¿Qué significa tener pesadillas?

Aparecen en cualquier momento de nuestro sueño, afectando a pequeños y mayores y generando una gran cadena de emociones negativas. Las pesadillas son muy frecuentes en nuestra sociedad. E incluso muchas personas dicen experimentarlas de manera habitual durante sus noches. ¿A qué se deben? ¿Qué nos están indicando? ¿Es posible evitar el sueño de pesadillas?

Las pesadillas: Sueños recurrentes en la población

Seguramente, alguna vez hayamos experimentado alguna pesadilla mientras dormimos. Haberla recordado al despertar, posiblemente, habrá marcado todo nuestro día. Las pesadillas son sueños cuyas historias están cargadas de miedo y/o terror, que aparecen en nuestros sueños de vez en cuando. En función de nuestras vivencias habituales, pueden quedarse en sueños aislados o bien convertirse en recurrentes. Lo cierto es que una sola pesadilla puede limitar nuestro día de manera significativa, ante el temor de que se produzca en realidad lo soñado y/o los pensamientos desencadenantes que puede producir.

A continación hablaremos de todo ello para poder ofrecerte la información necesaria que te permita entender por qué se producen, que significado tienen y cómo podemos evitarlas. ¡Sigue leyendo y benefíciate de esta información!

Las pesadillas. ¿Qué son?

Las pesadillas son unas imágenes mentales muy perturbadoras que nuestro cerebro elabora cuando estamos dormidos. Generalmente hilan una historia no real, en la que las acciones que se producen generan ansiedad y temor. En ellas pueden aparecer personajes conocidos (temidos o no en la vida real), así como desconocidos y/o elementos con gran carga emocional agresiva. Durante su transcurso, la persona experimenta sensaciones negativas y muy angustiantes. Estas sensaciones pueden llegar a ser de tal fuerza que propicien el despertar. Si la pesadilla se recuerda, puede desencadenar emociones conscientes negativas que nos pueden acompañar durante las próximas horas del día.

Las pesadillas fueron útiles durante la prehistoria. Enseñaban a las personas cómo actuar ante un peligro, favoreciendo así la supervivencia. En la actualidad, no existen los peligros reales que existían anteriormente, por lo que carecen de este valor instruccional.

¿Qué significa tener pesadillas?

¿Debo preocuparme en exceso si las tengo?

Generalmente, no. Siempre y cuando las pesadillas se den aisladas. Ahora bien, si en alguna temporada notamos que se vuelven frecuentes, deberemos atender a qué es lo que lo provoca.

En este sentido, los sueños están muy ligados a las vivencias personales de nuestro día a día, así como a nuestras emociones y temores. Si se tornan habituales, deberemos indagar en lo que nos intentan decir para poder resolverlo. Solo así dejaremos de tener pesadillas recurrentes y habituales, lo que mejorará nuestra calidad de vida.

¿Qué suelen desencadenar las pesadillas?

Si las pesadillas se vuelven recurrentes, deberemos atender a aquellos factores que las desencadenan. Identificar cuáles de ellos estamos experimentando será muy útil para trabajar sus motivos.

Épocas de estrés y ansiedad

Uno de los factores que puede estar desencadenando las pesadillas recurrentes son épocas de estrés y ansiedad. Estas emociones se asocian a diferentes fuentes. Problemas laborales (demasiada tensión, elevado volumen de trabajo, posibilidad y/o miedo a un despido); problemas personales (separaciones y/o divorcios, muertes de personas allegadas, hechos que provoquen reestructuraciones importantes). Todo ello puede estar propiciando momentos de estrés y ansiedad. Esto puede ser la fuente de las pesadillas.

Problemas de sueño

Aquellas personas que sufren de insomnio, no duermen lo suficiente, o no lo hacen manteniendo una rutina de sueño son más propensas a experimentar pesadillas. Suele pasar en trastornos de sueño, o cuando el trabajo demanda reestructurar el sueño con frecuencia. En la medida de lo posible, será necesario reestablecer un sueño saludable para poder despedirse de las pesadillas durante una larga temporada.

Trastornos post-traumáticos

Cuando vivimos una situación traumática, nuestra mente genera imágenes relacionadas con lo sucedido durante varios momentos. Los momentos de sueño son algunos de ellos. Las pesadillas en los traumas son nítidas, perfectamente recordables y muy limitantes. Nos recuerdan lo que sucedió una y otra vez. Es por ello que las pesadillas recurrentes son un recurso que usan los profesionales para poder diagnosticar trastornos relacionados con traumas adquiridos. Tratar el trauma será la manera más efectiva de evitar experimentar estas pesadillas.

¿Qué significa tener pesadillas?

Abuso de alcohol y drogas, y ausencia de ellas en caso de haber una adicción

Algunas sustancias, si se toman de manera abusiva, pueden producir la experimentación de pesadillas. El cannabis es una de ellas. Es frecuente que las personas que lo consumen habitualmente experimenten este tipo de sueños tan perturbadores.

Además, también son bastante habituales en procesos de desintoxicación, así como en los tratamientos de las adicciones. En estos casos, soñar con una recaída puede ser experimentado como una pesadilla, aunque también pueden ocasionar pesadillas cuya historia poco (o nada) tiene que ver con la sustancia o el proceso adictivo.

Medicamentos

Por último, las pesadillas pueden ser fruto de efectos secundarios de algunos medicamentos. Es el caso de los betabloqueantes, antidepresivos, y/o aquellos indicados para dejar de fumar.

¿Cómo puedo evitarlas?

Evitar las pesadillas puede ser un tanto complicado, pues generalmente se producen debido a una base real. Una d las maneras más recomendables de conseguir despedirnos de ellas es tratando su base.

¿Qué significa tener pesadillas?

Teniendo en cuenta este factor, podemos seguir los siguientes consejos para evitar las pesadillas:

  • Realizar relajación antes de dormir: Controlar la respiración, estirar músculos y/o evitar ver la televisión justo antes de dormir.
  • Seguir un horario de sueño regular
  • Evitar tomar drogas y/o fármacos, así como bebidas estimulantes durante las horas previas a la noche
  • Conseguir un ambiente silencioso, tranquilo y agradable para dormir

Si quieres saber más sobre cómo evitar las pesadillas, te invitamos a leer nuestro artículo al respecto.

Las pesadillas, por tanto, significan que debemos atender a nuestras preocupaciones y/o procesos para detectar posibles problemas mentales y/o ambientales que se están sucediendo a nuestro alrededor. Ponerles solución será la manera más efectiva de desprendernos de estos sueños tan perturbadores.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.