Escribir bien si queremos ganar dinero con ello es una de las principales prioridades de las escuelas españolas ya que la comunicación se ha convertido en un factor esencial para el progreso en estos últimos años. Ya no solo en nuestras relaciones sociales, sino también en nuestras relaciones interprofesionales llevamos a cabo procesos de comunicación que deben ser efectivos para conseguir nuestros objetivos. La infinidad de idiomas que existen a nivel mundial actúan en muchas ocasiones de barreras para lograr aquello que queremos. Por esta razón, incorporar idiomas a nuestra experiencia profesional es un valor realmente importante del que debemos cerciorarnos.

Sin embargo, más allá del ámbito internacional, España cuenta con la dificultad añadida de contar con múltiples idiomas a nivel nacional. Además, del español se le añaden el catalán el euskera y el gallego. Esto, especialmente, con el catalán, dificulta la comprensión de las palabras que se escriben con B de aquellas que se escriben con V. Básicamente, así como en catalán muchas se escriben con V, en castellano esas mismas palabras se escriben con B, lo que lleva a la confusión.

¿Qué es la regla ortográfica de la B?

Por ello, es de gran importancia inculcar la regla teórica de la B para evitar dichas confusiones antes de pasar a ver algunos ejemplos prácticos para facilitar su comprensión. Es crucial para ganar dinero con un blog. Para empezar, debes saber que la mayoría de los infinitivos en español se escriben con B. Una de las reglas indica que si el sonido es similar al de -bir en su finalización irán siempre con dicho término. Obviamente, no debemos perder de vista las diferentes excepciones que podemos encontrar tales como hervir, servir o vivir. Más allá del sonido -bir, todos los verbos y sus formas verbales de beber, deber, caber, haber y saber también van escritas con B. Además, del sonido -bir, todas las palabras que terminen con -ba, -bas, -bamos, -bais, -ban también acuñarán el término B. Por tanto, es especialmente importante que memoricemos cada una de dichas terminaciones para poder actuar de forma ágil.

Otro de los verbos en el que debemos poner especial atención es ir. A priori, la mayoría se escribe con V en la mayoría de sus formas, especialmente en la del presente (yo voy, tú vas, él va…). Sin embargo, si nos vamos al pretérito imperfecto se escribe con B (yo iba, tú ibas, él iba…). De esta manera, en nuestras redacciones debemos ser especialmente cuidadosos cuando se trata de este término. Si nos escapamos un momento de los verbos, aquellas palabras que empiecen con el sonido bibl- también irán escritas con B. Biblioteca es el ejemplo más claro que podemos encontrar, y de hecho, todo lo relacionado con los libros como bibliografía también irá con B. En cuanto a adjetivos, deberemos ser muy cuidadosos a la hora de utilizar los sonidos  -bundo, -bunda, y -bilidad ya que todos los términos que finalicen con dicho sonido utilizarán el vocablo B.

Asimismo, también deberemos estar especialmente atentos en aquellas palabras cuyo sonido B vaya antes de consonante. Cuando ocurra dicha situación siempre se escribirán con B y, por tanto, no deberemos dudar cuando redactamos. Da igual la la categoría gramatical e incluye adjetivos como amable o verbos como obtener. Obviamente, no todas las palabras que vayan entre vocales se escriben con V. No debemos darlo por supuesto ya que, sin ir más lejos, la mayoría de infinitivos también se escriben con B. El verbo haber es uno de los ejemplos más claros que podemos encontrar actualmente. Los prefijos también sirven para fijarse ya que muchos de ellos también se escriben con B. Aquel prefijo que significa dos (como bi-) o algo positivo (bien- o ben-) también van con esta letra. Así bisexual sería un ejemplo a tener en cuenta, junto a benévolo como una muestra de la regla de otra categoría. 

Estas son las reglas principales para la B, pero para que lo sepas todo absolutamente y no cometas ningún tipo de error, te brindamos también la posibilidad de conocer las reglas principales de aquellas situaciones en los que no hay que usar la B sino la V. Es sabido que la confusión entre estas dos letras es uno de los principales grandes errores que llevamos a cabo los españoles. Por esta razón, volvemos a hacer hincapié en el verbo ir. Como hemos dicho anteriormente, pese a que el pretérito imperfecto se escribe con B, la mayoría del resto de sus formas verbales (incluyendo especialmente el presente y el imperativo con ejemplos como voy, vas, va o ve en el sentido de orden) lo hacen con V. La mayoría de adjetivos que acaban en vocal, también van en V, con las principales excepciones de árabe o sílaba, entre otros. Algunos ejemplos son octava o decisivo. Es importante tener esto en cuenta para evitar posibles errores que comprometan la calidad de nuestras redacciones.

Antes hemos dicho que entre consonantes, suele escribirse la B, también es necesario saber que después de D se escribe sin excepciones la V (advertencia o adversario, entre otros). Los prefijos  -viro, -vira, -ívoro e -ívora siempre se escribirán con B, a excepción de víbora. Esta especie de serpiente es la única excepción que se escribirá con B. Los verbos son una de las principales fuentes de problemas y que originan múltiples confusiones cuando hablamos de escribir si B o V. De hecho, un truco para saber aquellos que no se escriben con B es fijarse en su forma de infinitivo. Si no tienen ni V ni B en su terminación inicial, nunca se escribirán con B.

Beneficios de la regla ortográfica de la B

Con todo, existen múltiples beneficios que podemos encontrar al aplicar correctamente la regla ortográfica de la B, que van desde el ámbito rutinario hasta el más profesional. Los más destacados son:

  • Cultura general. Hablar y escribir correctamente debe ser una obligación cuando nos referimos a nuestra lengua materna especialmente. Por ello, exigir que se respeten y cumplan las reglas ortográficas debe ser primordial para el correcto desarrollo de la sociedad.
  • Problemas de comunicación. Términos como baca o vaca en un contexto pueden llevar a problemas de comunicación importantes que deben ser eliminados para evitar posibles problemas entre diferentes personas.
  • Oportunidades profesionales. Saber escribir y comunicar correctamente es esencial para poder optar a ocupar puestos laborales de diferentes compañías. Por tanto, no respetar la regla ortográfica de la B puede ser uno de los motivos que nos pueda llevar a ser rechazados en algunas pruebas laborales.
  • Carreras de filología. Obviamente, está relacionado con el mundo laboral pero las carreras de filología hispánica requieren que estas reglas ortográficas sean llevadas al dedillo. Por tanto, si no nos las sabemos perfectamente no podremos ni aplicarlas ni enseñarlas a otras personas.

En la lengua española existe lo que se conoce como el acento diacrítico, que sirve para diferenciar dos palabras que se escriben igual si ignoramos dicha tilde, pero que en realidad tienen significados completamente diferentes. Por tanto, sin este paracaídas que podemos considerar es especialmente importante respetar las reglas de la B y la V. Pongamos el ejemplo anterior de baca y vaca. Voy a pasear una vaca / Voy a pasear una baca. Sólo hay una letra de diferencia pero en la primera oración nos referimos a la vaca como el animal del que extraemos la leche, mientras que en la segunda lo hacemos de la parte superior de un coche donde cargamos equipaje. Sin duda, dos acepciones totalmente diferenciadas, e importantes de conocer para ganar dinero online.

Importancia de saber escribir bien la B y la V

La importancia de saber escribir correctamente la B y la V es primordial para evitar que sucedan numerosos errores léxicos que compliquen la comunicación a la hora que un emisor pueda enviar un mensaje a un receptor. Hemos visto anteriormente el ejemplo entre vaca y baca. Para poner más énfasis en estos términos vamos a poner otro muy sencillo, que incluye las palabras cabo y cavo. Primero de todo, una de ellas es un nombre mientras que otra es un verbo. Cuando decimos cabo podemos referirnos al rango militar que va antes de sargento y después de soldado, o incluso a un accidente geográfico relacionado con la tierra y la entrada al mar. En cambio, con cavo nos referimos a la primera persona del singular del presente de indicativo del verbo cavar. Por tanto, cuando decimos «El cavo me ha indicado retirarme» corremos el riesgo de producir un error de sintaxis que comprometa la comprensión de nuestro mensaje.

Por esta razón, debemos tener claras las principales reglas de la B, pero también de la V para no confundir términos ni posibles acepciones. Hay que tener especialmente atención a las formas verbales. Debemos guiarnos por su conjugación. Por ejemplo, todos los que sean de la primera conjugación, junto al verbo ir que es de la tercera, se escribirán con B en su forma del pretérito imperfecto. Sin duda, estos pequeños trucos y pistas nos ayudarán a conocer mejor la teoría y, por supuesto, a evitar menos errores que pongan en peligro la comprensión de nuestro mensaje, así como la consecución de nuestros objetivos.

Ejercicios para trabajar la regla de la B

Como parte final, sabemos la facilidad que tenemos para olvidarnos de todo aquellos que hemos trabajado previamente si no lo reforzamos con algún tipo de ejercicio que nos ayude a interiorizar los conocimientos. Por esta razón, ponemos a tu disposición diferentes tipos de ejercicios para que pongas en práctica todo lo aprendido hasta ahora.

  • ¿Cuál de las tres palabras que verás a continuación está mal escrita con B? Argumenta tu respuesta. Las palabras son: bufón, bisabuelo y bida.
  • Proporciona tres ejemplos de palabras acabadas con el sufijo -bir y otros tres con el sufijo -buir. Argumenta tu respuesta con la regla que has utilizado para completar dicha actividad.
  • Añade la B a aquellas palabras que la necesiten, y argumenta tu respuesta.

li_ros / _iólogo / _enir / retri_uir

Puede que argumentar cada una de tus respuestas te resulte pesado. Sin embargo, hay que tener claro que es una de las formas más claras que existen para comprobar si nos hemos aprendido la regla correctamente y, además de procesarla, hemos conseguido interiorizarla de manera que la podemos aplicar de forma práctica de una manera inmediata. La regla ortográfica de la B es una de las más complicadas que existen en lengua castellana, especialmente para todos aquellos que también son catalanoparlantes.

Como hemos dicho anteriormente, si comparamos la B y la V en catalán y castellano normalmente lo que se escribe con V en la lengua catalana, lo hace con B en la lengua española. En este sentido, conocer las normas en profundidad, además de fijarse mucho en los ejemplos para tirar de intuición se convierte en algo fundamental para entender correctamente el reglamento de la B en castellano.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.