremos a dormir, qué haremos en el día, etc.

Sin embargo, no todas las decisiones que tenemos que tomar son de esta clase. Algunas de ellas son mucho más importantes y podrían traer consecuencias con las que tendremos que lidiar el resto de nuestras vidas. Por ejemplo, si nos casaremos o no, en caso de hacerlo, con quién, qué profesión estudiaremos, dónde viviremos, si aceptaremos cierto trabajo, etc.

De hecho, algunas de las decisiones que tomemos, sean estas pequeñas o grandes, pueden afectar a otras personas. De manera que, antes de tomar una decisión es importante que tomemos en consideración diferentes factores.

Uno de esos factores a considerar es el riesgo que tendremos que asumir.

Ahora bien, es probable que estés familiarizado con lo que quiere decir la palabra riesgo. Sin embargo, puede que desconozcas algunos de los aspectos que abarca. De hecho, tal vez solo tengas un conocimiento parcial de su definición, significado y concepto.

En vista de esto, se ha escrito este breve artículo, para que, al terminar de leerlo, ya no tengas un conocimiento parcial. Más bien, tendrás la oportunidad de contar con la información necesaria para emplear esta palabra en cualquier contexto en el que te encuentres.

De esa forma, minimizarás las posibilidades de emplearla mal o de que sea mal interpretada por los que te escuchan.

Así que, sin más asuntos que agregar, comencemos hablando de las instrucciones necesarias para familiarizarte con el término riesgo. Por ello, continúa con la lectura hasta terminar el artículo. No te arrepentirás. Veamos.

Instrucciones

riesgo

Algunas personas afirman que la etimología de la palabra riesgo es la misma de la palabra risco, que es un peñasco alto. En vista de esto, ambas evocan el peligro.

Cuando hablamos de riesgo, nos referimos a exponernos a una situación en la cual podemos sufrir algún daño o estar en peligro. Se trata de la vulnerabilidad o la amenaza latente de que suceda algo que traiga como consecuencia eventos negativos. De modo que alguien, lo que nos incluye, pueda verse afectado por él.

En ocasiones, la palabra riesgo suele relacionarse con el peligro. No obstante, el riesgo está estrechamente relacionado con la vulnerabilidad. Mientras que, en el caso del peligro, tiene relación con la factibilidad del perjuicio o el daño.

Así, es fácil distinguir el riesgo, es decir, la posibilidad de daño, con el peligro, que es la posibilidad de sufrir un accidente. De modo que podemos decir que el peligro es una causa del riesgo. Una es consecuencia de la otra.

Cabe destacar que, e el mundo en que vivimos, estamos expuestos a una gran cantidad y variedad de riesgos. Por ejemplo, si salimos de la casa, está el riesgo de tropezarnos y caer. También, que atravesándonos la calle nos impacte un automóvil.

También está la posibilidad que, mientras que estemos caminando por debajo de un árbol, una rama se desprenda y nos caiga encima. Lo mismo puede ocurrir con alguno de sus frutos y hasta con el excremento de algún animal que esté sobre el árbol.

Estas son tan solo algunas de las circunstancias que pueden generar un tipo de daño o perjuicio de manera física. Sin embargo, existen otros tipos de riesgos a los que estamos expuestos.

Pero, para poder conocer cuáles son, es importante que continúes con la lectura de este artículo. Ya que veremos lo que necesitas saber sobre el riesgo y sobre lo que está estrechamente relacionado con él. Recuerda que está en juego tu bienestar presente y futuro. De modo que no puedes minimizar la importancia de estar al tanto de la situación para tomar ciertas medidas.

Que Necesitas

 

riesgoEs necesario que conozcas que existen diferentes tipos riesgos, los cuales surgen en diferentes ámbitos de la vida. Por ejemplo, está el riesgo laboral, el cual hace referencia a la falta de una estabilidad y seguridad en el lugar de trabajo.

Por otra parte, también está el riesgo biológico. Este riesgo hace mención a la posibilidad real de un contagio cuando se atraviesa por una epidemia. También puede surgir como consecuencia del contacto que se ha tenido con materiales biológicos que se consideran altamente peligrosos.

No podemos dejar a un lado el riesgo financiero. Este se encuentra relacionado con la solvencia monetaria que posee una persona, una empresa determinada o, incluso, el mismo país.

En cuanto a esta noción, hace referencia a la posibilidad o capacidad de pago que se tenga para saldar una deuda adquirida. Por ejemplo, un país cuyos niveles de desocupación sean muy altos, su producción sea muy baja, tenga una inflación elevada y posea deudas que sean casi imposibles de cancelar, se podría decir que presenta un riesgo financiero muy alto. Tal vez más alto de lo que pueda controlar.

De manera que podemos decir que, es poco probable y razonable el pensar que esa nació pueda tener acceso a nuevos créditos, ya que tendría muchas dificultades para pagarlos y tendría poca credibilidad delante de los que pueden otorgar dicho crédito.

Ahora bien, puede que imaginemos, erróneamente, que solo nosotros estamos en riesgo en nuestra vida cotidiana. Pero la realidad es que nadie escapa de ello.

Los ancianos corren el riesgo de caerse al caminar y, que las consecuencias sean tan grandes, que no pueda volver a hacerlo. Las mujeres embarazadas corren el riesgo de hacer un mal movimiento que las lleve a abortar de manera involuntaria.

De hecho, hasta los niños se exponen a ciertos riesgos y, si se cree, son los más vulnerables. Por eso, en el siguiente subtítulo, estaremos viendo algunos consejos, relacionados con el riesgo, que pueden serte de mucha utilidad. Así que no puedes dejar de leerlo por nada en el mundo. Veámoslo ahora.

Consejos

riesgo

Los niños, como lo mencionamos anteriormente, son unos de los que más están expuestos a diferentes tipos de riesgos. De hecho, cada pareja adopta distintas metodologías para la crianza de sus hijos. Estas pueden llegar a afectar las decisiones que tomen y su perspectiva del mundo que los rodea.

Algunas veces se cree que el lugar, donde más seguros estarán, es con la familia. Sin embargo, diferentes tipos de estudios que se han aplicado a niños y adolescentes abusados, demuestran que más del 50% de sus agresores fueron familiares cercanos. De modo que esto hecha por la borda la afirmación que se planteó anteriormente.

Por otra parte, los adelantos tecnológicos y la exposición frecuente al Internet sin supervisión, han hecho que muchos niños sean presa fácil de depredadores sexuales que se hacen pasar por niños contemporáneos con ellos.

De modo que nunca antes nuestros hijos habían estado expuestos a tantos riesgos sexuales. Eso, sin mencionar el caso de la escuela.

Las escuelas pueden llegar a ser una verdadera pesadilla para los niños, en especial para aquellos que tienen algún tipo de defecto, ya sea físico o mental. También son amenazados si tienen una religión diferente a la de la mayoría o si su orientación sexual no es aceptable.

Cuando esto es evidente, son expuestos a burlas, maltratos físicos y verbales, torturas psicológicas que dejan cicatrices muy profundas. Muchas e estas cicatrices determinan lo que será su vida en el futuro.

Por este motivo, los padres no pueden cerrarse a la realidad. No solo ellos están en riesgo, sus hijos también lo están. De manera que es apremiante el tomar las medidas preventivas y estar alerta a cualquier cambio de conducta, ya que este cambio se puede dar como consecuencia del riesgo al que fueron sometidos.

 

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.