La penicilina es un antibiótico muy popular que se emplea para aliviar múltiples infecciones; todas de origen bacteriano no causadas por algún virus; por lo cual no debe ser empleada como tratamientos para gripe, catarro, sika u afines. Sin embargo, muchas personas, por no decir que casi todas, desconocen el origen de este maravilloso medicamento.

El grupo de las llamadas penicilinas pertenece a los antibióticos betalactámicos, los cuales por lo general son empleados  para el tratamiento de  bacterias más sensibles este componente. La más famosa  y más empleada de las penicilinas es la bencilpenicilina, la cual se utiliza por vía intramuscular o intravenosa, pues los jugos gástricos hacen inefectiva su acción. Este componente se vende farmacológicamente en España como Farmaproina, Benzetacil, Penibiot, Penilevel o Sodiopen, entre otros.

En este post, hemos considerado contarte un poco más sobre la penicilina para que te enteres de la importancia de conocer datos relevantes de los medicamentos que a diario utilizas. Seguro que nunca te has puesto a pensar quién inventó la penicilina cuando estás tirado en una cama con amigdalitis; pero que feliz te sientes cuando pasa la fiebre y te mejoras.

Instrucciones

La penicilina ha creado renombre en la sociedad médica y farmacológica pues fue el primer antibiótico que se empleó abundantemente en tratamientos médicos para múltiples infecciones. Por su accesibilidad en cuanto a su bajo costo y su eficaz acción, lo médicos la recetaron a diestra y siniestra, y lo siguen haciendo.

Inicialmente, fue el costarricense llamado Clodomiro Clorito Picado Twight  quién la descubrió, a partir del análisis de sus investigaciones ya realizadas en 1927 sobre la acción inhibitoria de los tipos de hongos perecientes al género Penicillium en los estreptococos y estafilococos.  Y aunque consiguió reportar su genial descubrimiento en la famosa Academia de Ciencias de París, no pudo patentarlo.

penicilina

 

Posteriormente, Alexander Fleming fue considerado oficialmente el creador de este maravilloso medicamento en 1928; lo cual se evidencia cuando en 1945 le otorgan el Premio Nobel en Fisiología o Medicina. Esto debido a que completó los experimentos e investigaciones de Picado. Sin embargo, fue gracias a Howard Walter Florey y Ernst Boris Chain que se pudo distribuir este medicamento, ya que inventaron el método de producción necesario para sacarlo al mercado masivamente.

Que Necesitas

Seguro que habrás escuchado que si te indican una penicilina por causa de alguna infección, debes evitar las pastillas anticonceptivas,  las bebidas carbonatadas y los jugos cítricos porque inhiben sus efectos; pero algunos médicos se olvidan de hacerte una prueba de alergia antes de recetártelas.

Existen muchos tipos de penicilina, pero se diferencian entre ellas según su espectro de acción. Además, aunque son unos de los antibióticos con menor grado de toxicidad, muchas personas han desarrollado alergias a estas. Por lo cual, es importante realizar pruebas antes de indicar este medicamento por primera vez, ya que un shock anafiláctico por alergia puede llegar a causar la muerte.

Otros de los síntomas más comunes presentados en pacientes que han desarrollado alergia a la penicilina son:

  • Erupción cutánea menor, o severa, conocida como urticaria.
  • Trastornos gastrointestinales como diarrea, cólicos, dolor abdominal, nauseas, gases, indigestión y vómitos.
  • Proliferación de infección bucal o vaginal por
  • Anemia.
  • Convulsiones.
  • Somnolencia.
  • Necrosis epidérmica en el lugar de la inyección.

 

penicilina

 

Consejos

Por lo general, se dice que solo un 1% de la población de paciente resulta alérgico a la penicilina, pero esto no es así, son muchos más los casos, casi alrededor del 10%, sobre todo a uno de sus derivados conocido como las cefalosporinas

Por esta razón, si alguien en tu familia ha padecido alergia a la penicilina, ya este antecedente es un indicativo de que eres propenso a ser alérgico; por lo tanto, te recomendamos que te realices una prueba subcutánea antes de empezar algún tratamiento con penicilina.

penicilina

Penicilinas más populares

  1. Bencilpenicilina: de uso intramuscular o intravenoso, es la más económica de las penicilinas naturales. Se indica especialmente para tratar infecciones leves, moderadas, severas y sistémicas como la amigdalitis, las neumonías, gonorrea, bronconeumonías; las meningitis de tipo bacteriana, la sífilis, el tratamiento de abscesos,  osteomielitis, difteria, sepsis, entre otras.
  2. Penicilina procaínica: conocida como penicilina G procaína, también de uso intramusculares e intravenoso. Se utiliza para el tratamiento de infecciones bacterianas tales como neumococos, sífilis, otitis aguda y media, mastoiditis, amigdalitis aguda y neumonía noumocósica.
  3. Fenoximetilpenicilina: conocida como la penicilina V es de tipo sintética; por lo cual su uso es vía oral. Indicada generalmente para las infecciones bacterianas causadas por estreptococos y neumococos, tales como la faringitis, la amigdalitis, algunas infecciones  cutáneas y la gingivitis.
  4. Ampicilina y amoxicilina: perteneciente al grupo de las aminopenicilinas, son utilizadas en vía oral, intravenosa e intramuscular. Conocida farmacológicamente como Britapen, Gobemicina , Retarpen, Amitron, Clamoxy, CO-Amoxiclav, Augmentine y Duonasa, entre otros. Se indica especialmente para tratar la amigdalitis, la bronquitis, la faringitis. También, algunas infecciones cutáneas y en tejidos blandos. Varias infecciones bacterianas en las vías respiratorias inferiores como la bronquitis y en vías respiratorias superiores como la rinitis bacteriana. También es indicada en infecciones urinarias, digestivas, ginecológicas (generalmente para tratar sepsis pélvica y aborto séptico), odontológicas, otorrinolaringológicas y postquirúrgicas.
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.