¿Qué es un personaje tridimensional?

La creación de personajes para una historia suele ser un proceso muy complejo, en el cual inclusive autores veteranos se les hace difícil. Haciendo que no siempre se logre elaborar un personaje que pueda ser merecedor del título de “Personaje perfecto”. Ahora bien… ¿Cómo se define un personaje perfecto? La forma con la cual se llega a ese título es sabiendo diferenciar entre un personaje plano y un personaje tridimensional.

Seguramente habéis escuchado a mucha gente en crítica so reseñas decir “Ese es un personaje tridimensional”. Sin terminar de comprender a que se refieren exactamente con eso, si ese es tu caso, has llegado a la entrada correcta. Pues a lo largo de este artículo, no solo os explicaremos que es un personaje tridimensional, sino también como se construye. Para de esa manera sacaros finalmente la duda respecto al tema y poder así escribir un personaje completo y profundo para sus futuros relatos.

personaje tridimencional

Es posible que os apetezca leer “Cómo escribir un cuento”.

Definición de personaje tridimensional.

Para ir poniéndolos en contexto respecto a su significado, un personaje tridimensional no es más que un personaje humano. Y con esto no nos referimos únicamente al aspecto físico, sino todo lo que representa ser un ser humano real. Desde su forma de pensar, su psicología, la manera en la que reacciona ante diferentes acontecimientos o situaciones (Y que lo haga de forma realista), sus emociones, etc…

En general, se trata de la construcción de un personaje, que para el lector, sea lo más realista posible. A tal punto que, el personaje de cierta manera logre “romper” la barrera entre un personaje ficticio y una persona real.

Los personajes tridimensionales además, cuentan con metas h objetivos propios, no son personajes que vagan por su historia sin ningún rumbo, sino que tienen claro hacia dónde van y que es lo que desean lograr. Cuentan además con su propia filosofía, misma que en muchas ocasiones suele ser la base del personaje, pues tal y como ocurre con un ser humano real su filosofía rara vez se verá traicionada por sí mismo.

Si bien puede parecer sencillo escribir un personaje realista, la verdad es que no pasa así cuando te sientas a intentarlo. Muchas veces el autor suele cometer al menos un par de errores, que hace que su personaje falle, y de hecho son más los casos de personajes planos en las obras, que aquellos con cada aspecto del mis bien definidos y respetados lo largo de su desarrollo.

Evolución en la historia.

Anteriormente mencionamos algunos de los rasgos que debe poseer un personaje tridimensional para poder ser llamado como tal. Y hemos dejado claro que estos personajes se caracterizan por ser los más humanos o realistas posible.

Ahora bien, eso es tan solo el principio de lo que significa crear un personaje de este estilo. Pues para que un personaje pueda ser tridimensional, también debe presentar una evolución en su propia historia. Una de las cualidades que tenemos los seres humanos es la de poder aprender con el paso del tiempo, especialmente aprender cuando se ha pasado por una situación complicada. Evidentemente el personaje en tu obra debe sufrir algún tipo de avance en función de los conflictos que se le presente.

Si bien esta evolución por lo general es orientada hacia lo positivo, es decir… Que aprenda. En ocasiones puede darse el caso contrario, y el personaje seguir siendo uno tridimensional. Por daros un ejemplo que tu personaje inicia la historia siendo un buen sujeto, pero que al culminar sea un psicópata. Es claro que ante esta situación se percibe una clara transición, y si todas sus acciones están justificadas, el personaje seguirá siendo uno tridimensional.

El siguiente articulo puede ser de vuestro agrado “Wattpad: Cómo Descargar y Consejos”.

Que se bueno en algunas cosas, y muy malo en otras.

Finalmente tenemos que dejar claro que un personaje tridimensional es perfecto no porque sea bueno en todo lo que hace. Al contrario, es en la imperfección de su ser que yace lo perfecto. Pues tal y como ocurre en la realidad, un ser humano jamás alcanza la perfección.

Recordemos que lo que hace interesante a un personaje, no son tanto sus dones o fortalezas, sino sus debilidades. Mientras más conflictos o problemas tengan que cargar, de cierta manera se vuelve más completo. Y esta es una cualidad que yace presente en todos los personajes tridimensionales, ninguno es idealizado por sus autores.

personaje tridimensional

Lo ideal en estos casos es tratar de equilibrar la balanza, que no sea un bueno para nada, pero tampoco un superman. La debilidad en tu personaje le permitirá al lector comprende e incluso simpatizar con el mismo en función de su situación problema. Lo que puede convertirlo en un personaje querido por la misma audiencia.

Si quieres seguir leyendo artículos relacionados, el siguiente es una buena opción “Qué son los mitos – Definición, Concepto y Significado”.

 

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 50,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.