Las horas de sueño es uno de los momentos del día que es considerado como más íntimo. Una vez caemos es como perder el conocimiento y reunirnos con nuestra alma o nuestro yo. Todos esperamos pasar un buen rato de descanso soñando cosas bonitas o positivas. Para muchos, soñar con una boda es el mejor desenlace posible para cualquier tipo de día y una de las mejores opciones para reencontrarse con una pareja.

¿Qué es soñar con una boda?

El hecho de soñar con un matrimonio puede ser insignificante para muchos y puede tener un significado o controversia especial para otros. Dormir podemos dormir en cualquier lado, incluso en un avión. Cada vez son más los que dan un significado especial a cada uno de los sueños que tienen cada una de sus noches. Los expertos en analizar los sueños consideran que es realmente complejo dar con la tecla correcta. Depende de muchos factores, especialmente, el momento emocional que atraviese dicha persona. Por ello, soñar con una boda puede tener significados realmente diferentes. Para empezar varía en función de tu estado civil. No tiene nada que ver tener un novio o novia, e incluso tener planeada una boda, y soñar en el enlace que estar completamente soltero y sin compromiso y, de golpe, soñar que te casas por todo lo alto.

Todos esperamos nuestro enlace con impaciencia ya que se considera uno de los momentos de máxima felicidad. Casarse con aquella persona que amas en un escenario idílico, rodeado de todos los tuyos, un banquete, una tarta, un baile, una noche de bodas y finiquitar con la luna de miel. ¿Todo perfecto, verdad? Pues la verdad es que no ya que históricamente soñar con una boda se ha asociado a significados totalmente negativos. Desde la época de los griegos y romanos, soñar con una boda ha estado asociado a un anuncio de muerte y quien tenía un sueño de esta temática solía acabar muerto. Este significado ha evolucionado con el paso del tiempo y se han descartado desenlaces tan macabros. Uno de los significados actuales y menos esperados es tener dicho sueño cuando ya has contraído tu matrimonio. Las previsiones no suelen ser demasiado positivas ya que anuncia un posible divorcio o ruptura de la pareja.

En la misma línea, soñar con un enlace y que no es el tuyo tampoco es muy adulador ya que está relacionado como la llegada de una posible desgracia. En algunos casos, las interpretaciones llegan hasta límites insospechados y la forma del vestido de la nova puede tener una interpretación aparente. Así, si aparece sin planchar y no es tu boda puede significar que puedes perder amigos o personas queridas. Sin embargo, también tiene significados más positivos y acudir como invitado, si el vestido está recto y correctamente, significa que próximamente puede llegar tu momento de casarse. Al mismo tiempo, cualquier tipo de compromiso en sueños es señal de conservar buenas amistades. Existen múltiples significados, aunque la mayoría tiene una connotación negativa así que si podemos evitar soñar con una boda será mucho mejor para nosotros.

Ventajas de soñar con una boda

Con todo, soñar con una boda puede tener ventajas a considerar por aquella persona que protagoniza el enlace en un sueño. Los más destacados son los siguientes:

  • El sueño puede ser un aviso. El hecho de soñar con un enlace puede tener significados negativos como hemos visto. Por ello, el sueño puede actuar como señal de aviso para lo que puede estar a punto de venirnos por delante.
  • Puedes estar a punto de casarte con tu pareja. Se casaron y comieron perdices. Ese es uno de los finales más repetidos de cualquier tipo de film cinematográfico y el que todos querrían protagonizar. Soñar con una boda puede ser acercarse a ser el protagonista real.
  • El color negro es nuestro amigo. Aunque el negro se asocia a un fallecimiento, en el sueño de una boda es totalmente contrario. Si el sacerdote va vestido de blanco se asocia al luto, mientras que si utiliza una túnica negra significa prosperidad. Así, en este caso, el color negro es nuestro mejor amigo.
  • Los cambios que pueden venir por delante. Estar soltero y soñar con una boda, además, también puede referirse a cambios sociales y profesionales que pueden ser positivos para nosotros. Así, si es nuestro caso podremos levantarnos con una sonrisa de oreja a oreja.

Cómo soñar con una boda

En algunos casos, la ilusión por algo nos lleva a querer tenerlo presente en todo momento y, por ello, queremos soñar con el chico que nos gusta cuando dormimos. A continuación, te explicaremos algunos procedimientos para acabar provocando dichos sueños. Antes de tumbarnos en la cama y acabar cayendo en nuestros sueños, dedica un tiempo a pensar exclusivamente en él y en aquel contexto en que te gustaría compartir su compañía como un paseo romántico, una cena o simplemente una fiesta. Tenerlo en tu cabeza ayudará a entender a tu subconsciente que es importante para ti. Cuando deseamos algo con fuerza debemos repetirlo en voz alta durante varias ocasiones y así debemos repetir su nombre. Por ejemplo, algunos padres dicen a sus hijos que la mejor forma de dejar de hacer pis en la cama es decir que nunca más lo van a hacer.

Sin embargo, una imagen vale más que mil palabras y, por tanto, observar detenidamente una foto suya también puede ser el camino para acabar soñando con él. Al momento de dormirte, intenta combinar tu voz diciendo su nombre con la fotografía de él que has estado mirando y así caerás en tus sueños con un recuerdo fresco y real sobre esa persona. A la hora de querer controlar tus sueños, necesitarás un rodaje y, por ello, debes establecerte una rutina de entrenamiento para ir repitiendo detenidamente este tipo de ejercicios y así conseguir que aparezca esta persona cuando tu quieras y no cuando tu subconsciente lo desee. Los sueños lúcidos son el nombre que reciben aquellos sueños que son provocados por nosotros. Por ello, también es recomendable que escribas un diario de lo que vas soñando por la noche, al igual que puedes escribir uno de tus pensamientos y vivencias a lo largo de tu vida.

El contexto en el que te vas a la cama también marcará el devenir de tus sueños. Cerciórate que el entorno es completamente adecuado para ello y que podrás dormir con total tranquilidad. Intenta caer en tus sueños, y repite dicha práctica para ir cogiendo confianza en los denominados sueños lúcidos. Este es el primer paso porque el siguiente no es otro que conseguir que la persona que deseamos aparezca en nuestros sueños para tener el control absoluto y total. Con todo, soñar con el chico que te gusta es perfectamente posible controlar cuando lo deseamos, y poder decidir aquello que queremos soñar y sacar el máximo rédito a ello. Dicen que dormir es una parte del día realmente personal y, por tanto, debemos ser capaces de disfrutarla al máximo. Relajarse será el primer paso para conseguir nuestra meta. El contexto debe ser el adecuado para conseguir soñar con una boda y esperar un desenlace positivo para todos aquellos que se lo acaben proponiendo. Sin duda, es necesario un entrenamiento previo para controlar nuestros sueños lúcidos.

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.