La tarjeta madre, también llamada «placa base» o «tarjeta base«, es una pieza clave del hardware de nuestros ordenadores. En este artículo te vamos a explicar qué es la tarjeta madre, cuál es su función, qué tipo de placas base hay a la venta y cómo se instalan. Para que te hagas una idea lo más visual posible, se trata de la columna vertebral de tu ordenador. Sin ella, nada funcionaría, un hecho que la convierte en un elemento muy importante.

Su nombre, tarjeta madre, le viene dado por el hecho de que su función consiste en tener a todas las piezas conectadas entre sí, como hace una madre con sus hijos. La tarjeta base conecta la CPU, los discos duros del ordenador, las memorias, los puertos y tarjetas de vídeo o de sonido, las fuentes de alimentación, o el ventilador; entre otros componentes.

Las placas base no son exclusivas de los ordenadores. En éstos están presentes como una pieza independiente, que se puede cambiar; si se estropea, o porque quieres mejorar el rendimiento de tu equipo. Algo que no se puede hacer en móviles y tablets, en los que también se encuentra, aunque con los componentes soldados directamente a ella, para así poder ahorrar espacio. Es decir, en ordenadores son piezas individuales intercambiables, no así en móviles y tablets.

Breve historia de la Tarjeta Madre

Las tarjetas madre no se inventaron hace tanto tiempo. De hecho, no han pasado ni 40 años. Fue en 1981 cuando la marca IBM lanzaba al mercado la primera placa base de la historia. Por aquel entonces, se llamaba «planar».

En este tiempo han surgido diversos tipos de tarjetas madre. Unas varían mucho respecto a otras; fundamentalmente, porque no admiten los mismos tipos de componentes. Cada una de ellas, sólo admite una clase de CPU y algunas de las memorias que hay en el mercado. Pero no solo eso, cada modelo es compatible con ciertas tarjetas de vídeo o de sonido, con ciertos tipos de discos duros o con ciertos elementos periféricos.

Tipos de Tarjeta Madre

En el mercado actual existen dos tipos de placas base, en función del procesador con el que se utilizan. Están las que son para procesadores AMD y las que son para procesadores Intel. Depende del procesador que tú uses, tendrás una de un tipo o del otro instalada.

En cuanto a la forma, también existen distintas tarjetas madre:

Tarjeta madre AT miniatura y tamaño completo, para procesadores 386 y 486.

Tarjetas madre ATX, mejores que las anteriores pues se refrigeran mejor y permite conectar periféricos. Las hay de tipo estándar, micro, flex y mini.

Tarjetas madre BTX, que se venden en tres tamaños diferentes.

Tarjetas madre ITX, en formato mini o nano.

 

Instrucciones

Cómo identificar tu Tarjeta Madre

La Tarjeta Madre está instalada en el interior de tu ordenador. El lugar que ocupa es dentro de la caja, en el lado menos accesible, fijada mediante tornillos. Es la gran placa a la que están conectados todos los elementos de tu ordenador. La placa base es la pieza más grande, como la columna en la que están encajadas las piezas que vertebran el equipo.

En la parte frontal de la tarjeta madre están los puertos en los que tienes conectados todos los componentes de tu ordenador. En una ranura está la CPU. Cerca de ella se suelen situar las ranuras para conectar las memorias.  En ese frontal, también se conecta el disco duro y cualquier unidad óptica, como un DVD, que tengas en tu equipo.

Por otro lado, la tarjeta madre está conectada a las luces de encendido y reinicio por medio de unos pequeños cables.

Para la fuente de alimentación del equipo; es decir, para que tenga corriente, la tarjeta madre cuenta con un puerto especial al que va conectada dicha alimentación.

Además, en la parte frontal hay otras ranuras en las que se pueden conectar las tarjetas de vídeo, de sonido u otro tipos de tarjetas.

En la parte izquierda, quedando fuera de la carcasa, en la parte de atrás, y accesible desde el exterior del equipo, cuenta con varios puertos a los que se conectan el monitor, el teclado, el cable de red, el ratón y otros elementos como cámaras o micrófonos.

Otro dato importante es que todas las tarjetas madre incluyen puertos USB y otros puertos como el HDMI.

Que Necesitas

Para identificar tu tarjeta madre, en el caso de que quieras cambiarla o simplemente quieras saber qué posibilidades te ofrece, vas a necesitar lo siguiente:

  • Desconectar totalmente tu equipo de la corriente eléctrica.
  • Abrir la carcasa de tu ordenador por un lateral. Normalmente cuentas con dos pequeños tornillos que tendrás de desatornillar.
  • La tarjeta madre es la placa sobre la que vas a ver conectados todos los elementos.
  • Haz un esquema de cómo está todo conectado a ella.
  • Desconecta todos los elementos de la placa base, incluyendo ventilador y cables que van a la alimentación.
  • Utiliza un pequeño destornillador para sacar la placa base y cámbiala por la nueva que hayas comprado, y que tendrá que ser apta para los elementos que componen tu ordenador y las dimensiones y diseño de tu caja.

Consejos

La Tarjeta Madre es la madre de todos los elementos de tu ordenador. Por sí sola, no sirve para mucho pues no desarrolla ninguna funcionalidad propia. Su presencia en tu ordenador responde a ser el vehículo conductor del funcionamiento de todos los elementos en conjunto. En ella, está conectado todo.

Si tu placa base se ha quedado antigua o quieres otra que te permita nuevas conexiones deberás comprar un modelo que sea apto para tu sistema operativo y para el tipo de CPU y memorias que tengas en tu ordenador. Y muy importante también, que encaje en la caja de tu equipo. Esto es muy importante, pues de nada sirve comprarse una nueva tarjeta madre si luego no puedes conectar a ella algunos de tus componentes.

¿Te ha gustado?