¿Qué significa soñar que nos secuestran?

No es un sueño agradable, y sin embargo, son muchas las personas que dicen haberlo experimentado a lo largo de su vida. En ocasiones, se experimenta más de una vez, hasta convertirse en un sueño recurrente del que a menudo no nos es fácil evitar. Soñar que nos secuestran, a primera vista, no parece un sueño muy positivo. Si quieres saber por qué se producen estos sueños y qué pueden revelar de nosotros, sigue leyendo este artículo. Aquí te lo contamos, ¡TODO!

Los sueños y sus interpretaciones

Puede que no los recordemos, pero nuestro cerebro teje sueños todas las noches. Dormir significa descansar, aunque no para todo el organismo; nuestra mente aprovecha este descanso físico para trabajar. Es entonces cuando ordena sus ideas, desecha aquella información almacenada durante el día que no nos aporta nada, e integra las memorias que van a sernos útiles en nuestro día a día. Esta actividad cerebral tiene como resultado imágenes y sonidos que se producen en nuestra mente, que suscitan sensaciones y emociones. Es por ello que le damos valor ansioso a una pesadilla, y catalogamos aquellos sueños agradables como bonitos. Pero más allá de este poder emocional, los sueños son capaces de revelarnos aspectos de nuestra personalidad o nuestro estado que, de otra manera, nos pasarían desapercibidos. Suponen una ventana abierta a nuestro inconsciente, que nos permite asomarnos para poder observar lo que se esconde en su interior.

Es por ello que resulta tan intrigante y revelador conocer el significado de nuestros sueños. Gracias a ellos, podemos conocer aspectos de nosotros mismos que de otra forma no podríamos conocer.

¿Qué significa soñar que nos secuestran?

¿Qué significa soñar que nos secuestran?

Soñar que nos secuestran es uno de los sueños más ansiosos que podemos experimentar. Aunque puede tener diferentes hilos conductores, el secuestro no es una situación agradable para nadie, y en este sentido, suscita emociones negativas basadas en el miedo. El estrés y la ansiedad suelen estar muy presentes, en diferente medida, para hacernos ver que quizás necesitamos hacer unos cuantos cambios en nuestro día a día.

Esta situación se caracteriza por el deseo de huir del secuestrado, lo que ya nos está arrojando información valiosa sobre nuestro estado. Es posible que en el periodo actual de nuestra vida queramos huir de alguna situación que nos está generando malestar, pero no podamos hacerlo por diferentes motivos. Queremos dejar atrás algunos problemas, algunas relaciones, algunas emociones, que nos oprimen. Esto puede materializarse con soñar que estamos secuestrados y querer liberarnos de ello, liberarnos de nuestra carga. Supone una clara necesidad de libertad.

¿Qué significa soñar que nos secuestran?

Los pequeños detalles son muy clarificantes

Es difícil interpretar totalmente un sueño si no atendemos a los pequeños detalles. Para poder establecer una interpretación completa y totalmente fiel deberemos atender a aspectos del propio sueño, como son: ¿Por qué hemos sido secuestrados? ¿Mientras estamos secuestrados, tenemos invalidada alguna parte de nuestro cuerpo (manos y/o piernas atadas, boca tapada…) o simplemente estamos en una habitación cerrada? ¿Nuestro secuestrador está con nosotros? ¿Conocemos quien es? Todo ello aportará valor a nuestra interpretación.

Vayamos por partes.

Estamos atados

Si en nuestro sueño tenemos algunas partes de nuestro cuerpo atadas, o estamos atados a una silla y/o a cualquier otro elemento, se traduce en la incapacidad para solucionar el problema que nos oprime. No poder mover nuestras manos, nuestras piernas o nuestros labios para hablar, nos produce una mayor ansiedad, pues invalida nuestros intentos de ser libres.

Puede ejemplificar, por ejemplo, la ansiedad que nos genera una posible enfermedad ante la cual no podemos luchar. También puede evidenciar un problema social por el que sufrimos especialmente, pero que no depende de nosotros solucionar.

¿Qué significa soñar que nos secuestran?

No podemos hablar

Si nuestra voz es silenciada, bien con reprimendas o bien con cuerdas y/o cintas que tapen nuestra boca, significa que nuestra opinión, necesidades y/o ideas no son tenidas en cuenta en nuestro entorno. Esto imposibilita salir del problema de manera adecuada.

¿Conoces a tu secuestrador?

En ocasiones, no conocemos quién nos ha secuestrado, pero en otras ocasiones sí que tenemos constancia de quién ha sido, e incluso está presente físicamente en el sueño. Soñar con otras personas puede complementar el significado de nuestro sueño; tanto si es un ex, como si es un familiar, un amigo y/o cualquier otra persona que no conocemos.

Si nos secuestra nuestra expareja, puede estar evidenciando algunos asuntos y/o problemas que todavía no se han cerrado entre nosotros, a pesar de que la relación se ha terminado. Pueden ser asuntos económicos, de repartición de bienes, o incluso emocionales. ¿Aún sentimos algo por él y esto nos está impidiendo ser totalmente libres? Puedes recopilar más información en nuestro artículo “¿Qué significa soñar con tu ex?

Si es nuestra pareja actual quien nos secuestra, puede ser señal de que necesitamos espacio personal para nosotros. ¿Hace mucho que no salimos sin nuestra media naranja? Esto no tiene por qué significar problemas de pareja, ni mucho menos; es simplemente la necesidad de airearse de vez en cuando.

De esta manera, soñar que nos secuestran puede tener diferentes significados en función de sus pequeños matices. No obstante, evidencia una falta de libertad movida por problemas y/o pequeños asuntos del día a día que nos están oprimiendo sin que nos demos cuenta. Gracias a estos sueños podemos ser conscientes de ello, mejorando nuestro día a día a través de nuestros actos y encontrando, consecuentemente, el bienestar que nos falta. Con él, este tipo de sueños desaparecerán y darán lugar a sueños mucho más positivos. ¡La próxima vez que sueñes que te secuestran, toma nota!

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.